La clase obrera llevó al poder al líder chileno

Trabajadores del Inpsasel rinden homenaje a Salvador Allende

Durante el minuto de silencio

Aplausos y vítores fueron rendidos a Allende

Trabajadores y trabajadoras del Estado venezolano, promotores del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel), ciudadanos chilenos y revolucionarios rindieron un emotivo homenaje al presidente Salvador Allende a propósito del trigésimo quinto aniversario del golpe de Estado que lo derrocó.

El acto, convocado por la Escuela de Formación Integral Pedro Pascual Abarca (Efippa), se realizó frente a la efigie del líder histórico, erigida en la entrada principal de la Universidad Central de Venezuela, en donde tomó la palabra José Espinoza, promotor en seguridad y salud en el trabajo de la Diresat Miranda, quien resaltó la importancia de su figura para la clase obrera latinoamericana.

“En cada uno de sus discursos podemos encontrar un proyecto de vida basado en el socialismo. Hay que recordar que fue la clase obrera quien, realmente, lo llevó al poder; además él fue también un médico quien hablaba de la seguridad y la salud en el trabajo”, afirmó Espinoza.

Asimismo, Espinoza destacó la valentía que demostró aquel 11 de septiembre de 1973 cuando era bombardeado por fuerzas aliadas de Augusto Pinochet: “Cuando Allende habló por radio ese día le envió un mensaje a toda la clase obrera y eso ha marcado, verdaderamente, a los trabajadores. Así que hoy, nosotros los trabajadores, le entregamos unas palabras a Allende”.

El promotor en seguridad y salud en el trabajo, de igual manera, agregó: “Allende tenía una visión similar al Inpsasel en el sentido de que la salud tiene relación con el trabajo, él entendió que el trabajo y el ser humano construyen a las sociedades. Salvador Allende estuvo muy claro en eso. Hay que buscar los libros en los cuales él escribe sobre la clase trabajadora y sus misión histórica, es hora de retomar sus ideas tal y como está pasando actualmente en Venezuela”.

Iraciela Tovar, chilena con treinta y cinco años residenciada en Venezuela, afirmó: “Los chilenos no podremos jamás olvidar todo lo que vivimos, él fue como el padre que perdimos. No es fácil olvidar tanta represión y fascismo cuando sólo queríamos vivir en un país mejor. Las ideas de Allende están más vigentes que nunca, lo mataron pero su legado sigue vivo”, dijo.

Oswaldo Plaza, quien llegó a Venezuela días después del derrocamiento de Allende, expresó: “Él inició una labor en el siglo veinte que, ahora en el siglo veintiuno, ha sido retomada por otros hombres en Latinoamérica. Vemos que todos los sueños de Allende se están haciendo realidad en Venezuela con el presidente Hugo Chávez, y esto no lo frenará ni siquiera las intentonas golpistas. En Chile las heridas del año ’73 no se han cerrado todavía”.

Otros participantes durante el homenaje fueron José Gregorio Arellano, promotor en seguridad y salud en el trabajo de la Diresat Miranda, y José Rivero, miembro de la Unidad Revolucionario Comunal Bolivariana, quien leyó un poema titulado “Salvador Allende”.

Cabe destacar que los participantes le rindieron un minuto de silencio y un minuto de aplausos y vítores al presidente Salvador Allende.

Posteriormente, la actividad se trasladó a la sede central del Inpsasel, en el edificio Luz Garden, en donde se realizó un video conversatorio que permitió a los trabajadores y trabajadores reflexionar sobre las causas y consecuencias del derrocamiento del líder chileno.

Oswaldo Plaza afirmó que sueños de Allende son ahora una realidad

José Espinoza, promotor en seguridad y salud laboral de la Diresat Miranda

Iraciela Tovar, chilena con 35 años en Venezuela

Trabajadores recordaron 35 años de derrocamiento de Allende

Recuerdan palabras de Allende a los trabajadores
11/09/2008