En cumplimiento con la Lopcymat

Fábrica de Cemento Lafarge ha mejorado condiciones de seguridad y salud en el trabajo

eve_01

María Lamón, Delegada de Prevención

José Toro, Delegado de Prevención

Planta Largafe

Área de laboratorio

Área de envasado

::
Douglas García , Inspector de Seguridad
y Salud en el Trabajo e Ibys Fernández, Médico Ocupacional
::

Mediante un operativo de inspección a la Fábrica Nacional de Cementos Lafarge, planta Ocumare, el Instituto Nacional de Prevención Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel), constató que la misma cumple con lo establecido en la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Lopcymat), pues garantiza condiciones de seguridad y salud laboral a sus trabajadores y trabajadoras, sin embargo existen detalles técnicos que deben ser corregidos para optimizar el entorno laboral.

La inspección estuvo a cargo de la Coordinadora de Inspecciones de la Dirección Estadal de Salud de los Trabajadores, (Diresat) del estado Miranda, Lucy Hernández y los Inspectores de Seguridad y Salud en el Trabajo, Ángel García, Douglas García y Javier Quero, quienes en compañía del equipo médico de la Diresat, Delegados y Delegadas de Prevención y representantes de la empresa realizaron un recorrido por las diferentes áreas de la fábrica que incluye, materia prima y molienda de cemento, molienda de crudos y hornos, ensacado y despacho y sala de control.

Lucy Hernández, manifestó que “en el proceso de inspección se constató que la empresa cumple con las notificaciones de riesgos, los análisis seguros de trabajo, mapas de riesgos, así como la realización de charlas de inducción para el nuevo ingreso de personal a la planta y la capacitación constante de los trabajadores y Delgados de Prevención”.

Ángle García y Javier Quero, Inspectores
de Seguridad y Salud en el Trabajo
Lucy Hernández, Coordinadora
de Inspecciones de la Diresat Miranda

Durante la inspección, se verificó que los trabajadores en el área de materia prima se les dificulta la visibilidad, por lo tanto se ordena a la empresa mejorar la iluminación artificial existente en cantidad y calidad suficiente, a fin de que los trabajadores realicen sus labores con mayor seguridad.

Por su parte, Douglas García destacó que “la empresa tiene efectivamente identificados, evaluados y controlados los riesgos inherentes a los procesos productivos, tales como ruido, polvo, altas temperaturas y ambientes confinado. Pudimos evidenciar que la empresa ha dotado a los trabajadores de los equipos de protección personal, además de ser de ser vigilantes en el uso correcto de los mismos”.

Entre otros de los ordenamientos impuestos por los funcionarios a la empresa, se ordenó colocar señalización de salida de emergencia en el área de ensacado, así como la realización de un estudio de puesto de trabajo al operador de la máquina flux, pues el trabajador se encuentra en contacto directo con cemento, pudiendo ocasionar riesgos de afecciones de la piel.

Por otra parte, se pudo observar el desgaste de las cintas antiresbalantes de las escaleras de acceso, tanto al laboratorio como a la sala de control, en este sentido se deberán colocar las cintas antiresbalantes correspondientes, a fin de proteger la vida de los trabajadores que por allí transitan.

En cuanto al Servicio de Seguridad y Salud en el Trabajo, se constató que el servicio médico de la empresa y la gerencia de seguridad trabajan desarticuladamente, por lo tanto se ordenó la constitución de un área de archivo de historias médicas, la capacitación del personal en materia de seguridad y salud ocupacional, creación de una brigada de emergencia, la elaboración e implementación de los programas de vigilancia epidemiológica a diferentes riesgos de exposición, entre otros.

María Lamón, Delegada de Prevención comentó que “mi gestión como Delegada ha sido fructífera pues he percibido la unión de los trabajadores y trabajadoras, contratistas y empleador en el mejoramiento de las condiciones de seguridad y salud en la empresa. El comité funciona como la Lopcymat y su reglamento lo establece, en ocasiones surgen puntos a tratar antes de la fecha y convocamos a una reunión especial”.

“La empresa asumió la responsabilidad de capacitarnos en materia de seguridad laboral, con talleres y charlas, pero como ningún conocimiento es pérdida, estamos interesados en formar parte de los procesos de formación que lleva adelante el Inpsasel”, así lo dio a conocer José Toro, Delegado de Prevención.

Los ordenamientos comprenden diferentes lapsos para su cumplimiento, que van desde la inmediatez del caso hasta treinta días hábiles, de acuerdo a lo que se solicitó, posteriormente se le hará el seguimiento a la empresa mediante una reinspección para verificar el cumplimiento.

30/05/2008