PREVENCIÓN Expresa el presidente del Inpsasel, Jhonny Picone

“Defenderemos los derechos fundamentales
de la clase trabajadora”

para asumir la defensa de la vida y salud en el trabajo, afirma Jhonny Picone Hay que asumir la defensa de la vida y salud en el trabajo, afirma Jhonny Picone
“Hacemos un llamado
de reflexión a los empleadores
y empleadoras para asumir
la defensa de la vida y salud
en el trabajo”

Prensa Inpsasel (28.04.09) En el marco de la celebración del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo este 28 de Abril, el presidente del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel), Jhonny Picone, exhortó al sector empresarial y empleador a garantizar la salud y vida en el trabajo por tratarse de un derecho humano fundamental que protegen a la clase trabajadora venezolana.

Al respecto, precisó que Venezuela ha sido garante en el cumplimiento de estos derechos fundamentales a través de diversos Convenios Internacionales a favor del bienestar y la equidad, en este caso de la clase trabajadora; entre ellos, el Convenio 155 (aprobado en 1981 y ratificado en 1984) el cual garantiza los derechos de los trabajadores y trabajadoras en materia de seguridad y salud.

“Por lo tanto, este 28 de Abril representa un día de llamado a la reflexión a los sectores público y privado, a los trabajadores y trabajadoras y a las instituciones, para asumir la defensa de la vida y salud en el trabajo con la militancia que se requiere”, dijo.

Expresó que esta conmemoración es propicia para destacar la importancia de la cultura de prevención en los centros de trabajo, especialmente, por las cifras publicadas por la Organización Internacional del Trabajo que advierten sobre más de 270 millones de accidentes de trabajo año a nivel mundial. De esta cifra, ocurren 2,3 millones de muertes relacionadas con el trabajo y más 350 mil son accidentes laborales mortales.

56 mil accidentes
de trabajo en Venezuela


De igual manera, se refirió a los índices de enfermedades ocupacionales: se calculan más de 167 millones de casos relacionados con la actividad laboral de los cuales más de un millón trescientos mil son fatales. “Esto debe ser considerado como un problema de salud pública que afecta principalmente a la clase trabajadora, la cual produce la riqueza en el mundo”, añadió.

En el caso de Venezuela –afirma el presidente del Inpsasel- los indicadores sobre accidentes de trabajo y enfermedades ocupacionales no dejan de ser alarmantes: “El año pasado se reportaron más de 56 mil accidentes de trabajo, de los cuales mil quinientos fueron mortales. Sin embargo, estas cifras son parte del subregistro estadístico, ya que se calcula que estarían produciéndose en el país más de trescientos mil accidentes de trabajo al año”.

Recalca, al respecto, que todo daño a la salud de los trabajadores y trabajadoras se puede prevenir: “El ser humano es quien diseña los equipos, maquinarias, procesos de producción e impone las reglas en los centros de trabajo; por lo tanto, los Procesos Peligrosos están bajo control humano. Sin embargo, hace falta un nivel de conciencia de los empleadores y empleadoras porque son ellos los responsables de controlar todos los riesgos que generan los procesos productivos”.

Indica que, no obstante, se trata de una responsabilidad compartida también con la clase trabajadora: “Hasta hace algunos años la seguridad y salud en el trabajo no era un tema en el movimiento de los trabajadores en general. Pero, desde la creación del Inpsasel y de la figura del Delegado y Delegada de Prevención, ha venido tomando importancia todo lo relacionado con la prevención de accidentes de trabajo y enfermedades ocupacionales”.

Violentan derechos de los Delegados
y Delegadas de Prevención


El presidente del Inpsasel destacó el papel que, desde entonces, han venido desarrollando los Delegados y Delegadas de Prevención para difundir en los centros de trabajo la cultura de prevención y hacer cumplir la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Lopcymat) que calificó como una de las leyes más avanzadas a nivel mundial.

“Hasta la presente fecha se han registrado más de 83 mil Delegados y Delegadas de Prevención, quienes han sido electos democráticamente; y más de 22 mil Comités de Seguridad y Salud Laboral que son espacios de resolución de los problemas en materia de seguridad y salud en el trabajo”, agregó.

Al respecto, denunció una ofensiva por parte del empresariado privado contra los Delegados y Delegadas de Prevención quienes han ejercido su tarea de defender la vida y salud en los centros de trabajo: “Hay más de trescientos casos de despidos injustificados de Delegados y Delegadas de Prevención pese a que son protegidos por la Lopcymat. Son figuras que están siendo desconocidas por el empleador que, de facto y sin seguir los procedimientos legales, son despedidos. Se trata de una política orquestada desde el sector patronal para amedrentar a los Delegados y Delegadas de Prevención y disuadirlos en su labor preventiva”.

Añadió que esa política debe cesar, “y desde el Ministerio del Poder Popular para el Trabajo y Seguridad Social y el Inpsasel vamos a tomar una serie de medidas para restituir esos derechos de los Delegados y Delegadas de Prevención que están siendo violentados ilegalmente”.

“Los empresarios deben frenar esa ola de despidos pero, además, comprender la misión del Delegado y Delegada de Prevención quienes son el motor de la gestión de prevención dentro de la empresa para evitar las muertes y enfermedades ocupacionales en los centros de trabajo”, recalcó.

Una sociedad más justa sólo es posible en el Socialismo


Asimismo, el presidente del Inpsasel, Jhonny Picone, dijo que este 28 de Abril es un día para recordar a las millones de víctimas que por las condiciones de trabajo, ha sido afectada su salud o han perdido hasta la vida. “Por ellos, en su memoria, por los miles y millones de trabajadores y trabajadoras activos del aparato productivo … porque no haya más muertos por causa del trabajo”.

“Reafirmamos nuestro compromiso de avanzar hacia una sociedad más justa y solidaria … más humana. Donde los ambientes de trabajo, además de seguros y saludables, sean dignos. Esa sociedad sólo es posible en el Socialismo, y tendrá como principal actor a la clase obrera organizada y conciente”, concluyó.

(Richard Becerra)


28/04/2009

eslogan