Exigen dotar a trabajadores de sillas ergonómicas

EL INPSASEL INSPECCIONÓ A FÁBRICA “CALZADO ALPINO”

eve_01 eve_01

Inspector de Seguridad,
Luis Piñango

Inspector de seguridad,
Enio Mogollón

Delegada de Prevención, Karina Méndez

Delegado de Prevención, Ramón Santos

Salida de emergencia obstruida con objetos

Algunos trabajadores usan sandalias y podrían sufrir lesiones por agentes físicos
y químicos

Extintores no
cuentan con señalización

Trabajador vertiendo pegamento sobre materiales de cuero sin mascarilla

Se observaron
asientos improvisados
Inspectores advirtieron sobre
riesgos de lesiones músculo-esqueléticos
En área de corte de cuero
se constató que no hay uso de guantes

Funcionarios del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel), adscritos a la Dirección Estadal de Salud de los Trabajadores (Diresat-Capital y Vargas), realizaron un recorrido por las instalaciones de la fábrica “Calzado Alpino”, ubicada en la Zona Industrial de Macarao, para determinar las condiciones de seguridad y salud en el trabajo de las setenta y siete personas que laboran en dicha empresa.

La evaluación estuvo a cargo de los Inspectores en Seguridad y Salud en el Trabajo, Enio Mogollón y Luis Piñango, quienes acompañados por los Delegados de Prevención de los trabajadores, Karina Méndez, Ramón Santos y Omar Zambrano, y Jesús Guerrero y Wilmer Pérez en representación de los empleadores, tomaron nota de un conjunto de irregularidades sancionadas de acuerdo a la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Lopcymat).

Lámparas que no funcionan

Maquinaria en desuso
permanece en área de producción

El área de cortado de cuero, inicialmente, fue objeto de inspección y se constató que no existe señalización para identificar los extintores ni cajetines eléctricos; tampoco el cableado de las máquinas troqueladoras está debidamente empotrado lo cual, según advirtieron los inspectores, significa un riesgo de caída y una infracción al Artículo 59 de la Lopcymat.

Falta de lámparas que proporcionen adecuados niveles de luz artificial, maquinaria en desuso y cables cayendo del techo así como la salida de emergencia cerrada y algunas obstruidas con objetos fueron otras irregularidades determinadas.

Sin embargo, el mayor número de violaciones se hallaron en el Departamento de Producción y Costura, en donde los trabajadores y trabajadoras no hacen uso de las correspondientes medidas de protección tales como guantes, mascarillas, lentes ni botas de seguridad con punta de acero; por el contrario, algunos trabajadores usan sandalias exponiéndose de esta manera a sufrir lesiones por agentes físicos o químicos, según puntualizó el inspector Mogollón.

Trabajadores están expuestos
a condiciones disergonómicas

Trabajadoras sin sillas ergonómicas

PARTICIPAR EN PROGRAMA DE SEGURIDAD

En esta área de la fábrica, asimismo, se observó a trabajadores sentados sobre bancos de madera y metal que no contaban con espaldar ni asiento acolchado, de igual manera, sillas con patas deterioradas y algunas improvisadas con cajas metálicas. “En este departamento los trabajadores están expuestos a condiciones disergonómicas y esto les pudiese causar lesiones músculo-esqueléticas”, afirmó.

Los Inspectores en Seguridad y Salud en el Trabajo, de igual manera, observaron a dos trabajadores y una trabajadora vertiendo pegamento sobre materiales de cuero sin el uso de mascarilla ni guantes en violación del Artículo 59 de la Lopcymat. Al respecto, los funcionarios ordenaron la dotación de equipos de protección respiratoria.

El Delegado de Prevención, Ramón Santos, señaló que los trabajadores de “Calzado Alpino” se han organizado en un Comité de Seguridad y Salud Laboral con el propósito de mejorar las condiciones y medio ambiente de trabajo y exigir, tanto a la empresa como a sus compañeros de trabajo, el cumplimiento de las normas de seguridad.

“Nos gustaría participar en algún programa de formación para prevenir accidentes y saber algo más sobre la seguridad y prevención en el trabajo, queremos aprender para ayudar a nuestros compañeros”, dijo.

Por su parte, Karina Méndez, Delegada de Prevención, expresó: “A raíz de la conformación del Comité de Seguridad y Salud Laboral se han mejorado muchas cosas para los trabajadores, sin embargo, todavía no hemos participado en programas de prevención”.

Los Inspectores en Seguridad y Salud en el Trabajo, Enio Mogollón y Luis Piñango, asimismo, observaron que el manual de seguridad y salud en el trabajo está incompleto y no ha sido leído ni firmado por los trabajadores de la empresa en incumplimiento del Artículo 81 de la Lopcymat.

“Se constató que no está conformado el Servicio de Seguridad y Salud en el Trabajo, por lo tanto, se ordena su instalación. Tampoco la empresa lleva un registro de accidentes y enfermedades ocupacionales”, indicaron.

“Tampoco existe un programa de mantenimiento preventivo de las máquinas, equipos y herramientas”, agregaron.

Finalmente, los funcionarios indicaron a los representantes de la empresa “Calzado Alpino” corregir las observaciones realizadas durante la inspección y estableció un plazo de treinta días para dotar a los trabajadores, principalmente, de sillas ergonómicas y demás herramientas de trabajo.

Cableado de maquinaria sin empotrar

Sillas deterioradas en área de producción
12/08/2008