Gobierno Bolivariano
Gobierno Bolivariano

Venezuela logró imponerse en la OEA


::  

La mayor ofensiva política dentro de la Organización de Estados Americanos (OEA) contra la Revolución Bolivariana fracaso luego de que un grupo de 20 países no pudiera imponer ningún tipo de medidas contra el Gobierno Venezolano. La línea del nauseabundo secretario de la colonia estadounidense OEA, sufrió un estrepitoso revés.

En la reunión especial convocada para este martes en Washington estos 20 países apenas acordaron una declaración conjunta en la que emplazan a la OEA a concretar una hoja de ruta para "apoyar el funcionamiento de la democracia y el respeto al Estado de Derecho" en Venezuela.

El texto pasa para adelante en el tiempo el mecanismo con el que la OEA dará seguimiento a la situación en Venezuela. El documento lo presentó la representante de Canadá pero no se sometió a votación.

El embajador mexicano en la OEA, Luis Alfonso de Alba, pretendió atenuar este traspié al señalar que en los próximos días habrá una resolución más concreta sobre Venezuela. México actuó contra la filosofía revolucionaria de Emiliano Zapata, toda vez que  pasó a favorecer no sólo al muro Trump sino que además se plegó a los dictámenes del imperio pese que en el pasado fue despojado de gran parte de su territorio (Texas) por EEUU.

El documento acordado se limita a emplazar a la OEA a "seguir examinando opciones, con la participación de todas las partes en Venezuela, para apoyar el funcionamiento de la democracia y el respeto al Estado de Derecho dentro del marco constitucional venezolano".

El texto señala: "Coincidimos en la necesidad de que encontremos propuestas concretas para definir un curso de acción que coadyuve a identificar soluciones diplomáticas, en el menor plazo posible, en el marco institucional de nuestra organización y a través de consultas incluyentes con todos los Estados miembros”.

Entre los firmantes del instrumento están Canadá, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay, Jamaica, Santa Lucía, Antigua y Barbuda, Barbados y Guyana.

El escrito tiene tres puntos y no incluye las demandas de fijar un calendario electoral, liberar "presos políticos" y respetar las decisiones de la Asamblea Nacional de Venezuela, que sí recoge la declaración conjunta de 14 países publicada en días anteriores.

Esos 14 países son Canadá, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

El representante mexicano, al que se atribuye el liderazgo del llamado "grupo de los 15" países injerencistas de Venezuela en la OEA, planteó analizar periódicamente, con plazos no mayores a un mes, la situación en el país y la evolución de los distintos esfuerzos de mediación que se den entre el Gobierno y la oposición apátrida.

Por el momento quedan atrás las presiones encarnadas por el secretario general de la OEA, el traidor a su propia patria y al hemisferio de Latino América y el Caribe, Almagro, para aplicar la Carta Democrática y suspender a Venezuela de la OEA.

Durante el día la delegación estadounidense presionó a varias delegaciones y difundió a través de los diferentes medios de comunicación social suscritos al poder mediático reseñaban la debilidad con la que Venezuela llegaba a esta sesión especial.

En la República Bolivariana de Venezuela, la Patria Bolivariana, Zamorana y Chavistas, la sesión  de la OEA fue seguida por miles de personas bajo la consigna “Venezuela no negocia su libertad ni su soberanía”.

La mayor movilización en Caracas fue liderada por el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, quien aseguró que Venezuela no negocia su libertad ni su soberanía y llamó a todos los venezolanos a sentirse cada día más patriotas.

Samuel Moncada: la OEA  está violando su propia normativa

"La OEA no tiene más facultades que aquella que le expresa la Carta, ninguna de cuyas disposiciones le autoriza a intervenir en los asuntos internos de los países", enfatizó el viceministro de Relaciones Exteriores, Samuel Moncada.

Moncada, denunció a los Estados miembros de la OEA de violar la normativa de la organización al realizar una sesión de carácter intervencionista sobre Venezuela.

Moncada explicó que el artículo 1 de la organización expresa claramente:  "La OEA "no tiene más facultades que aquellas que expresamente le confiere la presente Carta, ninguna de cuyas disposiciones la autoriza a intervenir en asuntos de la jurisdicción interna de los Estados miembros".

Es decir, "la OEA no tiene más facultades que aquella que le expresa la Carta, ninguna de cuyas disposiciones le autoriza a intervenir en los asuntos internos de los países", reiteró el diplomático Bolivariano.

El viceministro Moncada enfatizó que la actuación del excremento Almagro, es una "parodia grotesca" y una "burla". Hizo una comparación con el Secretario General de Naciones Unidas, quien nunca se comportaría de esa manera.

Sobre los representantes de Gobiernos que forman parte del ataque a Venezuela, Moncada mencionó a Brasil, un país con un golpe de Estado parlamentario, que destituyó a la mandataria electa Dilma Rousseff, tras lo cual se proclamó presidente a Michel Temer, sin haber sido elegido por el voto popular. ¿"Cuántos brasileños votaron por el actual gobierno de Brasil?", cuestionó el valeroso diplomático en la OEA. Tras asegurar  que "cuando haya un Gobierno electo por el pueblo de Brasil podemos decir que respetamos su opinión".

