Gobierno Bolivariano
Gobierno Bolivariano

Ernesto Che Guevara el hijo Revolucionario de Latino América


::  

Hoy 14 de Junio de 1928 nace en el Rosario Argentina, Ernesto Guevara de La Serna, fue el mayor de los cinco hijos de Ernesto Rafael Guevara Lynch y Celia de la Serna, Guevara niño que vendría al mundo en el seno de una familia con una buena posición económica puesto que su tatarabuelo paterno, Patricio Julián Lynch y Roo, fue considerado el hombre más rico de Sudamérica, desde un primer momento Ernesto recibió de sus padres el sobrenombre de Ernestito, para diferenciarlo del padre, y luego su niñera Carmen Arias le daría el sobrenombre de Teté, con los que le llamarían sus familiares y amigos de la infancia, a los dos años tuvo su primer ataque de asma, los ataques eran constantes y de una severidad tal que lo llevaban incluso a quedar postrado días enteros, lamentablemente esta enfermedad la padecería el resto de su vida y la cual llevaría a la familia a trasladarse a Córdoba, por otro lado su enfermedad lo hizo un extraordinario lector (siendo Julio Verne su escritor favorito), fue un gran aficionado al ajedrez y generó en él un fuerte espíritu de disciplina y autocontrol, más adelante desarrolló el gusto por la poesía y la filosofía. Se consideró un apasionado de la filosofía existencialista, y de las teorías psicológicas de Freud.

la familia Guevara Serna tuvo al menos doce domicilios, las constantes mudanzas de la familia fueron una característica importante la cual influyo en su juventud, Còrdoba sería su hogar en el resto de su adolescencia donde formó su grupo de amigos, con los que más adelante compartiría sus primeras preocupaciones sociales, Tete se destacó por su rebeldía, con duras discusiones con sus padres y maestros, desaliñado al punto de ser llamado el Chancho Guevara, de muy mal carácter, muchas veces llegando a los golpes en las discusiones, por otra parte los padres de Ernesto, eran abiertamente antiperonistas, como lo era la gran mayoría de la clase alta. Tete en cambio, nunca parece haber sostenido posiciones antiperonistas. Por el contrario le agradaba, en los últimos años de su adolescencia una ideología clara comenzaba a asomarse y era su posición antiimperialista y en particular su posición acérrimamente opuesta al imperialismo estadounidense, una ideología con profundas raíces en la cultura política-social Argentina.

En este sentido, escandalizó a sus familiares y conocidos, cuando se opuso a que la Argentina le declarara la guerra a la Alemania nazi en 1945, sosteniendo que se realizaba por presión de Estados Unidos y que debía mantenerse neutral. Simultáneamente, con 17 años, Ernesto demostró un gran interés por la filosofía y comenzó a escribir su propio diccionario filosófico, mientras descubría la literatura social latinoamericana, un año más tarde terminó sus estudios secundarios. Ese mismo año obtuvo su primer empleo, junto a Alberto Granado, en el laboratorio de la Dirección de Vialidad de la Provincia de Córdoba. En 1947 la familia Guevara De la Serna sufrió un colapso. La empresa de su padre quebró, y los Guevara decidieron separarse y mudarse a Buenos Aires. En Mayo de ese año su abuela enfermó y pocos meses después murio, lo que llevó a Ernesto a renunciar a su empleo y trasladarse a la capital Argentina, donde años más tarde se recibiría de médico (Pudo ser abogado, pero se interesó por la medicina y por la política), en este período Chancho se dedicó a su carrera y comenzó a trabajar como asistente en una clínica especializada en alergias que se dedicaba a la investigación del asma. En sus ratos libres comenzó a jugar rugby el cual debido a sus limitaciones con el asma tuvo que dejar, mas sin embargo esto le serviría para que editara entonces la primera revista dedicada al rugby de la Argentina, con el nombre Tackle, y en la que también escribía crónicas bajo el seudónimo “Chang Cho”, en alusión a su propio sobrenombre “Chancho”.

