Gobierno Bolivariano
Gobierno Bolivariano

Aproximación Emigdio Cañizales Guédez, Padre de la Salud Ocupacional en Venezuela


:: Emigdio Cañizales Guédez
:: La Chejendé de la época de las montoneras, visto por un pintor ingenuo del lugar. Chejendé (Trujillo) 22-10-1922 / La Guaira 03-04-2005

83 años de vida intensa, llena de respeto por los principios y valores revolucionarios

Preparado por Eric Omaña ericomana@yahoo.es

CCS-OCT 2016

“En mi vive un obrero, un campesino, un artesano vive, vive un hombre de ciencia, vive un hombre de letras, y un soldado”

Emigdio Cañizales Guédez

El joven Emigdio

Empezó Emigdio a militar políticamente desde los 18 años, cuando ingresó a la secundaria. Sus estudios de primaria los inició en Chejendé y los culminó en Barquisimeto, los de bachillerato los inició en Trujillo y los culminó en Caracas, graduándose de Bachiller en Ciencias en 1945. De esa época le viene la fibra de escritor, ya que en el bachillerato dirigió y publicó periódicos estudiantiles.

El médico revolucionario

Comenzó Medicina, en la UCV, pero se graduó en Madrid, España. En 1956 obtuvo en el Instituto de Higiene y Salud Pública de Londres su Certificado en Salud Pública y Diploma en Salud Industrial enviado por la Shell, convirtiéndose en el primer médico del trabajo del país. Revalidó en la Universidad del Zulia en 1957. Hizo estudios de Epidemiología en Argentina y de los peligrosos plaguicidas en 1975 con la OPS.

La personalidad de Emigdio Cañizales

Emigdio era directo al hablar, sin titubeos, con conocimiento del tema que trataba, dejando en claro siempre, su rol de aliado de la clase obrera. Cuando visitamos la planta siderúrgica Sivensa, a los gerentes, les indicó que su presencia como técnico no invalidaba la posibilidad que en la tarde, regresara al portón de la empresa a dar a los trabajadores, las herramientas políticas para salir de la explotación a la que expone el sistema capitalista.

La primera norma de SST revolucionaria

A principios de los años 70 del pasado siglo, en el Ministerio de Salud apoya a José Rafael Felice en la redacción y aplicación del Reglamento General de Plaguicidas, para controlar el ingreso al país de sustancias tóxicas y persistentes en el ambiente, propugnando se prohibieran las aspersiones aéreas. La acción del neoliberalismo adeco-copeyano barrió con este reglamento y entregó el país a las transnacionales de agroquímicos.

Emigdio guerrillero

Como integrante de las FALN viaja junto a Juan Vicente Cabezas al Viet-Nam a formarse en la medicina de guerra, recibiendo además lecciones políticas de Ho Chi Ming, el gran conductor de la revolución vietnamita y lecciones militares de Guyen Van Giap. A su regreso es apresado por la Digepol.

Emigdio el articulista

El nombre de Emigdio apareció en periódicos como Tribuna Popular, Ultimas Noticias, Cantaclaro y hasta en el oligarca El Nacional. En 1961 en plena lucha armada en nuestro país, era uno de los redactores de Tribuna del Este, órgano del Partido Comunista de Venezuela en la clandestinidad para esos momentos. Entre sus últimos artículos, “Vilipendio Habemus” defendió a Chávez de la canalla mediática (Ultimas Noticias 2003).

El investigador y escritor

Su obra escrita fue prolija. Destacan, “El Médico Industrial” (1960), “Voces Vegetales” (1973), “Chejendé, historia y canto” (1982) ensayo histórico social prologado por Miguel Acosta Saignes, “El Viejo Gabaldón del Tamaño del Tiempo” (1988), “El Médico y las Leyes” (1984), “El Indio en la Guerra de Independencia” (1993) prologado por J.J. Armas Chitti, “Fuentes Maestras de Atención Primaria en Medicina del Trabajo” (1993) prologado por Eric Omaña y “Miton apuntes para su historia” (1993).