Maduro: “hemos derrotado al Departamento de Estado”

“Hemos obtenido una gran victoria, ni se aprobó la Carta Democrática ni el informe promovido por Estados Unidos. Hemos derrotado al Departamento de Estado, hemos derrotado a la cancillería mexicana y a la derecha venezolana”, evaluó el presidente obrero Nicolás Maduro la sesión extraordinaria de la OEA que pretendía deslegitimar y suspender a Venezuela.

Maduro estableció una videocomunicación con la extraordinaria canciller Delcy Rodríguez al final de una jornada de trabajo con la cartera ministerial en el Palacio de Miraflores. "Somos el pueblo gobernando. Solo nosotros podemos tener la dignidad y no irnos a arrodillar a las élites de Estados Unidos", señaló el Mandatario.

Maduro agradeció a países de América Latina y la Patria Grande, como Bolivia, Nicaragua, Haití y El Salvador, por defender los principios de los pueblos en su soberanía. Prometió que "seguiremos dando la batalla".

Señaló que Venezuela ha demostrado que camina con pies propios y no necesita injerencia de nadie y denunció que las acciones de Almagro contra la Nación desde la OEA, son comandadas por EEUU.

Destacó que una vez más el pueblo de Bolívar y Chávez ha derrotado al Departamento de Estado y a los gobiernos fracasados, adelantó que "Venezuela va a tomar una agenda ofensiva, para ver que va a decir el gobierno mexicano", promotor junto a Estados Unidos del ataque contra Venezuela en la sesión en la OEA.

En su comunicación con la canciller, Maduro hizo referencia a las movilizaciones que tuvieron lugar en el país para acompañar la posición de Venezuela en la sesión que quería juzgar la democracia de la Revolución Bolivariana.

Maduro calificó a Delcy Rodríguez como "Canciller de la Dignidad". La ministra Rodríguez aseguró que "seguimos el debate y vimos a algunos no les gusta porque la verdad les ofende, es una democracia edulcorada que no atiende la verdad de los pueblos".

Arremetida de EEUU

Antes de que comenzará la sesión especial en la OEA para tratar la situación de Venezuela, EEUU hizo trascender a través de la prensa mediática un “debilitamiento” del Gobierno Bolivariano dentro del sistema interamericano.

La prensa internacional también recogió información según la cual Washington presionó a representantes en la OEA de República Dominicana, El Salvador y a Haití para que aprobaran la moción de aplicar la Carta Democrática contra Venezuela.

Ante esto el embajador de Venezuela ante la OEA, Samuel Moncada, pidió que se suspenda la sesión prevista al considerar que es un “acto grotesco de presión” y tiene “carácter intervencionista”.

Presión sin precedentes de EEUU

La agencia española de noticias EFE señaló que “un alto funcionario estadounidense, quien pidió el anonimato” consideró que el Gobierno venezolano ha “perdido” poder en la institución y que un importante grupo de países habla “con una sola voz” junto a Washington.

Un despacho de esta agencia del Estado español, replicado por varios medios del continente, señaló que la misma fuente consideró que la dinámica en la región ante Venezuela “está cambiando” y justifica esa apreciación en la declaración injerencista firmada la semana pasada por 14 países miembros de la OEA.

“Los 14 países que firmaron la declaración de la semana pasada representan más del 90 % de la población en el hemisferio, y están hablando juntos con una sola voz”, dijo el funcionario en una conferencia de prensa telefónica, según EFE.

También  expresó el subsecretario de Estado adjunto de Estados Unidos para Latinoamérica, Michael Fitzpatrick, que “la sesión de hoy considerará todas las herramientas que tiene disponibles la OEA (…) y estamos complacidos de que la mayoría de los Estados miembros consideren a la OEA como el foro apropiado para afrontar la grave situación allí”.

El canal televisivo Globovisión  se sumó a esta ofensiva al señalar que el senador de EEUU, Marco Rubio, emitió una advertencia a República Dominicana, El Salvador y a Haití de cara a la votación sobre Venezuela en la OEA.

Globovisión citó a “medios internacionales” para señalar que Rubio habría advertido a estos tres países, al asegurar que será difícil defender la asistencia estadounidense que reciben de los previstos recortes en el presupuesto si ellos, a su vez, no defienden la democracia en la región.

La votación (en la OEA) podría tener repercusiones en la asistencia que Washington brinda a El Salvador, República Dominicana y Haití, dijo Rubio. “Esto no es una amenaza, pero es la realidad”, afirmó.

Más tarde, Rubio afirmó en una entrevista a la cadena Fox: “si un foro como la OEA no es capaz de unirse para señalar en una resolución que Venezuela no es ya una democracia, entonces uno se pone a pensar: ¿para qué tenemos a la OEA?”.

Justamente, el presidente obrero Nicolás Maduro animosamente se preguntó lo mismo, para qué tenemos OEA por lo que le requirió al pueblo de Venezuela elevar sugerencia acerca de la permanencia de la OEA o no. Todo parece indicar que Venezuela impulsará los requerimientos para deslindarse de esa colonia estadounidense. Hay otras instancias internacionales hemisféricas que si hacen su trabajo solidario con sus países hermanos, ahí están Petrocaribe, el Alba, Unasur, etcétera. ¡Venezuela es indestructible!

(Alberto Vargas)


29/03/2017