Gobierno Bolivariano
Gobierno Bolivariano

Día Internacional de la Mujer


::  

Este miércoles 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer en honor a la lucha que emprendieron un grupo de trabajadoras textiles en 1857, en Nueva York (Estados Unidos) quienes apoyadas por su sindicato, decidieron tenazmente ocupar la fábrica textil en donde laboraban, para exigir igualdad de salarios y una jornada de trabajo de 10 horas. Lamentablemente la gesta emprendida por este movimiento terminó con un incendio en el que murieron 146 costureras y otras más resultaron heridas.

En su recuerdo, en 1910, durante la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Trabajadoras celebrada en Copenhague (Dinamarca) más de 100 mujeres aprobaron declarar el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Este día fue propuesto por la alemana Clara Zetkin, quien fue integrante del Sindicato Internacional de Obreras de la Confección. Ella ya había participado en pro de la mujer en 1886, asistiendo al Congreso de la segunda Internacional socialista en París y defendiendo el derecho de las mujeres al trabajo y a la participación en asuntos nacionales e internacionales, así como también, exigía la protección de las madres, las niñas y niños. En 1911 se conmemora por primera vez en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza y en los años 30 en países de Europa y América Latina

Las diversas protestas realizadas por mujeres exigiendo reivindicaciones y su participación continua en los grandes foros, dieron frutos, tanto así que en 1952 la Asamblea General de las Naciones Unidas, declaró como oficial el día 8 de marzo.

A partir de ese momento, las Naciones Unidas tomaron iniciativas para mejorar la condición de las mujeres, logrando la existencia de un marco jurídico internacional que, al menos en teoría, promueve y garantiza la igualdad de género.

2017: el año de la transformación

Cada año, el Día Internacional de la Mujer tiene objetivos diferentes para la Organización de Naciones Unidas (ONU), en este 2017, todos los trabajos estarán enfocados a ‘las mujeres en un mundo laboral en transformación: 50-50 en 2030’.

De acuerdo con la ONU, el mundo laboral está transformándose, con implicaciones para las mujeres. Con esta celebración buscan reflexionar sobre los avances, pedir cambios y reconocer a las mujeres y hombres que han trabajado por acortar las brechas.

Este año se sentarán las bases de una agenda con miras al 2030, año en el que se impulsen los derechos laborales de las mujeres, se harán compromisos en materia de igualdad de género, empoderamiento y derechos humanos.

Se busca comenzar con la construcción de una agenda que vele porque las niñas y los niños concluyan la educación básica, que esta sea equitativa y de calidad sin importar el género. Además, se pretende que todas las niñas y los niños tengan acceso a atención y desarrollo en la primera infancia a fin de que estén preparados para la enseñanza primaria.

También se buscará que se terminen todas las formas de discriminación contra las mujeres y las niñas en el mundo, que se eliminen todas las formas de violencia en lo público y lo privado así como la eliminación de prácticas nocivas como el matrimonio infantil, precoz y forzado así como la mutilación femenina.

En Venezuela, la llegada de la Revolución Bolivariana reivindicó a la mujer

En nuestro país, se reivindica con la llegada de la Revolución Bolivariana, el papel de la mujer mediante la construcción de un sistema de protección legal que empieza en la propia Constitución de la República (1999) y en la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

La presencia de ese lenguaje inclusivo contenido en la Carta Fundamental, descubre a quienes estuvieron ocultas bajo el genérico neutral masculino. Además, se ha traído el referente histórico de la participación de las heroínas de la Patria en el proceso de Independencia, para multiplicar también este legado en las nuevas generaciones.

Gracias al Gobierno Bolivariano existen entes que prestan apoyo a las féminas como el Instituto Nacional de la Mujer (Unamujer), el Banco de la Mujer y el programa social Misión Madres del Barrio, dedicado a rescatar mujeres de la pobreza extrema brindando atención e inclusión en proyectos socioproductivos para el empoderamiento en diversos ámbitos.

El legado feminista del Comandante Chávez

El Comandante Eterno, Hugo Rafael Chávez Frías siempre mantuvo una lucha sostenida para que la mujer venezolana ocupará el lugar que le corresponde en la construcción de la Patria Socialista.