La “travesura” 60 años después

En “Miton apuntes para su historia” cuenta una anécdota que le ocurrió a los 10 años de edad y que juró a su madre no divulgar, lo que hizo a los 60 años, con este ensayo de esa población trujillana que vale la pena comentar como travesura infantil. Fue enviado de Chejendé hasta Miton, para que enseñara a la maestra de la localidad las operaciones matemáticas de regla de tres, simple y compuesta, que ella no dominaba. Inició de este modo Emigdio su rol de educador del cual no se separó nunca en toda su vida, siendo apenas un niño.

Los versos de la cárcel

“Voces Vegetales” es una recopilación de versos, todos impresionantes, muy sencillos, que muestran la faceta de alguien que se preocupó por recoger cada impresión de su vida en forma tan fácil de entender, desde Cadáver 16 escrito en la sala de disecciones de “San Lorenzo” en 1947, “Bucare Arbol-Emblema del Estado Trujillo” en 1952 y la parte mas abundante, los poemas relacionados con los años de la lucha armada, entre ellos el “Salmo Rojo a Toribio García” y “Yo ví morir a los niños del Viet-Nam”.

En estas coplas refiero

así pase lo que pase

por mi conciencia de clase

comunista vivo y muero.

Por la mujer que amamanta

la miseria en sus entrañas

Por el que tumba montañas

para crear riqueza tánta,

mientras sus hambres espanta

comiendo luz del lucero

por el niño pordiosero

que vive de luna y sueño,

juro, que con todo empeño

Comunista vivo y muero.

“Voces Vegetales”

La silla de la Academia de la Historia

Del libro del “Papel del Indio en la Guerra de Independencia” impresiona la acuciosa investigación de los pueblos indígenas, algunos al servicio de la causa libertaria y otras al servicio de la causa realista. Es el texto de Emigdio que con más frecuencia se consigue en la internet. La derecha se movió para negarle el puesto al que tenía derecho en la academia.

Un informe de la vida laboral

En el libro “Fuente Maestras de Atención Primaria en Medicina del Trabajo” reporta sus luchas por la salud y seguridad de los trabajadores y trabajadoras, y nos enseñó que el trabajo puede ser fuente etiológica, es decir, la causa de casi todos los estados morbosos de la población en general y no solamente de la población trabajadora.

El profesor universitario

Cuando los adecos sacan del Ministerio de Sanidad a Felice y a Cañizalez, ambos fundan en 1974 la Cátedra de Medicina del Trabajo en la Facultad de Medicina de la UCV, hecho de importancia porque hasta entonces, los médicos venezolanos obtenían sus títulos que les permitan asistir a las personas enfermas en la recuperación de la salud sin saber, que una parte importante de la morbilidad de los adultos tiene que ver con el trabajo, desarrollando varias generaciones de médicos en los paradigmas de la salud-enfermedad y la explotación del trabajo asalariado.

El gremialista

Emigdio fue fundador de la Sociedad Venezolana de Medicina del Trabajo, la Sociedad Venezolana de Toxicología Clínica y la Sociedad Venezolana de Salud Pública (SVSP). En la Federación Médica de Venezuela logró que su Directiva convenciera al entonces Presidente Pérez I que nombrase la Comisión Presidencial de Riesgos Profesionales, la cual le tocó coordinar a Emigdio y como tal producir el Informe de la Comisión Presidencial de Riesgos Profesionales y el anteproyecto de la LOPCYMAT.

En el archivo del sitio conasat@yahoogroups.com se puede descargar tan histórico documento.

Aliado de la clase obrera

Desde que fuera retirado de Refinería Shell (Cardón) por aceptar ser Presidente del Club Social de los Trabajadores, no paró en luchar por la causa de los explotados. Fue fundador de la Central Unitaria de Trabajadores de Venezuela (CUTV), del Sindicato de Escritores, del Sindicato Único de Empleados Públicos de la Salud (SUNEP-SAS), Asesor de la CTV y CUTV. Fue galardonado por FESINLARA con la orden “Máximo Gutiérrez” y por el Sindicato de Escritores y Artistas de Stalingrado (URSS), hoy Volvogrado (Rusia) con la Insignia del Sindicato.

