Utilizan la ciencia para dar respuesta a la clase obrera

“Desde Pdvsa impulsamos la
ergonomía participativa con los trabajadores”

Novedosa aplicación ergonómica busca mejorar
el medio ambiente de trabajo y reducir los accidentes y enfermedades ocupacionales

 

Rafael González, médico ergónomo con doctorado
obtenido en la Universidad La Sorbona

Petróleos de Venezuela adelanta con éxito un programa piloto de ergonomía con participación activa de los trabajadores y trabajadores, Delegados de Prevención, ergónomos y personal especializado que labora en diferentes áreas de esa importante empresa estatal.

Se trata de un proyecto que recoge, en contacto directo con los obreros y trabajadores y trabajadoras, las experiencias, que a nivel ergonómico, enfrentan a diario de acuerdo a la actividad que realizan.

Su principal objetivo es mejorar el medio ambiente de trabajo y reducir, drásticamente, los accidentes y enfermedades ocupacionales. Los testimonios de los trabajadores dan cuenta de los primeros frutos de una novedosa aplicación de la ergonomía.

“La meta de esta metodología es que un trabajador, luego de obtener conocimientos básicos sobre ergonomía, se convierta en facilitador para sus compañeros y evalúe en su centro laboral tanto la organización así como, por ejemplo, el peso de las herramientas que deben manipular”, afirma el médico ergónomo Rafael González.

Este especialista está adscrito a la Gerencia Corporativa de Ambiente e Higiene Ocupacional y al Departamento de Procesos en Higiene y Ergonomía Ocupacional de Pdvsa.

“Desde Pdvsa hemos intentando impulsar este programa en colaboración conjunta con los Delegados de Prevención. Luego de la evaluación y haber determinado el diagnóstico de ese facilitador, y con ayuda de un registro audiovisual, entonces, se comienzan a atacar los problemas o prioridades que afectan a los trabajadores en su medio ambiente laboral”, explica.

Ciencia, Paciencia y Conciencia

Dicho esquema plantea –según especifica- la presentación a los trabajadores de un material audiovisual sobre formación básica en ergonomía. “Al ver este material se daban cuenta que muchos aspectos ergonómicos no se cumplen en sus centros de trabajo”, indica.

“Algunos trabajadores nos contaban que muchos aspectos que van en contra de los conceptos básicos de la ergonomía se hacían con la excusa de que ‘eso siempre se ha hecho así’. Frente a esto se debe crear conciencia social para que, de esta manera, se puedan realizar los cambios y con la participación de todos”, prosigue.

- ¿En qué área de Pdvsa fue aplicado ese proyecto piloto?
- Se realizó en el Complejo Refinador Paraguaná (estado Falcón). Actualmente, el proyecto se encuentra en fase de evaluación. Federico Engels dijo en una ocasión que el trabajo permite estructurar la vida de las personas y a las sociedades; sin embargo, hay que tener cuidado porque se deben respetar los principios básicos de la fisiología (ciencia que estudia las funciones de los seres orgánicos), los elementos cognitivos y físicos (percepción, memoria, aprendizaje, deducción, solución de problemas, planificación y formas de decisión) y la ergonomía.

- ¿Es posible aplicar en otros centros de trabajo ese esquema de evaluación para detectar cuáles son las fallas a nivel de ergonomía?
- Por supuesto, en cualquier centro de trabajo, desde una oficina, pasando por otras actividades como la pesca, agricultura y prestación de servicios como hospitales, entre otros. Estamos utilizando la ciencia para darles respuesta a los trabajadores en cuanto a las alteraciones músculo-esqueléticas.

Agrega el médico ergónomo que además de la ciencia también se deben considerar otros factores como la paciencia para entender la dinámica social y el proceso industrial. “Se debe tener, entonces, ciencia, paciencia y conciencia revolucionaria para transformar y mejorar las condiciones en los centros laborales de los trabajadores”, apunta.

FACTORES DE RIESGO

- ¿Se debe concientizar aún más a la clase obrera de la importancia de los factores de riesgo que enfrentan en sus centros de trabajo?
- Precisamente, en la formación profesional o técnica se debe explicar también cuáles son los factores de riesgo. Vale decir que el trabajo no es visto como una actividad preventiva y de realización de hombres y mujeres. Por ejemplo, cuando los trabajadores terminan de ver el material audiovisual se preguntan consternados por qué después de tantos años nadie les había dicho nada sobre eso. Por ende, deben recibir formación en sus centros laborales porque, en definitiva, es el empleador quien debe vigilar que las condiciones de trabajo sean adecuadas. Cuando una persona se siente bien en su trabajo suele ser más creativo y si hay contenido político, entonces, es más interesante.

- ¿Cuáles son las lesiones músculo-esqueléticas más frecuentes que padecen los trabajadores?
-  Son alteraciones que van desde el dolor, como evento precoz, hasta la discapacidad motora de la persona. Algunos profesionales de la salud suelen administrar analgésicos, sin embargo, los trabajadores continúan con el dolor hasta que se implanta la lesión. Algunas de esas lesiones son hernias discales, síndrome del túnel carpiano, epicondilitis, entre otros, producto de un ángulo postural que se adoptan en las articulaciones, de los movimientos repetitivos y la falta de descanso.

