Trabajadores son afectados por enfermedades auditivas y respiratorias

Inpsasel exigió a empresa “Grupo atento” minimizar riesgo laboral

eve_01 eve_01

Delegada Francis Barreto dijo que hay cosas que se deben mejorar

El delegado de prevención Johan Cárdenas dijo que no son óptimas las condiciones de trabajo

La inspectora Ramírez exigió solución a humedad de las alfombras

Durante el recorrido la inspectora Dolymar Ramírez observó fallas en sistema de ventilación

Cables sueltos caen
desde los techos

Cableado sin empotramiento

Puertas de vidrio en una sala de trabajo
El equipo inspector advirtió que mantenimiento preventivo no se está realizando
La médico ocupacional Haydee Rebolledo advirtió que mayor número de consultas son por enfermedades respiratorias

El Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel), a través de la Dirección Estadal de Salud de los Trabajadores-Miranda (Diresat), realizó una inspección a la sede del “Grupo Atento”, ubicada en La Urbina, Caracas, para evaluar las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras que conforman esta empresa.

Durante el recorrido a las instalaciones de “Atento” el equipo inspector de la Diresat, integrado por Dolymar Ramírez, Javier Quero y los médicos ocupacionales Haydee Rebolledo y Raquel Girón, detectó un conjunto de irregularidades que está afectando la salud y seguridad de las personas que laboran en esta empresa dedicada al ramo del telemarketing.

Se evaluó el Servicio de Salud y Seguridad en el trabajo, en específico, del sistema de vigilancia epidemiológica así como el cumplimiento de los exámenes audiométricos que, según destacó Ramírez, se deben realizar, periódicamente, a quienes usan los audífonos y micrófonos como herramientas diarias de trabajo.

Olor a humedad proveniente de las alfombras así como calor y poca ventilación en varias salas de llamadas fueron algunos de los principales problemas hallados. “El programa de mantenimiento preventivo de maquinaria y herramientas no se está implementando de forma eficiente”, indicó la funcionaria quien, seguidamente, exigió a la empresa su aplicación para minimizar los riesgos de enfermedades respiratorias.

Al respecto, explicó que el material de las alfombras concentra bacterias y ácaros que viajan por los ductos que proporcionan aire a los distintos ambientes laborales.

Se comprobó, de igual manera, que no ha sido corregida la presión que la empresa ejerce sobre los trabajadores con respecto a la jornada laboral, tal y como se determinó en la inspección realizada el año pasado. La misma todavía sobrepasa las siete horas y sólo permitiendo treinta minutos para almorzar y quince para ir a los sanitarios. Cuando estos tiempos se incumplen –señaló la funcionaria- los trabajadores son objeto de amonestaciones y multas.

En la reinspección también fueron apuntadas observaciones ergonómicas, especialmente las relacionadas con la postura que se debe adoptar con las sillas y lo cual fue atribuido por los inspectores de la Diresat-Miranda a una falta de capacitación de la empresa a sus trabajadores.

Otro aspecto que se observó fue la deficiencia de la iluminación en algunos salones, en violación del Artículo 59 de la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Lopcymat), destacó la funcionaria: “Hay mucho cableado que no está empotrado, otro que ha sido improvisado y algunos cables caen del techo”, afirmó.

Asimismo, señaló que se detectaron desniveles en los pisos de algunos “calls” o centros de llamadas y eso -apuntó- resulta un peligro para las trabajadoras que usan tacones, así como varias puertas de vidrio en una de las salas de trabajo.

La inspectora Dolymar Ramírez indicó que, de acuerdo a los resultados del operativo, la empresa “Atento” viola el Artículo 59, numeral 2, de la Lopcymat el cual establece que las maquinarias, equipos y herramientas deben adaptarse a las características de los trabajadores y trabajadoras bajo el cumplimiento de las normas de salud, higiene, seguridad y ergonomía.

De igual manera, destacó que tampoco se está cumpliendo con el Artículo 60 de dicha ley el cual estipula la obligatoriedad de la armonía ergonómica.

“Exigimos a la empresa eliminar las condiciones inseguras o minimizarlas, por ejemplo, en cuanto a la humedad de las alfombras y a la falta de ventilación en algunos calls, en caso contrario, evaluaremos el tipo de sanciones que se establecen en el Artículo 60 de la Lopcymat”, dijo.

Por su parte, el trabajador Johan Cárdenas, delegado de prevención e integrante del comité de Seguridad y Salud en “Atento”, participó en el operativo de inspección dirigido por Diresat-Miranda y señaló que no son totalmente óptimas las condiciones laborales en esa empresa.

“Esos problemas están relacionados con el espacio físico donde laboramos, tampoco las sillas son ergonómicas, ni contamos con un análisis de seguridad en el trabajo”, alertó.

Resaltó el delegado de prevención que los trabajadores cuentan con servicio médico pero el mismo es insuficiente frente a la cantidad de personas que allí laboran. “Muchas veces hay que esperar cuarenta minutos o hasta una hora en la enfermería”, dijo.

Los trabajadores y trabajadores –resaltó- no participan en mesas técnicas para debatir sobre la salud y seguridad laboral: “Esa es otra de las fallas aquí, no hay ningún tipo de formación en materia de seguridad. Sólo los ocho delegados nos encargamos de dar información de prevención a nuestros compañeros trabajadores”, manifestó.

De igual manera, fue consultada la opinión de la delegada de prevención, Francis Barreto, quien coincidió que los principales problemas que enfrentan los trabajadores están relacionados con el espacio físico. “No son óptimas las condiciones laborales, hay cosas que se deben mejorar para que los trabajadores se sientan seguros”, afirmó.

Asimismo, la médico ocupacional Haydee Rebolledo afirmó que la coordinación del servicio de medicina e higiene y el departamento de seguridad laboral de la empresa no trabajan en cooperación. Por lo tanto, el médico a cargo del servicio de enfermería –indicó- no está al tanto de los planes de salud y seguridad ni tampoco tiene conocimiento de los programas de vigilancia epidemiológica.

El mayor número de consultas médicas de los trabajadores en el servicio médico, según verificó la doctora Rebolledo, corresponde a enfermedades relacionadas con la audición y vías respiratorias.

“La empresa tiene que adecuarse a la ley y cumplir con lo estipulado en las funciones del servicio de seguridad y salud en el trabajo y debe comenzar a levantar programas de vigilancia epidemiológica, de accidentes y enfermedades ocupacionales. También deben incorporar a los trabajadores en estos elementos de seguridad y salud”, aseveró.

La inspectora de seguridad Dolymar Ramírez resaltó, finalmente, que algunos problemas de seguridad y salud laboral, que se advirtieron en el ordenamiento levantado durante la inspección de julio del año pasado, todavía persisten en algunos lugares de la empresa “Atento”.

14/07/2008