Estando en Buenos Aires Ernesto Guevara comenzó a viajar precariamente, a dedo, bicicleta o en moto, con poco dinero, cada vez más lejos. El 1 de enero de 1950 realizó su primer viaje solo, en una bicicleta con motor con el fin de visitar a sus amigos en Córdoba continuando luego hacia el noroeste para conocer las provincias más pobres y atrasadas del país, al volver a Buenos Aires la empresa fabricante del motor le ofreció realizar un aviso publicitario, que incluía la foto de Ernesto Guevara en su bicicleta y una carta suya donde decía:

“Ha funcionado a la perfección durante mi largo viaje y solo observé que hacia el final perdía compresión, razón por la cual la envío a usted para reparación”. El aviso fue publicado en la difundida revista deportiva El Gráfico.

En 1951 Guevara fue contratado como paramédico de a bordo en la flota de la empresa petrolera estatal Argentina Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF). En 1952 realiza su segundo viaje, esta vez no lo haría solo ya que su amigo Alberto Granados lo acompañaría con su moto, llamada la Poderosa, el viaje duró siete meses y pudieron recorrer Chile, Perú, Colombia y en bus se dirigieron a Caracas,Venezuela, donde Granado obtuvo empleo en un leprosario. Ernesto, por su parte, debía terminar sus estudios, por lo que decidió volver, el 31 de julio de 1952 volvió a Buenos Aires. Dicho viaje causo tanto impacto en Guevara que posterior mente en una de sus crónicas relato “Ese vagar sin rumbo por nuestra Mayúscula América me ha cambiado más de lo que creí”. Tanto Guevara como Granado realizaron diarios de viaje, mundialmente conocidos como Diarios de motocicleta, los viajes de Guevara significaría una experiencia social y humana, que lo pondría en contacto con los trabajadores y las personas humildes de la Argentina y América Latina. En seis meses aprobó las 14 asignaturas que le faltaban, y el 11 de abril de 1953 recibió el título de médico, El 6 de julio parte rumbo a Venezuela, pero la situación que encuentra en Bolivia y su posterior contacto con exiliados latinoamericanos en Perú le hace cambiar de idea.

En diciembre de 1953 llega a Guatemala. En enero de 1954 conoce a Antonio Ñico López, con el que entabla amistad. Después del golpe de estado que culmina con el derrocamiento del gobierno de Jacobo Arbenz, Ernestito parte rumbo a México, donde permanecería algo más de dos años. Allí definió sus ideas políticas, se casó, tuvo a su primera hija y conoce a Fidel Castro para luego enlistarse al Partido Comunista. En 1956 ya bajo el seudónimo del Che iniciaron el entrenamiento en guerra de guerrillas bajo el mando del coronel español Alberto Bayo Giroud. Guevara ocultó su asma, se destacó en el entrenamiento militar y se convirtió en uno de los líderes del grupo. Entre el 20 y el 24 de junio de 1956, Fidel Castro, Ernesto Guevara y la mayor parte del grupo del “Movimiento 26 de Julio” en México fueron arrestados por la policía mexicana. En esa oportunidad la conducta de Ernesto fue extraña, pues en las tres veces que lo interrogaron confesó abiertamente que era comunista, que se estaban preparando para realizar una revolución en Cuba y que era partidario de la lucha armada revolucionaria en toda América Latina. Fidel Castro con posterioridad pondría esa conducta del Che como un ejemplo de su “honestidad a carta cabal” Obtener la libertad del grupo fue sumamente difícil, especialmente la de Ernesto Guevara, con el fin de obtener la libertad del Che, Castro demoró la salida hacia Cuba y realizó gestiones entre las autoridades mexicanas que han permanecido ocultas. Fue en ese momento cuando Ernesto escribió un poema titulado Canto a Fidel que pone en evidencia hasta qué punto había sido influenciado por el líder cubano.

