Son pocas las irregularidades resueltas

Inpsasel reinspeccionó las instalaciones de Schick de Venezuela.

eve_01

Dra. Haydeé Rebolledo

Sugey Benitez
Inspectora Diresat Miranda

Fernando Jimenez
Delegado de Prevención

Hochy Coste
Delegado de Prevención

::
Sillas sin soporte para los pies
Silla con espaldar dañado

El Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel) realizó a través de los funcionarios adscritos a la Dirección Estadal de Salud de los Trabajadores (Diresat) Miranda, una reinspección a la empresa Eveready de Venezuela, C.A., específicamente en la planta Schick, ubicada en la avenida intercomunal Guarenas – Guatire, con el objetivo de verificar si se habían cumplido o no, con los ordenamientos expuestos en la inspección realizada el pasado mes de abril.

Sugey Benítez, Inspectora en Seguridad y Salud en el Trabajo de la Diresat Miranda, pudo constatar que la empresa realizó un estudio ergonómico a una de las máquinas empaquetadoras, sin embargo dicho estudio no cumple con la frecuencia, tiempo y movimiento estipulado por el ordenamiento anterior, además los Delegados de Prevención acotaron que la máquina varía de velocidad y ritmo, generando un sobreesfuerzo físico en las trabajadoras, que ocasiona mareos y desmayos por lo repetitivo de la faena, incumpliendo con el artículo 60 de la Lopcymat.

Trabajadora recientemente operada de la mano
Postura inadecuada sin protección

Con respecto a la disminución de los movimientos laterales de las trabajadoras causados por la correcta colocación de los dispensadores de materia prima al frente del puesto de trabajo, pudieron percatarse que no ha sido cumplido el ordenamiento; sin embargo, los representantes de la empresa aseguran que el cambio se hizo, pero fueron las mismas trabajadoras quienes optaron por mantener los dispensadores a los lados y no al frente por “comodidad”, dicha situación sirvió para recordarles tanto a trabajadoras como a los representantes de Eveready de Venezuela que “no se trata de comodidad o confort en el puesto de trabajo, sino de seguridad y ergonomía”. Aunado a esto, las sillas para el trabajo no cuenta con ningún soporte para lo pies y las gomas de protección de las maquinas están vencidas por el uso continúo que se les da.

Otro problema sin solucionar, es el traslado de los trabajadores desde la empresa a sus hogares, sobre todo en horario nocturno y fines de semana, porque no hay transporte hacía Petare y Caucagua, siendo victimas de atracos y robos. Los Delegados de Prevención, aseguran que el problema ha sido discutido en el Comité de Seguridad y Salud Laboral, más no han logrado solución, mientras la empresa insiste que “es un problema directamente con la alcaldía”.

Servicio de Seguridad y Salud en la planta Schick

Por otra parte, el Servicio de Seguridad y Salud en el Trabajo y el Servicio Médico de la empresa fueron inspeccionados por la Dra. Haydeé Rebolledo, funcionaria de la Diresat Miranda, quien identificó los procesos peligrosos a la salud y detectó que ambos servicios no trabajan en conjunto, instando a que cumplan con lo establecido en los artículos 39 y 40 de la Lopcymat. Referente a las principales enfermedades ocupacionales, la doctora Rebolledo concluyó que las trabajadoras sufren de problemas en el área de la columna y cervical, además a nivel musculoesqueléticos.

Finalmente, Eveready de Venezuela, C.A. planta Schick, no ha implementado la inducción y actualización al personal en referencia a las notificaciones de riesgo, además no ha tomado las medidas necesarias para garantizar la presencia de los Delegados de Prevención en cada uno de los turnos, por lo que la inspectora Benítez señaló que “la mayoría de los ordenamientos no se han cumplido a cabalidad”, exponiendo aproximadamente a 229 trabajadores y trabajadoras de esta empresa a riesgos disergonómicos, lo que conlleva a realizar una propuesta de sanción una vez culminado el período de prórroga la próxima semana.

31/07/2008