- Cuando hay presencia de factores de riesgo, aislados o biomecánicos, puede afectar a aquellos trabajadores que redoblan sus turnos. Son trabajadores que realizan esos turnos por imposición o porque reciben un beneficio salarial. Sin embargo, están doblemente expuestos a los factores de riesgo.

Factores de Riesgo

- ¿Se debe concientizar aún más a la clase obrera de la importancia de los factores de riesgo que enfrentan en sus centros de trabajo?
- Precisamente, en la formación profesional o técnica se debe explicar también cuáles son los factores de riesgo. Vale decir que el trabajo no es visto como una actividad preventiva y de realización de hombres y mujeres. Por ejemplo, cuando los trabajadores terminan de ver el material audiovisual se preguntan consternados por qué después de tantos años nadie les había dicho nada sobre eso. Por ende, deben recibir formación en sus centros laborales porque, en definitiva, es el empleador quien debe vigilar que las condiciones de trabajo sean adecuadas. Cuando una persona se siente bien en su trabajo suele ser más creativo y si hay contenido político, entonces, es más interesante.

- ¿Cuáles son las lesiones músculo-esqueléticas más frecuentes que padecen los trabajadores?
-  Son alteraciones que van desde el dolor, como evento precoz, hasta la discapacidad motora de la persona. Algunos profesionales de la salud suelen administrar analgésicos, sin embargo, los trabajadores continúan con el dolor hasta que se implanta la lesión. Algunas de esas lesiones son hernias discales, síndrome del túnel carpiano, epicondilitis, entre otros, producto de un ángulo postural que se adoptan en las articulaciones, de los movimientos repetitivos y la falta de descanso.

- Cuando hay presencia de factores de riesgo, aislados o biomecánicos, puede afectar a aquellos trabajadores que redoblan sus turnos. Son trabajadores que realizan esos turnos por imposición o porque reciben un beneficio salarial. Sin embargo, están doblemente expuestos a los factores de riesgo.

Deuda con los Trabajadores

Destaca que, asimismo, las instalaciones laborales deberían recibir mantenimiento correctivos y predictivos de acuerdo a los principios de la ergonomía porque –según subraya- muchas estructuras y herramientas se deterioran y pierden facilidad. “Aquellos trabajadores que realice la actividad, física o de calentamiento, en los Procesos Peligrosos provocan una deuda al lesionarse. Pero, en todo caso, no se debe llegar a la discapacidad”.

- Existen dos vertientes –destaca el doctor González- en la deuda que se tiene con el trabajador: aquellos que son excluidos de sus centros de trabajo producto de la lesión. Esta es una deuda, además, no sólo hacia él sino con su familia y con la historia. Pero, también hay otra deuda porque ya se conocen que esos Procesos Peligroso generan accidentes y enfermedades ocupacionales. Ya, al respecto, el Inpsasel, como organismo gestor de la seguridad y salud en el trabajo, lleva adelante el mecanismo de la activación de gestión en los centros laborales y el cual se consolida con el Comité de Seguridad y Salud Laboral. A través de esta figura los trabajadores pueden proponer medidas y soluciones a sus reclamos

El especialista aboga por la transformación
de los centros de trabajo

Aumentan trabajadores lesionados

“Las lesiones músculo-esqueléticas son alteraciones físicas sobre los músculos, tendones y articulaciones”

En 1998 el médico Rafael González realizó estudios, a través de la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho, en Quebec, Canadá, en donde se graduó con el título de ergónomo. Posteriormente, en el año 2004 y a través de la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho, obtuvo el doctorado en ergonomía y neurociencias del trabajo en la Universidad de la Sorbona, en Francia.

“Sigo en mi país por un compromiso político y académico. El número de personas que trabajan en esta área es muy restringido, tampoco existe formación en ninguna universidad pública”, afirma.

Al respecto, propone que el Inpsasel, en conjunto con instituciones académicas públicas como la Universidad Bolivariana de Venezuela, promueva carreras de pregrado y postgrado en las áreas de higiene, seguridad y ergonomía.

“El país ha contado con personalidades que han entregado su empeño al tema de la salud ocupacional, higiene y ergonomía. Habría que recordar, por ejemplo, a Emigdio Cañizáles Guédez, Oscar Feo, Erick Omaña, Pedro Pascual Abarca, todos ellos relacionados con la Lopcymat y el lanzamiento del Inpsasel”, señala.

La ergonomía, en su opinión, ha cobrado especial interés en la clase obrera y el Estado venezolano debido al creciente número de trabajadores afectados por lesiones de diferente tipo. “Si preguntáramos en un salón lleno de personas quiénes sufren de dolores de espalda, brazos, piernas, muñecas, lo más seguro es que la mitad levantaría la mano”, destaca.

- Las lesiones músculo-esqueléticas son alteraciones físicas, precisamente, sobre los músculos, tendones y articulaciones. Estas son producto de los Procesos Peligrosos a los que se exponen los trabajadores y a otros factores tales como las posturas ángulos posturales y el levantamiento de cargas, destaca.

 



eslogan