El 25 de noviembre de 1956, desde el Puerto de Tuxpan, 82 hombres, entre ellos Ernesto Guevara, partieron hacia Cuba en un yate llamado Granma. Finalmente se produce el desembarco de los ochenta y dos combatientes que forman la columna en la isla, sufriendo el grupo una derrota la cual le costó el deceso de 62 hombres y el decomiso de su armamento de quien era responsable Guevara, Fidel al descubrir la pérdida del armamento toma como castigo decomisar el arma del Che, echo que marcaría a Guevara por el resto de su vida. La primera victoria de los guerrilleros se produce el 17 de enero de 1957. Fidel Castro, gana la simpatía del público para el pequeño grupo enfrentado a un ejército muy superior en soldados y recursos, la victoria entusiasma al pueblo cubano, que colabora cada vez más con los insurgentes, mientras Guevara es ascendido por Castro a comandante.

Ernesto Conduce las victorias de El Hombrito, la Mesa y funda el primer periódico de la guerrilla, “El cubano libre. En 1958, Guevara instala en La Mesa una especie de cuartel general de información con transmisiones de radio (Radio Rebelde) de los informes de guerra y propaganda revolucionaria. Guevara se pone al frente, y cruza la isla en un penoso viaje de más de seiscientos kilómetros, en diciembre conoce a Aleida March con quien tiempo después contrae matrimonio luego de divorciarse de Hilda Gadea, de esta unión nacen 4 hijos, la unión de las diversas columnas permite a Ernesto tomar la estratégica ciudad de Santa Clara, el 31 de diciembre de 1958. La acción, precipita la caída de la dictadura de Batista. Fidel Castro llega hasta el lugar y decreta la reforma agraria en la provincia. El 8 de enero, las fuerzas revolucionarias entran victoriosas en La Habana. Guevara inicia una serie de viajes. En la República Árabe Unida se entrevista con Nasser, quien lo proclama “gran libertador de los oprimidos”, en la India se reúne con Nehru y en Belgrado con Tito. A su regreso a Cuba es designado presidente del Banco Central. En 1960, Guevara participa de las negociaciones con los soviéticos para el establecimiento de convenios comerciales entre rusos y cubanos. En octubre de este año, parte a Europa en una misión económica, para dirigirse luego a China, donde se entrevista con Mao Tsé Tung y firma con Nikita Kruschev el tratado de amistad cubano-soviético.

En 1961 Guevara acepta ser Ministro de Industria y el 17 de abril se produce la invasión de Bahía Cochinos (Playa Girón), ante la derrota yanqui, el Tete dirá “es la primera derrota del imperialismo en América Latina y en escala mundial”. Después de la invasión, viaja a Punta del Este, donde participa en la reunión del Consejo Económico y Social de la Organización de Estados Americanos (O.E.A.), en la cual interviene para presagiar el fracaso de la Alianza para el Progreso, política que impulsaba el gobierno demócrata de Kennedy. Mantiene reuniones secretas con el presidente argentino, Arturo Frondizi, y con el brasileño, Janio Quadros, quienes serían derrocados más tarde por golpes militares. Su papel en el proceso de la Revolución Cubana es cada vez más importante y en 1962 compone, junto a Fidel y Raúl Castro la Dirección Nacional de las Organizaciones Revolucionarias Integradas.

En octubre de ese año se produce la llamada “crisis de los mísiles”, cuando el gobierno estadounidense denuncia la presencia de armamento soviético en la isla. El conflicto termina con la retirada soviética, lo cual pone en tunda el alcance del apoyo de Nikita Kruschev al gobierno de Fidel Castro, a pesar de los zapatazos que el dirigente soviético propinó en una mesa de la O.N.U. En junio de 1963, Guevara llega a Argelia y en 1964 preside la delegación cubana ante la Asamblea General de las Naciones Unidas y viaja nuevamente a Argel, donde se entrevista con Ben Bella.

