Gobierno Bolivariano
Gobierno Bolivariano

El Monstruoso Decreto
Barack Obama


::  

El expresidente Barack Obama solicitó al Senado estadounidense la prórroga por un año más de la Orden Ejecutiva que el pasado 9 de marzo de 2015 declaró a Venezuela como “amenaza inusual y extraordinaria” para la seguridad nacional y la política exterior de la potencia más poderosa del mundo.

Es ilegítimo, por ejemplo, el informe que recientemente realizó EEUU sobre Venezuela en materia de Derechos Humanos, cuando se sabe que EEUU es el país que menos puede hablar de derechos humanos. Es el país que menos tratados de derechos humanos ha firmado, no ha firmado el tratado de derechos humanos de los niños, el derecho a la mujer, etcétera, incluyendo, el Tratado de Kyoto sobre el calentamiento global que ha amenazado toda forma de vida en la Tierra.

EEUU en conchupancia con el poder mediático busca manipular a la humanidad, haciéndole creer que es el Estado más democrático y respetuoso de los derechos humanos, cuando se sabe que todo esa parafernalia es un montaje del manejo y el chantaje que tiene contra los pueblos, aunado al asesino capitalismo salvaje.

Parte del oprobiosos Decreto

“Yo, Barack Obama, Presidente de los Estados Unidos de América, entiendo que la situación en Venezuela, incluida la situación del Gobierno en cuanto la erosión de las garantías de derechos humanos, la persecución de opositores políticos, restricción de la libertad de prensa, el uso de la violencia y violaciones y abusos de los derechos humanos en respuesta a las protestas contra el gobierno, y el arresto arbitrario y la detención de manifestantes que están en contra del gobierno, así como la presencia exacerbada de corrupción pública significativa, que constituye una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y la política exterior de los Estados Unidos, declaro por medio de la presente una emergencia nacional a los fines de hacer frente a dicha amenaza... “.

Qué se significa esta grave injerencia estadounidense: el Decreto tiene repercusión directa sobre toda la legislación interna de EEUU, es considerado una orden presidencial; cualquier marco jurídico puede ser interpretado y utilizado para sancionar o condenar a cualquier “persona” o “ente” de Venezuela que se considere una amenaza a la seguridad de la nación norteamericana.

La Ley de Emergencia Internacional de Poderes Económicos y la Ley de Emergencia Nacional, invocadas en la Orden Ejecutiva, permiten establecer restricciones y prohibiciones financieras y comerciales no a una persona, como quieren hacer ver quienes defienden este absurdo decreto, sino a una nación que se considere hostil para la seguridad interna de EEUU.

El decreto se “cataloga” a los funcionarios que actuaron para contener y evitar la violencia en las acciones del plan desestabilizador conocido como “La Salida” de trasgresores de derechos humanos; parcializándose abiertamente con quienes dirigieron y diseñaron dicho plan, que arrojó 43 asesinatos y unos mil heridos. Es decir, los asesinos pasan de delincuentes a víctimas.

Pues bien, este exabrupto  jurídico contrario al principio universal de no intervención y autodeterminación de los pueblos,  el Decreto no es para sancionar personas específicamente, se trata de un instrumento jurídico para someter y condenar a una nación libre y soberana como lo es Venezuela.

De allí la importancia de continuar la lucha incansable cada una de las venezolanas y los venezolanos, independientemente de su tendencia política, como lo ha señalado el presidente obrero Nicolás Maduro, para derogar ese documento que es en sí una declaración de guerra económica contra nuestra Patria Bolivariana, Zamorana y Chavista. ¡Venezuela es Indestructible!

(Alberto Vargas)


13/03/2017
1549