Gobierno Bolivariano
Gobierno Bolivariano

Trabajadores y la comunidad realizaron conversatorio con participación del actor y cultor Antonio Machuca

::Los Olvidados lleva más de seiscientas funciones en todo el territorio nacional
::La presentación teatral generó preguntas y reflexiones entre los asistentes
::Hilda Canelón, Delegada de Prevención, destacó importancia de los espacios de participación
::Rubén Castillo, servidor público, dijo que la obra invita a despertar la conciencia adormecida
::La pieza fue escrita e interpretada por Antonio Machuca en homenaje al gigante Chávez

Prensa Inpsasel (02.05.14) Los trabajadores, servidores públicos y comunidad de la Candelaria, en Caracas, conmemoraron el Día Mundial de la Seguridad y Salud Laboral con la realización de un conversatorio donde se analizó el reto de la clase obrera en la transformación revolucionaria de la sociedad.

Durante la actividad, realizada el 30 de abril en la sede principal del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel), los asistentes tuvieron la oportunidad de disfrutar del monólogo “Los Olvidados”, escrito e interpretado por el reconocido actor y cultor Antonio Machuca.

Esta obra tiene más de seiscientas funciones en teatros y plazas de casi todo el territorio nacional y su objetivo fundamental –según explicó Machuca- es fomentar en el pueblo la participación y elevar la conciencia revolucionaria en todos los estratos sociales de la población.
 

“La pieza invita a las personas a reflexionar, a comprender la trascendencia del proceso social y político que vivimos hoy. Hace catorce años comenzó la Revolución Bolivariana y muchos todavía no se han dado cuenta”, afirmó.

Agregó que escribió la obra en homenaje al Gigante Eterno, a quien recordó como su gran amigo e inspiró la creación del personaje de la obra. “Chávez fue el hombre que desempolvó nuestra historia libertaria –la cual, por cierto, la tenían escondida-, la renovó y puso en manos del pueblo. Porque Chávez sabía que las revoluciones no se hacen solas sino con el pueblo”, puntualizó.

“El monólogo plasma el sentir y luchas del pueblo venezolano. Me transmitió mucho y me hizo comprender de que todos debemos incorporarnos a impulsar de manera colectiva los cambios revolucionarios que necesita el país”, aseveró Alba Bolívar, gerente de Articulación y Enlace con el Poder Popular del Inpsasel.

Hilda Canelón, Delegada de Prevención, destacó la importancia de fortalecer los espacios de participación porque eleva la conciencia revolucionaria. “La obra de Machuca está llena de mucha sensibilidad, mueve la espiritualidad y demuestra el rol de un pueblo que fue oprimido durante la IV República y luego fue reivindicado por el gigante Hugo Chávez”, agregó.

El servidor público, Rubén Castillo, dijo que la obra es un llamado a despertar la conciencia adormecida. “La obra teatral me motivó a hacerme preguntas acerca de mi contribución a la Revolución Bolivariana. Sin duda, es una obra que llega profundo”, indicó.

Asimismo, los trabajadores y la comunidad brindaron aplausos a la memoria del presidente del Concejo Municipal del Municipio Libertador, Eliézer Otaiza, a quien recordaron como gran luchador social y revolucionario incansable. De igual manera, los asistentes celebraron el nuevo incremento de salarios y pensiones decretado por el Presidente de la República, Nicolás Maduro, el pasado 29 de abril.

(Richard Becerra)

02/05/2014