Más de 575 trabajadores expuestos a peligros inminentes

Empresas Cerámicas Balgres incumple las normativas en Seguridad y Salud

Máquina sin caja de protección

Comida descompuesta

Falta de agua potable

Cajas deterioradas
y con polvo

Trabajadores sin dotación de uniformes

Jaime Rodríguez

German Palacios

Marisol García

falta de extintores

Funcionarios del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel), adscritos a la Dirección Estadal de Salud de los Trabajadores (Diresat) del estado Miranda, tras realizar una inspección general de las condiciones de seguridad y salud en las que se encuentran laborando los trabajadores y trabajadoras de la empresa Cerámicas Balgres C.A, ubicada en la carretera Ocumare – Yare, de la entidad mirandina, se percataron que en dicha compañía existen una serie de irregularidades en los puestos de trabajo, pues aseguraron que más de 575 trabajadores y trabajadoras se encuentran expuestos a peligros inminentes y condiciones insalubres.

Los inspectores dejaron constancia que en varias áreas los trabajadores y trabajadoras no cuentan con dispensadores de agua potable y no poseen vasos higiénicos desechables. Con relación a los servicios sanitarios para hombres y mujeres, estos se encuentran deteriorados, tampoco cuentan con papel higiénico y como reemplazo utilizan papel periódico, estas condiciones inadecuadas de saneamiento básico violan lo establecido en los artículos 59 numeral 07 de la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Lopcymat).

Los funcionarios, también se percataron que existen cables de alta tensión mal instalados, pues los trabajadores están expuestos a recibir una descarga eléctrica de más de 220 voltios, lo que se califica como un peligro inminente y una violación a los artículos 59 numeral 03, y 62 numerales 01,02,03 de la Lopcymat.

Riesgos inminentes a los que están expuestos los trabajadores

  1. No cuentan con extintores
  2. No tienen dotación de uniformes
  3. Existen áreas cerradas sin ventilación y no poseen dispositivos que permitan sin molestia para los trabajadores y trabajadoras, la entrada de aire puro y la evacuación de aire viciado.
  4. Fallas eléctricas en diversas áreas
  5. No tienen andamios para montar las cargas, en su defecto utilizan uno improvisado construido por los mismos trabajadores con madera.
  6. No tienen equipos de protección individual (arnet con su respectiva eslinga, cabo y línea de vida)
  7. No tienen equipos de protección respiratoria
  8. No tienen avisos y señales de seguridad
  9. Existen sustancias químicas sin ningún tipo de identificación
  10. Existen puestos de trabajo con sillas disergonómicas lo cual puede originar trastornos músculo- esqueléticos.
  11. En el área del comedor se constató la presencia de comida descompuesta.
  12. No cuentan con un servicio de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Hablan los trabajadores y Delegados de Prevención

Néstor Rodríguez, “necesitamos guantes, arnet, mascarillas, que fumiguen porque hemos conseguido hasta culebras en los depósitos. Nos obligan hacer las cosas sin protección, por ejemplo, limpiar cajas que tienen más de 10 años guardadas y que contienen gran cantidad de polvo. Muchos de nosotros tenemos erupciones en la piel”. Manifestó que trabajan bajo estas condiciones por la necesidad que tienen de mantener a la familia.

Miguel Calles, trabajador del área de deposito de productos terminados “yo un día me caí, porque me mandaron a subir unas cajas en un estante y tuve que cubrir mis gastos, porque no tenemos seguro, los jefes sólo me dieron 200 mil bolívares, el resto del tratamiento me lo pagó mi familia. Esto nos preocupa a todos los trabajadores”.

Juan Torres, trabajador del departamento de hornos y Delegado de Prevención, “aquí tenemos problemas con el polvillo y el calor. Yo hable con uno de los jefes y le plantee la necesidad de colocar un extractor y su respuesta fue que cada extractor cuesta 250 millones de bolívares. Entonces, le dije que la vida de uno no tiene precio y se me quedó callado. Al menos tienen que abrir una ventilación, porque nos estamos enfermando con el polvo”.

MIguel Calles
Néstor Rodríguez
Juan Torres

 

German Palacios, Delegado de Prevención, “las cavas tienen carnes descompuestas que muchas veces utilizan para preparar los almuerzos. Algunos productos están vencidos. Hay trabajadores que gozan del beneficio del cestatickets y no comen aquí, pero otros nos vemos obligados a utilizar el comedor”.

Marisol García, representante del Sindicato Unión de Trabajadores de Cerámicas Balgres (Utracebal), “aquí estamos trabajando con las uñas, no tenemos ningún tipo de seguridad, cuando le planteamos las necesidades a los jefes, éstos se hacen de oídos sordos”.

Por su parte, Jaime Rodríguez, Gerente de Higiene y Seguridad Laboral del Grupo Lamaletto (Ceramicas Balgres), aseguró que “tomaremos las acciones pertinentes para mejorar, reconozco que hay algunas fallas dentro de la empresa, pero muchas veces se debe a ciertas malas costumbres por parte del personal.

Con relación a la dotación de equipos de protección personal y uniforme, Rodríguez aseguró que esta en proceso de fabricación y que están a la espera de la culminación de los productos para su posterior entrega al personal”.

Es importante resaltar, que los ingenieros y técnicos de la Diresat Miranda, dejaron a los representantes legales de la empresa más de 69 ordenamientos que deben cumplir en un lapso no mayor a diez (10) días hábiles, ya que las condiciones en que se encuentran laborando los trabajadores y trabajadoras violan algunos artículos establecidos en la Lopcymat.

03/03/2008