Inpsasel inspeccionó sucursales de la red de supermercados en el estado Miranda

Central Madeirense incumple normas de seguridad y salud en el trabajo

eve_01 eve_01

Inspector de Diresat Miranda Fernando Pimentel

Inspector Harrys Guevara
de la Diresat Miranda

Luís Meza Delegado de Prevención Central Madeirense La Pirámide

José Mendoza Delegado
de Prevención Central Madeirense La Pirámide

Tomás Morales Delegado Sindical Sucursal Los Ruices

Trabajadores no utilizan escaleras para almacenar

Tomacorriente sin tapa
Espacios reducidos en área de cajas
Pasillos obstruidos

Distintas sucursales de la empresa Central Madeirense, C.A. incumplen con las medidas de seguridad y salud en el trabajo. Así los constataron funcionarios del Instituto de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel) adscritos a la Dirección Estadal de Salud de los Trabajadores (Diresat Miranda), luego de una serie de inspecciones donde pudieron observar las condiciones precarias de trabajo en la mencionada red de supermercados.

La sucursal de Central Madeirense La Pirámide, ubicada específicamente en la urbanización Prados del Este, fue inspeccionada por el funcionario Fernando Pimentel, perteneciente a la Diresat Miranda, acompañado por dos delegados de prevención y el subgerente, donde se percató de diversas fallas en los equipos de extinción de incendios, falta de señalización de seguridad en las distintas áreas, pasillos y corredores de emergencia bloqueados, además de condiciones insalubres como pisos y paredes sucias. Pimentel señaló que la sucursal incumple con los artículos 59 y 63 de la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Lopcymat), y el artículo 12 del Reglamento Parcial de mencionada Ley, que dicta las condiciones inseguras e insalubres que puedan afectar la salud física, mental y social de los trabajadores y trabajadoras.

En las áreas de frutería y carnicería, las máquinas empacadoras de alimentos carecen de mantenimiento y producen un calor constante que no puede ser controlado, exponiendo a quienes trabajan en esa actividad a riesgos de salud. Además no existe un Programa de Mantenimiento Preventivo a máquinas, equipos y herramientas de trabajo, así como un área de comedor con sistema de ventilación deteriorado y de difícil acceso, ya que la entrada es bloqueada por los vehículos que estacionan frente a ésta. Con respecto a las lámparas de emergencia, se encuentran dañadas en su mayoría, poniendo en riesgo a unos 67 trabajadores y trabajadoras aproximadamente en caso de fallar el suministro eléctrico.

Con respecto al área de caja, las trabajadoras “no cuentan con sillas ergonómicas, esto provoca malas posturas”, acota Pimentel, debido a que las cajeras deben movilizarse en un espacio reducido y las sillas no cuentan con los requisitos mínimos de seguridad, no se adecuan al puesto de trabajo, violando el artículo 60 de la Lopcymat. De igual forma, el espacio entre caja y caja es realmente pequeño, por lo que se ordenó realizar estudios ergonómicos en los puestos de trabajo.

Pimentel constató la existencia de un Programa de Higiene y Seguridad Industrial, pero fue realizado sin la participación de los trabajadores, además “no fue consultado con el Comité de Seguridad y Salud Laboral como lo establece el artículo 56, numeral 7 de la Lopcymat y el artículo 81 del Reglamento Parcial de la Ley”. Esto obliga al empleador a formar dicho programa estipulado en el artículo 82 del Reglamento Parcial de la Lopcymat.

Los Documentos referente a los Análisis de Puestos de Trabajo, Constancias de Exámenes Médicos Periódicos (pre y post vacacional), Programas de Instrucción, de Mantenimiento Preventivo de Máquinas, Equipos y Herramientas, y finalmente los de Capacitación del Personal, deberán ser presentados ante la Diresat Miranda por parte de la sede principal de Central Madeirense, C.A.

Máquinas de empaque sin mantenimiento

Condiciones precarias en áreas de trabajo

Sucursales con deficiencias comunes

No son menos los incumplimientos a las normas de seguridad y salud en el trabajo que se encontraron durante las inspecciones hechas a las sucursales de Central Madeirense Los Ruices y El Marqués; donde las vías de acceso en los depósitos se encuentran obstaculizadas y las columnas de productos enlatados y frascos de vidrios forman torres muy altas, pudiendo ocasionar accidentes laborales y lesiones graves a los trabajadores y trabajadoras. El inspector Harrys Guevara, perteneciente a la Diresat Miranda, acotó que “no se dota correctamente a los trabajadores con los equipos de protección personal”, y se encontró igualmente, “el espacio reducido donde las cajeras laboran con sillas disergonómicas”.

A pesar de que existen delegados de prevención en la sucursal de El Marqués, el Comité de Seguridad y Salud Laboral no está en funcionamiento, al igual que el Programa de Seguridad y Salud en el Trabajo. Los trabajadores no han recibido formación ni capacitación en materia de seguridad desde hace un par de años aproximadamente, y no hay registros de notificaciones de riesgo. “En esta sucursal (El Marqués), las condiciones de los extractores ubicados en las cavas de frutería está en total deterioro, al punto que han sido amarrados con cuerdas improvisadas (pabilo de saco)”, dijo Guevara, y en la cava de carnicería el techo presenta grasa y humedad, con peligro inminente de caerse. Además, las instalaciones eléctricas no están canalizadas, los cajetines no tienen puertas y carecen de señales de prevención.

Para cada una de las sucursales, los inspectores otorgaron ciertos plazos para corregir todas y cada una de las irregularidades que presentan los puestos de trabajo y las distintas áreas afectadas. Cabe destacar que la sede principal de Central Madeirense, ubicada en el sector Mariches, en Petare, también fue inspeccionada y debe presentar ante la Diresat Miranda, todos los documentos exigidos por parte de los inspectores en las actas respectivas. Igualmente, esta sede debe proveer a sus sucursales las señalizaciones, equipos y herramientas necesarias, además de planes concretos de seguridad, prevención y salud en el trabajo con la participación activa de trabajadores y trabajadoras junto a los delegados de prevención.

Área de extintores obstruidad y sin equipos contra incendios

Filtraciones en
área de Deposito

Sillas no aptas
para el trabajo

Sistema contra
incendios inservible
19/08/2008