Gobierno Bolivariano
Gobierno Bolivariano
logo inpsasel
HOMENAJE. Su legado y ejemplo siguen vivos en la lucha obrerista

Diresat Capital y Vargas llevará el nombre
de la insigne luchadora María Alejandra Bolívar

:: Honor y gloria a la luchadora social y revolucionaria, María Alejandra Bolívar
:: Impulsó la formación de una conciencia capaz de transformar las condiciones laborales
:: La Directora General María Elena Sanabria criticó el modo de producción capitalista

(Prensa Inpsasel 05.09.2011) En reconocimiento a la insigne luchadora social, María Alejandra Bolívar, quien entregó su vida a dignificar a la clase obrera, en pro de la salud y la seguridad laborales en nuestro país, se realizó un encuentro entre autoridades del Inpsasel, distintos colectivos de trabajadores y de Delegados de Prevención para conmemorar su lucha y legado, otorgándole a la Dirección Estadal de Salud de los Trabajadores (Diresat) Capital y Vargas, ubicada en el Paraíso, el nombre de esta importante mujer en memoria de su constancia, ética y compromiso con la clase trabajadora venezolana.

En este sentido, en el marco del compromiso revolucionario del Inpsasel, como institución que forma parte del Gobierno Bolivariano del Presidente Chávez, se llevó a cabo este acto como iniciativa de la actual gestión que preside el profesor Néstor Ovalles, decretando la colocación del nombre de María Alejandra Bolívar a la Diresat Capital y Vargas. Es un homenaje a esta visionaria y revolucionaria mujer, que no descansó en vida, tanto en su carrera profesional como en su labor de forjadora de un nuevo modelo garante de la salud y la seguridad de los trabajadores y trabajadoras en los centros laborales. Dicho encuentro fue amenizado por la Coral del Inpsasel, que deleitó a los presentes con varias de sus interpretaciones de la música venezolana.

En esta actividad estuvieron presentes la Directora General del Inpsasel, María Elena Sanabria; el Director de la Diresat Capital y Vargas, Luis Cedeño; así como representantes del Colectivo de Trabajadores María Alejandra Bolívar; representantes del Colectivo de Trabajadores Argelia Laya; Delegados de Prevención de distintas empresas, así como facilitadores,  amigos y allegados de María Alejandra Bolívar, quienes compartieron con ella desde la juventud en las distintas luchas obreristas desarrolladas a lo largo de su vida.

A unos años de la muerte física de esta importante mujer, debemos recordar algunos hechos de su vida para comprender la significación que tuvo su visión sobre el papel protagónico de los trabajadores y trabajadoras, así como su ejemplo y voluntad por la formación  de una conciencia capaz de transformar las condiciones laborales de nuestro país.

María Alejandra Bolívar fue dirigente estudiantil, durante su educación media en el Liceo Andrés Bello, en Caracas, y militante del Partido Socialista de los Trabajadores (PST). Estudió en la Universidad Central de Venezuela (UCV), donde se convirtió en la primera periodista en realizar el Post Grado de Salud Ocupacional de la Facultad de Medicina, desarrollando el proyecto “Comunicación en Salud”.

Más tarde, al calor de la Revolución Bolivariana, asume el reto de crear una Dirección de Comunicación con el agregado de Educación en el Inpsasel, formando promotores de comunicación y educación, como elemento novedoso, abriendo la puerta para la formación de la salud y la vida, la prevención de los accidentes de trabajo y las enfermedades de origen ocupacional.

En relación al papel que debe afrontar la institución junto al movimiento obrerista en la construcción del socialismo del siglo XXI, la Directora General del Inpsasel, María Elena Sanabria, indicó que “en el marco de este homenaje a la memoria de María Alejandra Bolívar, el Instituto pone a la orden de la clase trabajadora su compromiso científico – técnico, pero, además con una visión profundamente política para entender que es el modo de producción capitalista, esa relación capital trabajo, la que enferma, la que asesina a los trabajadores y a las trabajadoras; y el rol del Inpsasel es construir el socialismo al lado de la clase trabajadora”.

