Gobierno Bolivariano
Gobierno Bolivariano

Modelo rentista petrolero en Venezuela
tiene sus días contados


:: El constituyente y experto petrolero, David Paravisini
:: El ministro del Poder Popular para el Proceso Social del Trabajo, Néstor Valentín Ovalles

Prensa Inpsasel (26-09-2017).- Durante la octava emisión del programa “El Mundo del Trabajo”, transmitido por Radio Miraflores, el titular del Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social del Trabajo, Néstor Ovalles, contó con un invitado de lujo: el constituyente y experto petrolero, David Paravisini, con quien conversó sobre un tema de interés general para todos los venezolanos como lo es el agotamiento del modelo rentista petrolero y la repotenciación de la economía de nuestro país.

El ministro Ovalles señaló que el mundo del trabajo y el petróleo están unidos, porque la producción y exploración de crudo están íntimamente ligadas a la Clase Obrera y Trabajadora que hacen vida en el sector petrolero.

Por su parte, David Paravisini, que también es coordinador de la subcomisión de Petróleo y Energía de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), aseguró que los Estados Unidos apetecen el petróleo venezolano, porque necesitan hacerse de la mayor cantidad de reservas de crudo debido a que por los próximos 50 años no hay otras alternativas energéticas distintas al petróleo.

Esto trae como consecuencia que las sanciones impuestas a Venezuela generen gran daño en la economía, debido a que nuestro país es una nación que vive de la renta petrolera, y ésta al verse mermada genera una situación económica grave en el país; por ello, Paravisini aseguró que es hora de acabar con ese rentismo petrolero, que tanto daño nos ha generado.

El rentismo petrolero es una enfermedad

Con respecto al rentismo, Paravisini precisó que éste “es un fenómeno de la economía, donde se producen unos excedentes que no son productos de la plusvalía sino de unas condiciones del mercado”, y explicó que estos excedentes se generan por condiciones de la naturaleza o del mercado que nada tienen que ver con el trabajo, con la ciencia, con el capital invertido, sino productos de otras circunstancias.

“Ese es el caso del petróleo, cuyos estándares de producción de costos y estándares de beneficios de una actividad similar o equivalente no se compadecen con los precios del petróleo”, acotó Paravisini y expuso que en PDVSA, en los últimos años, se han elaborado informes que contienen análisis donde se calcula la renta petrolera; y permiten visualizar cuánto sería la ganancia en el mundo capitalista normal y competitivo, y cuánto es que se produce dada la condición de dominación en el mundo y de los intereses en torno al petróleo, que le fijan unos precios que nada tienen que ver con el trabajo sino  a presiones de tipo político.

Es decir, que el costo de producción del petróleo no siempre está acorde con sus precios, porque va a depender más que todo de los acontecimientos políticos mundiales que influyen en el valor de cada barril de petróleo.

Afirmó que el rentismo es una enfermedad, y se produce “cuando usted tiene un bien en demasía y abusa de eso o se apoya ahí, entonces se produce una deformación de la economía; y cuando deja de producir o no aísla este fenómeno, y se convierte en su única actividad y toda la economía gravita en torno a este único bien”.

Paravisini dejó claro que este es el fenómeno del rentismo no sólo en Venezuela sino en el mundo, lo que quiere decir que, en el caso venezolano, cuando se deja de producir petróleo o baja de manera estrepitosa su precio se contrae la economía porque ésta depende de los ingresos que se perciben por la venta de crudo,

Aseveró que se hace necesario proponer al Ministerio de Educación o al de Comunicación e Información diseñar y ejecutar campañas donde se le explique a la gente qué es la renta desde el punto de vista económico, y así el pueblo pueda comprender mejor este fenómeno y entender cómo incide en la actividad económica.

Explicó Paravisini cómo luego de la chucuta nacionalización petrolera se incrementaron los ingresos, a pesar que Venezuela solo era favorecida, para el momento de asumir Chávez el poder en 1999, con el 15 % de la venta de crudo.

Sin embargo, explicó que luego el Comandante Eterno, Hugo Chávez, logró incrementar los ingresos a un poco más de 75 % de la renta petrolera, lo que generó mayores beneficios para el pueblo y por consiguiente se lograron crear las misiones socialistas que tanto han ayudado a los más necesitados, a los estudiantes, a la juventud a la Clase Obrera y Trabajadora.

Pilares para la repotenciación económica

Durante el diálogo sostenido con el titular del Ministerio del Trabajo, el experto petrolero David Paravisini habló de cuatro pilares fundamentales para repotenciar la economía venezolana.

Señaló que el primero es la maximización de la renta petrolera, porque Venezuela, para salir del rentismo y convertirse en un país con una economía diversificada, necesita apoyarse en los ingresos petroleros.

“De ahí la necesidad de la soberanía sobre nuestros recursos y sobre la maximización de la renta a través de leyes que no vayan a permitir que otras empresas vengan aquí a llevarse el 90 por ciento de los ingresos por la venta de crudo”, recalcó el constituyente y experto petrolero.
 
El segundo pilar es la incorporación de nuevas fuerzas productivas y establecimientos de nuevas relaciones de producción, que mediante la Clase Obrera y Trabajadora, a través de los Consejos Socialistas de Trabajadores y los Consejos Productivos de los Trabajadores, se hagan responsables de la producción y tener un control sobre ésta.

El tercer pilar es que el 80 % de la población venezolana se incorpore al aparato productivo mediante los Consejos Comunales, Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, y Comunas Productivas a través de una propiedad social de los medios de producción que no sean privadas ni estatal.

Paravisini recalcó que no puede haber una economía que dependa de la renta petrolera, sino que debe haber nuevas formas de producción que diversifiquen el aparato económico venezolano y donde se incorpore al 80 % de la población venezolana al aparato productivo, “porque el presidente Maduro ha dado lineamientos para recuperar la economía y crear un nuevo modelo que no dependa de la producción y exportación de crudo”.

Y el cuarto pilar es que deben crearse nuevas formas de  relacionarse con el mercado externo, “y ahí están las relaciones con China, con Rusia, con toda la Patria Grande, que prefiguran nuevas formas de relación con los trabajadores, con los productores y con esos mismos pueblos que permiten un escenario donde se puedan ejecutar las políticas económicas”, aseveró el experto petrolero.

Al final del programa el Ministro Ovalles, como es costumbre en su programa “El Mundo del Trabajo”, recomendó el documental Pozo Muerto del realizador Carlos Rebolledo producido en el año 1977; así como el libro “El Club de los Inmortales”, escrito por Daniel Stulin.

 

FIN/Juan Carlos Pérez D.



26/09/2017