Gobierno Bolivariano
Gobierno Bolivariano
ANÁLISIS. Investigadora mexicana dictó conferencia para la clase trabajadora

El capitalismo agrava la migración laboral

Se evaluò el tema desde la óptica marxista Se evaluò el tema desde la óptica marxista
Se abordaron causas y consecuencias de la migración laboral Se abordaron causas y consecuencias de la migración laboral

La movilización de millones de trabajadores y trabajadoras hacia fronteras internacionales afecta al núcleo familiar, afirmó Ana Alicia Peña, investigadora mexicana quien dictó una conferencia a los trabajadores y trabajadoras del Inpsasel

Prensa Inpsasel (25.02.11) En América Latina, el desplazamiento de ciudadanos a través de las fronteras internacionales ha adoptado en los últimos años complejas modalidades.

Así lo aseveró Ana Alicia Peña, investigadora mexicana en una conferencia que tuvo lugar en el Inpsasel, dirigida a los trabajadores y trabajadoras de la institución.

Estos movimientos poblacionales, cuyo propósito es la búsqueda de residencia y mejoría socio-económica, se presentan en regiones donde existen altos niveles de inestabilidad económica, laboral, de vivienda y salud, sin embargo, el fenómeno de la globalización ha sido el principal factor dentro de la ecuación que definen las migraciones laborales.

Según Ana Alicia Peña, investigadora de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), actualmente, “la movilización de millones de trabajadores y trabajadoras hacia fronteras internacionales, principalmente hacia los Estados Unidos, ha adquirido consecuencias que van más allá de lo económico y lo social”, afirma.

“Éstas afectan directamente al núcleo familiar, dando como resultado el desprendimiento a la patria adonde se pertenece para exponerse a sistemas capitalistas que violan constantemente los derechos laborales de trabajadores y trabajadoras, con el fin de abaratar la mano de obra; y, también, para criminalizar, desprestigiar y rechazar el origen de mujeres y hombres latinos”.

Esta reflexión se desprende de la conferencia que ofreció la especialista mexicana, en donde abordó las causas y consecuencias de este fenómeno que ha sido aprovechado por el capitalismo en detrimento de las condiciones de la clase trabajadora.

Ana Alicia Peña, investigadora mexicana Ana Alicia Peña, investigadora mexicana Participaron trabajadores del Inpsasel Participaron trabajadores del Inpsasel

NO RECONOCEN DERECHOS LABORALES

Cabe destacar que Peña ha realizado esta investigación y estudios desde el punto de vista marxista (Karl Marx se refiere en su obra El Capital sobre el proceso de acumulación del capital). “El principal capital son los obreros, ya que este produce el material necesario pero también se le puede exigir un extra, ya que el trabajador por una pequeña bonificación podría incrementar los ingresos del empleador”, indicó.

Cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), estiman que 130 millones de personas viven fuera de sus países de origen, y entre 80 y 97 millones son considerados como mano de obra barata, constituidos por inmigrantes o personas ilegales, siendo esto un fenómeno sin precedentes, agregó.

Entre los países más afectados por esta situación se encuentran México, Colombia, República Dominicana, China, Honduras, Guatemala, Perú, Bolivia, Argentina y Panamá, siendo entre estos México la región con mayor salida de inmigrantes hacia Estados Unidos.

Se estima que actualmente en territorio norteamericano residen 40 millones de mexicanos, entre ellos 8 millones son indocumentados y 12 millones descendientes de ciudadanos mexicanos nacidos en esa nación.

“No hay un reconocimiento de los derechos laborales de los inmigrantes. Estos en ocasiones son clasificados como delincuentes con sólo reconocer sus rasgos físicos como latinos, siendo para las autoridades hombres y mujeres ilegales y al margen de la ley. Sin embargo, para esos sistemas capitalistas continúan siendo necesarios, para la continua construcción de la sociedad”, expresó Peña.

MARX Y LA CLASE OBRERA

En su obra “El Capital”, específicamente en el tomo 1, sección 7ma, titulada “El proceso de la acumulación de capital”, el investigador social Karl Marx realiza un análisis sobre las consecuencias en la producción de capital y la explotación de la clase trabajadora.

Marx decía que el incremento de la riqueza capitalista implicaba el crecimiento de la pobreza en la clase trabajadora – señala la investigadora-, no sólo vista en la tenencia de bienes sino en una concepción de mayor complejidad. “Marx indicaba que en el capitalismo los trabajadores somos el elemento productor básico, somos el sujeto productivo básico. Sin embargo, los empresarios se adueñan de este factor”.

Marx decía que el capitalismo requiere, para fortalecerse y desarrollar la acumulación de capital, la generación de un mecanismo automático que se llama el ejército industrial de reserva que implica que el capital pueda controlar a la clase trabajadora para la explotación del trabajo. “No hay forma de acumular más capital si no hay más trabajadores asalariados, y es un panorama previo al neoliberalismo”, apuntó la conferencista.

El capitalismo conlleva a la precarización del trabajo y al empleo de menos trabajadores, debido también al desarrollo tecnológico, puntualizó Peña. “Esta realidad la debe enfrentar la población juvenil que intenta ingresar al mercado laboral en América Latina”, finalizó.

(Sara Geraldino / Richard Becerra)


25/02/2011