Gobierno Bolivariano
Gobierno Bolivariano
Inpsasel recuerda a pioneras de la salud ocupacional

María Alejandra Bolívar y Olga Montilla:
Lucha, amor y pasión por la clase obrera

::  Trabajadores y trabajadoras del Inpsasel ratifican su compromiso con la clase trabajadora
::Luchadora incanzable

Prensa Inpsasel (29.08.13). Este 26 de agosto, se cumplen 6 años de la partida de María Alejandra Bolívar y Olga Montilla, fundadoras del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel), organismo que hoy les rinde tributo por su constancia y compromiso con la clase obrera. Estas insignes luchadoras fallecen el mismo día, pero en circunstancias y lugares distintos. En Venezuela, ambas son pioneras en materia de salud y seguridad en el trabajo.

Bolívar, nace el 11 de noviembre de 1957, en Caracas, en el seno de una familia de luchadores, de la cual aprehende el compromiso revolucionario. Cursa bachillerato en el liceo Andrés Bello, donde despunta como líder estudiantil de gran capacidad oratoria. En la Universidad Central de Venezuela, se titula como Comunicadora Social y es una de las primeras periodistas que cultiva la fuente y el tema de la salud laboral.

Miguel, uno de los tres hermanos de María Alejandra, y actual trabajador de Inpsasel en el área de transporte, recuerda que en un principio los bienes del instituto cabían en sólo tres cajas. “Ella me pidió el favor de que la ayudara a trasladar las cosas desde la primera oficina del Inpsasel, a lo que hoy en día es la Sede Principal. Yo llevaba una caja, el médico ocupacional, Francisco González, otra; y María, la tercera. Nos dieron un rinconcito en el piso cuatro, ahí fue donde nació el Inpsasel”. Miguel cuenta que su hermana, desde un principio, quería que la institución sirviese a los trabajadores y trabajadoras del país y que apuntalase las luchas diarias por la prevención, salud y seguridad en el trabajo. Su sueño, enfatiza Miguel, era construir el Inpsasel, junto al proletariado.

El 15 de octubre de 2002, María Alejandra se convierte en la primera mujer en ingresar a la familia del Inpsasel, por lo que muchos la consideran la madre del Inpsasel, y sinónimo de la salud y seguridad laboral en Venezuela. Yurileybis Maraima, dice que hacía todo lo posible por mantener al grupo unido como una familia. “Una vez imitó mis gestos y mi voz. Ella no olvidaba ningún detalle. Podía pasar horas y horas compartiendo a su lado y no me cansaba de escucharla y aprender. Creo que por esas cosas nadie en Inpsasel la podrá olvidar”.

Michael Machado, resalta su capacidad de decisión e inclusión. “Nunca olvidaba felicitar y animar al grupo luego de concluir un buen trabajo. El amor y la pasión que tenía por el Inpsasel era inigualable, cuestión que transmitía a diario. Deseaba que quisiéramos a este instituto como ella. Esa fue su mayor herencia”.

OLGA MONTILLA: “SOLDADA” DE LA SALUD OCUPACIONAL

Olga Montilla, también es de las pioneras y fundadoras de la Direccción Estadal de Salud de los trabajadores (Diresat), en Carabobo, la cual abre sus puertas a en marzo de 2003. Olga se hacía llamar “Soldado”. Uno de sus objetivos, era ver al Inpsasel fortalecido y que sus integrantes siguieran la misión de luchar por la vida y la salud de la clase trabajadora.

Sus compañeros la describen como una mujer sensible ante las necesidades de las trabajadoras y trabajadores enfermos. Dos de los casos que se adueñaron de su tiempo fueron la intoxicación masiva de los trabajadores del hospital del Seguro Social de La Ovallera, en el estado Aragua, y los 228 contaminados con mercurio de la antigua planta de cloro soda de la Petroquímica de Venezuela, (Pequiven).

Rosa Castillo, evoca que Olga lloraba ante la situación de los trabajadores afectados con enfermedades ocupacionales. “Ella de verdad sentía el dolor de las trabajadoras incapacitadas, de los trabajadores enfermos a causa de condiciones no seguras en el trabajo. Esa era una cualidad única. Sentía la verdadera necesidad”.

Oswaldo Sánchez, la describe como una mujer trabajadora y persistente. “No aceptaba un no como respuesta cuando tenía que resolver algún caso de enfermedad o accidente en el trabajo. Decía que todo en esta vida tiene solución”.

Hoy, a seis años de su siembra, los  hombres y mujeres del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales, reconocen el legado y el amor de María Alejandra Bolívar y Olga Montilla. Para muchos, ambas siguen vivas en cada una de los rincones del Inpsasel y en todas las Diresat de Venezuela.

(Daniela Falcón)

::Olga Montilla, pionera de la salud y la seguridad en el trabajo y sensible ante la necesidad de los trabajadores.
::Siempre luchando por los derechos de los trabajadores
::Su legado aún sigue vivo

29/08/2013