Precisamente, en un acto de Juramentación de las Mujeres Bolivarianas, en el Teatro Teresa Carreño en el 2010, el líder de la Revolución Bolivariana se declaró feminista. "No puede haber Revolución sin la participación de las mujeres de la patria”, aseguró Chávez al tiempo que agregó que todas las mujeres: jóvenes, estudiantes, trabajadoras, los movimientos feministas y las revolucionarias, deben constituirse en Guardianas de la Revolución.

En ese momento sugirió a las féminas que más allá de conformarse en Guardianas de Chávez, las mujeres socialistas deben constituirse en Guardianas de la Revolución y de la Patria Socialista.

Además dijo que el trabajo de las Guardianas debe trascender las fronteras, para así organizarse en mujeres “por la Patria grande, por el Socialismo”.

En la actualidad, el presidente obrero de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, sigue el legado del Gigante Chávez quien creó el nuevo feminismo socialista del siglo XXI para la liberación y la igualdad de la mujer para siempre.

En este sentido, en nuestro país, se reconoce la figura de las mujeres en la alta política, entre las que destacan: Delcy Rodríguez, ministra de Relaciones Exteriores; Iris Varela, ministra de Asuntos Penitenciarios; Marleny Contreras, ministra de Turismo; Antonieta Caporales, ministra para la salud; la ministra de la Mujer, Blanca Eekhout; entre otras damas valientes y revolucionarias que destacan por su alto desempeño al servicio de la Patria de Bolívar.

Apacuana, Hipólita y Matea

Apacuana, Hipólita Bolívar y Matea Bolívar sientan un precedente histórico al ser ascendidas en el Panteón Nacional este 08 de marzo como una reivindicación histórica al papel de la mujer afrodescendiente  e indígena en la gesta independentista y libertadora de Venezuela de la Corona Española.

Este tributo se hace propicio para elevar también la reflexión sobre la exclusión histórica a la mujer indígena y afrodescendiente a manos del patriarcado capitalista, y de la necesidad de visibilizar el genocidio indígena y afrodescendiente que se perpetró en América durante la colonia desde la perspectiva de las atrocidades sufridas por el género femenino, así como la voz poética, identidad y resistencia cultural que se ha desarrollado en medio de discriminaciones sociales y abusos.

Honor a estas tres invalorables mujeres: Apacuana, guerrera y mujer piache Mariche, de Hipólita Bolívar, nodriza de Simón Bolívar y de Matea Bolívar, la primera maestra del Libertador, para honrar la cultura afrovenezolana e indígena.

Hipólita y Matea fueron dos mujeres negras esclavas que contribuyeron a la crianza de Simón Bolívar, liberadas después por el Libertador, y sus restos ya habían sido trasladados desde el Cementerio General del Sur al Panteón de los Bolívar, en la Catedral de Caracas, el 31 de julio de 1975.

Por su parte, Apacuana, fue una india guerrera de los Valles del Tuy, su presencia se remonta a los años 1550 – 1577. De la familia Caribe, etnia de los Mariches, habitaba en los hoy conocidos Valles del Tuy. Como piache, convenció a su pueblo de alzarse contra el invasor Francisco Infante. Luego de una hábil estrategia para aprovisionarse de armas, lidera el exitoso ataque contra los españoles.

Cabe destacar que en la obra de Cesar Rengifo la Jefa Apacuana exclama antes de morir por la mano de invasor español, la siguiente proclama:

“Proclámalo por todos los caminos, y dilo con voz fuerte a la distancia: y grítalo a las piedras y a las aves y a las errantes hojas y a los vientos… Y dilo a los que van y a los que vienen y a los tiempos distantes y remotos, que siempre ha de brotar en esta tierra unida con sus rocas y sus flores, con sus ardientes suelos y sus nieves, y en las manos de quien en ella nazca, esa liberta que no es un sueño sino espiga de luz alta y nacida de esta recia raíz que ahora sembramos, con sangres derramadas y esperanzas!.

 

(Alberto Vargas)


08/03/2017