Gobierno Bolivariano
Gobierno Bolivariano

Soberanía alimentaria se garantiza eliminando latifundios e incrementando producción agrícola


:: Ministro Néstor Ovalles en compañía del constituyente Braulio Álvarez - Foto: MPPPST

Prensa Inpsasel (17.10.2017)

El ministro del Poder Popular para el Proceso Social de Trabajo (MPPPST) y presidente del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel), Néstor Ovalles, conversó este martes en el programa radial “El Mundo del Trabajo”, con el Constituyente Braulio Álvarez, para analizar las luchas campesinas contra el latifundio en Venezuela y América Latina.

Durante el espacio radial transmitido por Radio Miraflores 95.9 FM, abordaron diversos puntos como la eliminación de latifundios, la creación de un sistema de catastro rural y la ejecución de un plan nacional que impulse la producción de alimentos, como indica el primer objetivo histórico del Plan de la Patria legado por el Comandante Eterno, Hugo Rafael Chávez Frías.

“Este programa se enmarca en una de las cartas de navegación mas importantes de la Revolución Bolivariana, como lo es el Plan de la Patria; desde el nos habla nuestro Comandante Chávez, ya que los objetivos estratégicos del Gobierno Nacional en materia agrícola son: eliminar definitivamente el latifundio, realizar un proceso de organización agroecológica con base en la capacidad de nuestra tierra y crear un sistema de catastro rural para garantizar el acceso justo y el uso racional del suelo”, enfatizó el ministro Ovalles.

Igualmente, Álvarez denunció que en países como Brasil aún se vive la violación de derechos de la clase trabajadora tal como llegó a ocurrir en naciones europeas en la época del feudalismo, y resaltó que durante la gestión de Chávez, se logró detener las injusticias propinadas a trabajadoras y trabajadores del campo en Venezuela, dando así, un ejemplo a latinoamérica.

“Cuando nuestro Comandante Eterno lanza la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario, la lucha contra el feudalismo, nos conseguimos con un gueto de grandes apellidos en Venezuela, golpistas algunos (...) que mantenían en galpones hasta cincuenta personas en las peores condiciones humanas que pudieran vivir”, sostuvo.

Resaltó además, que Venezuela comprende un extenso territorio para la producción e inclusión de jóvenes al motor agroproductivo a través de Chamba Juvenil, por lo que recomendó aprovechar las tierras y recursos para propiciar la soberanía alimentaria sana, dando un alto al uso de transgénicos.

“No se trata de ir a señalar nuestros errores, sino de potenciar las fortalezas que tenemos”, expresó.

Reto del Estado: elevar niveles de producción

En el marco del encuentro, el ministro del Despacho del Trabajo, Néstor Ovalles, se refirió a la amplia cantidad de hectáreas productivas que se encuentran en regiones venezolanas, para recomendar -apoyándose en el Plan de la Patria- la aceleración de la “democratización del acceso de campesinas y campesinos, productoras y productores, y de las distintas formas colectivas y empresas socialistas a los recursos necesarios para la producción: tierra, agua, riego, semillas y capital”.

Asimismo, Álvarez agregó que Venezuela tiene un enorme reto que alcanzar: incrementar la producción de las tierras para superar el modelo rentista petrolero y aprovechar los productos nacionales. “Tenemos que elevar el número de hectáreas de siembras, de 930 mil a un millón 500 mil en el año 2021”, precisó.

Por otra parte, reiteró que la plantación de semillas contribuirá a superar la dependencia de adquirir productos de grandes transnacionales que se valen de semillas transgénicas para incrementar su capital distribuyendo alimentos dañinos en el país.

“Estas tierras que están llenas de un potencial productivo natural, deben ser conservadas, y en esa conservación rescatar parte de nuestras semillas, que bajo una concepción falsa y errada de orden industrial, fueron destruidas”, subrayó.

El diputado constituyente exhortó a dejar de lado la siembra de semillas híbridas y enfocarse en la producción de alimentos mas sanos. “No es un problema de cuánto produzco por hectárea, si con esta semilla contaminada (...) estamos en siete u ocho toneladas, yo preferiría producir cuatro toneladas por hectárea, pero mucha más salud, más conservación para nuestra tierra y para nuestra propia gente”, instó.

Recomendaciones del ministro

En el marco de la décima emisión de “El Mundo del Trabajo”, el ministro Ovalles recomendó el documental Maquilas: Zona de Esclavitud, un material audiovisual que describe la explotación de mujeres jóvenes de Honduras y El Salvador sometidas a extenuantes horas de trabajo, condiciones precarias en el ambiente laboral y exigencias como abortos o el consumo de pastillas anticonceptivas, para asegurar tareas de producción continua.

Del mismo modo, aconsejó leer la obra del autor ruso Fiódor Dostoievski, Crimen y Castigo, “una narrativa que señala el sentimiento del ser humano cuando es despojado de lo necesario para sobrevivir (...) una novela existencialista que aborda el tema del castigo pero no la sanción social e institucional”, dijo.

(FIN/ (Luigi Álvarez)


19/10/2017