La lucha por de LOPCYMAT

1974, logra la Declaración de Tucupita (SVSP).

1977, Comisión Presidencial de Riesgos Profesionales, Informe de la Comisión y el ante-proyecto de la LOPCYMAT. Derrota al Ministro Manzo González, quien trajo al país la comisión OIT-PIACT para que elaborasen un informe similar y una contraoferta legal Introducción al parlamento del proyecto de ley.

1983, Emigdio resulta electo como Diputado en el Congreso y en 1984, ocurre el caso Nalco (Anaco). Pedro Ortega Díaz someta a discusión en el parlamento el anteproyecto. En las discusiones surgió la propuesta, de que el Congreso ratificara el Convenio 155 de OIT sobre SST. En 1986, se aprueba y promulga la LOPCYMAT.

25 años de lucha

Por ataques a la LOPCYMAT, antes de la llegada de Chávez, la ley fué obviada, pero cuando el segundo mandato de Pérez fue interrumpido por los hechos de corrupción y asumió la Presidencia Ramón J. Velásquez, nuestro camarada Cañizales, lo visitó y logró que se pusiese en marcha el Consejo Nacional de Prevención, Seguridad y Salud Laborales (CONPSASEL), instancia que se pudo reunir solo un par de veces, porque a la llegada del segundo mandato del Presidente Caldera, el Ministerio del Trabajo no convocó a mas reuniones, actitud que aun mantiene. En 2002 Chávez arrancó al INPSASEL.

El anteproyecto de la LOPCYMAT

El anteproyecto de la LOPCYMAT fue afinado jurídicamente por Enrique Agüero Gorrín, Consultor Jurídico de la Federación Médica y a quien, años mas tarde, el Presidente Chávez lo nombra primer Presidente del INPSASEL, a propuesta del camarada Pedro Ortega Díaz, cargo que no pudo desempeñar por el saboteo al cual lo sometieron las entonces autoridades del Ministerio del Trabajo y del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, de eso podemos dar fe de primera mano porque nos correspondió, por designación también del Presidente Chávez ser el Suplente del Presidente del INPSASEL, figura que quedó eliminada con la reforma de la ley en 2005.

Reconocimiento del INPSASEL

En un acto público organizado por el segundo presidente que dirigió los destinos del INPSASEL, el camarada Francisco González, la Ministro del Trabajo le confirió a Emigdio la Orden del Trabajo, que para él no significaba nada, ya que su máxima realización era el instituto mismo, lo que se evidenció en la emotividad de las palabras del anciano luchador.

El lado humano

Nunca olvidaremos, cuando su adorada Lourdes, su esposa, la compañera fiel, secretaria y organizadora de su vida familiar desarrolló el mal de Alzheimer, por lo que él renunció a su ascenso en la UCV para dedicarse en cuerpo y alma a su pareja, cosas de románticos y soñadores que caracteriza a los verdaderos revolucionarios.

Otros Homenajes a Emigdio

Presidente Chávez inauguró la Clínica Popular “Emigdio Cañizales Guédez en antigua Zona Industrial Lebrun en Petare, que atiende a a más de 500 mil habitantes (01/11/2006)

“Emigdio Cañizales Guédez” se llama la Clínica Industrial de PDVSA Producción Oriente, ubicada en la sede de Maturín

Centro de Diagnostico Integral (CDI) “Emigdio Cañizales Guédez” inaugurado en Mamera, Caracas

EL INPSASEL créo el Fondo Editorial "Emigdio Cañizales Guédez” y en 2016 dió su nombre a la sede local del estado Trujillo, en Valera.

El mayor de los homenajes

¡Haber quedado sembrado

en el alma

y el corazón de

la clase obrera!

:: Guyen Van Giap, el hombre que derrotó al imperialismo yanki, luego de derrotar al ejército expedicionario francés en Diem Biem Phu (la Batalla de los 100 días ) lográndo la independencia del Viet Nam :: Emigdio inspector del MSAS (hoy MPPS) :: Emidigdio, Lourdes y Fidel :: Emigdio y el comandante Pablo (Juan Vicente Cabezas) :: Emigdio y su amada Lourdes

24/10/2017