Asimismo, la Directora Sanabria manifestó sentirse conmovida y  aseguró que “en el Inpsasel hay una gran reserva moral, constituida por sus trabajadores y trabajadoras, Delegados y Delegadas de Prevención, quienes han entendido ese extraordinario y hermoso legado de María Alejandra. No es en vano que, en el día de hoy, el Presidente del Instituto haya decidido honrar su memoria dándole el nombre de María Alejandra Bolívar a nuestra sede regional Capital y Vargas”.                           

Por su parte, el Director de dicha Diresat, Luis Cedeño, en su intervención, llamó a incorporarse al compromiso por la transformación del Instituto y a asumir la participación en el proceso de unidad, “para poder cerrar el próximo año 2012 con el mayor de los éxitos en la batalla electoral”. 

En este encuentro en la Diresat capitalina, dentro de las intervenciones previstas, la Delegada de Prevención, Liliana Arévalo, hizo una reflexión sobre el papel que deben asumir los trabajadores y trabajadoras en los distintos ámbitos, al igual que hizo un llamado a todos los que laboran en el Instituto, a esforzarse mucho más en sus puestos de trabajo, a esmerarse, a seguir el ejemplo de María Alejandra Bolívar: “mujer que soñó con una realidad distinta para los trabajadores y trabajadoras, que logró materializar dichos sueños en función de la dignidad de la clase obrera”. Además,  Arevalo recordó sus experiencias junto a María Alejandra, en su proceso de formación como Delegada de Prevención y aseveró: “María Alejandra Bolívar dejó una semilla de lucha en cada uno de nosotros”.

José Gregorio Espinoza (Cheo), facilitador de la Diresat Miranda, conoció a María Alejandra Bolívar durante los años 60, cuando ella era dirigente estudiantil y ambos compartieron estas luchas. “María nos dejó algo especial, la conformación de una cultura de prevención, en la que tienen y deben participar tres sectores importantes: el empleador, como responsable de tantos factores de riesgos en los centros de trabajo; los trabajadores y trabajadoras, que son las víctimas de los accidentes y enfermedades ocupacionales, y el Estado como ente rector”, acotó.

Jesús León, Delegado de Prevención de la empresa Domínguez y Compañía, planta ubicada en Los Teques y representante del Colectivo María Alejandra Bolívar, en los Altos Mirandinos, nos comentó que “a pesar de todos los inconvenientes de la lucha obrera, hemos tenido el valor de estar en nuestros centros de trabajo organizando a nuestros compañeros y compañeras, concientizando a los patronos de que la salud y la seguridad de los trabajadores y trabajadoras se respeta”, aseveró.

Amigos y allegados de María Alejandra Bolívar, presentes en la actividad, dieron a conocer al público la admiración y el profundo afecto que guardan por la homenajeada. El Colectivo de Trabajadores de los Altos Mirandinos, que lleva su nombre, hizo entrega de una placa a la Diresat, en honor a María Alejandra.

El emotivo encuentro cerró con las canciones “Caramba”, “Gaita Margariteña”, “La Reina” y “Amalia Rosa”, piezas del folklore venezolano interpretadas por la Coral del Inpsasel, en memoria a esta extraordinaria mujer, por su esfuerzo y sacrificio en función de la promoción de una cultura de conciencia colectiva, preventiva, socialista y de justicia social en la lucha por la salud y la vida de la clase trabajadora venezolana.

(Miguel Arguinzones)

:: El Director Luis Cedeño llamó a la clase obrera a trabajar en pro de la victoria electoral de 2012
:: José León “Estamos organizados en los centros de trabajo en coordinación con el Instituto”
:: José Gregorio Espinoza: "María fue socialista de convicción"
:: Representantes de distintos colectivos de trabajadores presentes en el homenaje
:: Liliana Arevalo “María Alejandra Bolívar dejó una semilla de lucha en cada uno de nosotros”
:: Piezas del folklore venezolano fueron interpretadas por la Coral del Inpsasel

05/09/2011