Gobierno Bolivariano
Gobierno Bolivariano
FORO. Venezuela avanza en materia de seguridad y justicia social

El Gobierno bolivariano consolida
los derechos y conquistas de la clase trabajadora

::  La LOTTT debe consolidarse como un derecho y en la conciencia de cada persona, indicó el Viceministro Colmenares durante su ponencia
:: Presidente del Inpsasel, Profesor Nestor Ovalles
:: Elio Colmenares,
Viceministro del Trabajo
:: Los trabajadores y trabajadoras del Instituto participaron durante el foro

“Hemos construido y fortalecido derechos laborales que están desapareciendo en el mundo”, afirmó el Viceministro del Trabajo, Elio Colmenares

Prensa Inpsasel (30.08.12) Mientras en el mundo la crisis del capitalismo actualmente elimina y desconoce los derechos fundamentales de la clase trabajadora, en Venezuela la Revolución Bolivariana promueve la consolidación de las conquistas históricas laborales a través de la promulgación de la Ley Orgánica del Trabajo de los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT).

Así lo afirmó el viceministro del Trabajo, Elio Colmenares, quien ofreció una ponencia sobre este tema durante un foro que convocó la participación del presidente del Inpsasel y viceministro de Seguridad Social, Profesor Néstor Ovalles y los trabajadores y las trabajadoras del Instituto.

Inicialmente, Colmenares realizó un recorrido por la historia laboral del país, destacando que hasta el año 1936 no existían en el país leyes que protegieran a la clase trabajadora venezolana. “Hasta entonces, las relaciones entre los obreros y los patronos se regían a través del Código Civil y contratos civiles que establecían el pago de salario”, explicó.

La economía de Venezuela, todavía rural, fue impactada una vez que comienza la explotación petrolera lo cual aceleró la organización de los trabajadores, precisó.

Derechos retrocedieron con el puntofijismo

“La huelga de los trabajadores petroleros en el año 1936 dio nacimiento a la primera Ley del Trabajo, la cual tuvo mucha influencia de los acontecimientos internacionales, tales como la guerra civil española, el proceso de migración de los trabajadores mexicanos, entre otros. Fue una Ley que se modificó diez veces hasta los años 90”, continuó.

Indicó que durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, la actividad petrolera tuvo una gran bonanza transformándose en un factor de desarrolló que incidió, principalmente, en la industria de la construcción. “Al caer Pérez Jiménez, el movimiento sindical floreció bajo una influencia muy importante de la izquierda europea”, comentó.

Seguidamente, continuó explicando Colmenares, el Pacto de Punto Fijo estableció el modelo obrero yanqui que significó la exclusión de la izquierda del movimiento sindical. Comienzan entonces a tomar fuerza nuevas modalidades laborales del capitalismo tales como la maquila y la tercerización, las cuales han sido combatidas por el Gobierno Bolivariano del Presidente Hugo Chávez, añadió.

“Debemos recordar que la reforma laboral promovida por Rafael Caldera, sólo fue un compendio de otras leyes, hizo retroceder la progresividad de los derechos de los trabajadores. Por ejemplo, se eliminó la retroactividad de las prestaciones sociales y en su segundo período de gobierno, hasta se intentó liquidar el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales”, prosiguió.

La LOTTT avanza y protege a la clase trabajadora

Colmenares recalcó que, haciendo justicia social con la clase trabajadora venezolana, la Revolución Bolivariana promovió la construcción colectiva de la nueva LOTTT, para garantizar todos los derechos y conquistas.

“Se agregaron importantes dictámenes tales como la seguridad social, la estabilidad laboral, el ajuste anual del salario mínimo -precisamente cuando en el mundo se está eliminando el salario mínimo-, eliminación de la tercerización (cuando en el mundo florece la tercerización) y la reducción de la jornada laboral”, dijo.

“Hemos construido y fortalecido derechos laborales que están desapareciendo en el mundo. La LOTTT es una ley que a todos nos corresponde defender frente a una cultura de desregularización de las relaciones laborales que ha venido imponiendo el capitalismo y han aplicado los patronos y los sindicatos”, afirmó.

El Viceministro del Trabajo enfatizó que la Ley venezolana garantiza y regulariza los derechos laborales, aunque precisa que ésta aún “no es una batalla ganada porque debe consolidarse como derecho en la conciencia de cada persona”. Es decir, que es imprescindible que se comprenda cuáles son los objetivos y que lo más importante es la formación permanente y colectiva de los trabajadores.

“La LOTTT es un instrumento de transición al socialismo, que tiene componentes de la sociedad que queremos construir, que avanza y protege derechos laborales mientras el mundo retrocede. Asimismo, crea condiciones para colocar el trabajo sobre el capital”, concluyó.

(Richard Becerra)


30/08/2012