El año 1965 estará marcado por numerosos viajes a África, en especial al Congo y a Guinea, tratando de profundizar en la tendencia marxista-leninista, además de combinar la participación de guerrilleros cubanos, el 25 de febrero, el Che ataca duramente a la Unión Soviética en un discurso en Argel, por estar en total desacuerdo con su visión del socialismo: el Che propone crear un gran grupo compacto de naciones en proceso de liberación, asistiéndose mutuamente de forma gratuita, mientras que la U.R.S.S. rechaza la propuesta. Pero al volver a Cuba, el 15 de marzo, debe dar explicaciones y se reúne con Fidel Castro durante 48 horas; lo que hablaron nunca trascendió. Esta conversación, sin embargo, parece que fue determinante para la aparición de la primera fisura en la revolución cubana: Guevara se retira de la arena política. Finalmente, en julio, Guevara aparece en el Congo, al frente de un grupo guerrillero cubano, para luchar contra el gobierno de Moisés Tshombé,  la decepción que le produjo la guerrilla congoleña se suma la lectura pública, de tres cartas de despedida, una dirigida a Fidel, otra a sus padres y la restante a sus hijos.

Esta decisión sorprendió y decepcionó al Che, al entender que en la práctica se le expulsaba de Cuba. La consecuencia inmediata en el Congo fue, como él cuenta en su diario, que sus compañeros vieran en él a un extranjero colaborando con los cubanos, a pesar de que un decreto del propio Gobierno cubano le había concedido dicha nacionalidad. A finales de noviembre, el Che y el resto de cubanos, salen del Congo. El Che ya no quería volver a Cuba y en Dar es Salaam, embajada cubana, recupera energías y reflexiona sobre la experiencia congoleña. Fidel, con cierta culpabilidad y obligado, sin duda, por su enorme popularidad en la isla, le pide que vuelva.

El Che viaja a Praga en clandestinidad. Y de esa misma condición y disfrazado, regresa a Cuba, para organizar el siguiente objetivo. En agosto de 1966. Entra en Bolivia con una credencial de observador de la OEA, afeitado y calvo, luciendo gafas. Ahora es Ramón Benítez. Allí recorre el país conversando con los diversos grupos guerrilleros y comienza la acción sin el apoyo del Partido Comunista Boliviano. El 8 de octubre de 1967, tras ser herido en una pierna cae prisionero, en un lugar denominado quebrada del Churo, por una patrulla de rangers con mando norteamericano y posteriormente es asesinado, en la escuela de La Higuera, según las órdenes del régimen boliviano, presionado al parecer por la C.I.A. Luego se exhibe su cuerpo a los periodistas y curiosos en un lavadero, antes de enterrarlo en un lugar que no fue descubierto hasta 1997, se le cortan las manos para que no pueda ser posteriormente identificado mediante las huellas dactilares.

El Che, el apodo que recibiera de sus compañeros de guerrilla, entra en la historia para siempre y su imagen recorre el mundo como un símbolo de la libertad y de la lucha contra la opresión. Sus logros no se podrán ocultar a las nuevas generaciones gracias a la fuerza y el temple de un hombre que cambió la figura del revolucionario.

A continuación te presentamos 10 frases memorables de este líder político:

  • 1.”Seamos realistas y hagamos lo imposible”.
  • 2.”Recuerden que el eslabón más alto que pude alcanzar la especie humana es ser revolucionario”.
  • 3.”Todos los días la gente se arregla el cabello, ¿por qué no el corazón?”.
  • 4. “La revolución es algo que se lleva en el alma, no en la boca para vivir de ella”.
  • 5. “Si el presente es de lucha, el futuro es nuestro”.
  • 6. “”Póngase sereno y apunte bien: va usted a matar a un hombre””.
  • 7. “Hay que endurecerse sin perder jamás la ternura”.
  • 8. “No creo que seamos parientes muy cercanos, pero si usted es capaz de temblar de indignación cada vez que se comete una injusticia en el mundo, somos compañeros, que es más importante”.
  • 9. “Mi confianza en el triunfo final de lo que creo, es completa”.
  • 10. “Podrán morir las personas, pero jamás sus ideas”.

14/06/2017