Gobierno Bolivariano
Gobierno Bolivariano
 

Revolucionarios de Yumare
soñaron con la Patria socialista

:: :

Prensa Inpsasel (08.05.14) En la madrugada del 8 de mayo de 1986, en el sector La Vaca, Yaracuy, fueron asesinados nueve valientes hombres y mujeres revolucionarios alzados contra la opresión del puntofijismo y soñaron con la Patria socialista.

El crimen, perpetrado por agentes de la extinta Disip -dirigida por Henry López Sisco y durante el gobierno de Jaime Lusinchi-, ha sido conocido desde entonces como la masacre de Yumare.

Ese día, hace veintiocho años, fallecieron Dilia Antonia Rojas (43 años de edad), Nelson Castellanos Díaz (31), Ronald Morao Salgado (30), José Rosendo Silva (26), Simón Romero Madrid (25), Luis Rafael Guzmán, (42) y Rafael Quevedo Infante (27).

Todos eran militantes revolucionarios, trabajadores dedicados a sus comunidades, dirigentes sindicales, obreros, poetas y cantores no solo de Yaracuy sino de Carabobo y Caracas.

Asimismo, integraban el movimiento “Corriente Histórica Social” cuyas fuentes política e ideológica se inspiraban en el pensamiento del Libertador Simón Bolívar y el general Ezequiel Zamora.

De acuerdo al testimonio de Luis Machado, uno de los sobrevivientes, dos años antes del asesinato de sus camaradas dicha organización social había sido infiltrada por agentes encubiertos de la Disip. El objetivo del gobierno era determinar los lugares de las reuniones y así preparar el escenario para el ataque.

Las investigaciones precisaron que tales infiltrados eran miembros de Bandera Roja que colaboraban con el organismo policial. “En Yumare no hubo enfrentamiento, nuestros compañeros fueron detenidos, torturados y después asesinados”, asegura Machado.

“Los primeros años después de la masacre mi familia fue acosada. Mi casa fue allanada, al igual que la de mi hermano, uno debía estar escondido y no podía trabajar. Fueron años de sufrimiento”, recuerda Edmundo Romero Madrid, hermano de Simón José Romero Madrid, una de las víctimas.

“A mi hermano le encontraron en el pómulo un proyectil que penetró en la parte posterior del cráneo. También tenía los dedos cercenados lo cual evidencia que no hubo enfrentamiento. Presumimos que se los quitaron durante la tortura porque él era músico y tocaba la guitarra”, prosigue Romero.

Cuatro años antes de Yumare se cometió la masacre de Cantaura y en la cual –según se concluyó- también fue planificada y ejecutada por López Sisco. El gobierno de Lusinchi ha sido acusado de ser responsable de persecuciones, desapariciones forzadas, masacres y asesinatos por razones políticas.

Luego de veinticinco años de impunidad, en el 2011, fueron condenados a trece años de prisión el general retirado del Ejército, Alexis Sánchez Paz, quien admitió su participación y responsabilidad en la masacre. También fueron acusados los exfuncionarios Oswaldo Ramos, Eugenio Creassola, Freddy Grangger, William Prado, Raúl Fernández, Adán Quero y Hernán Vega. En junio de 2009, se acusó al comisario jubilado de la Disip, Henry Rafael López, Sisco, y se iniciaron los procesos para su extradición desde Costa Rica.

(Richard Becerra)


08/05/2014