Gobierno Bolivariano
Gobierno Bolivariano

Serie “El Comandante” tiene como objetivo:
atacar la memoria del Eterno Chávez


::  

 

El 30 de este mes se estrena en TNT (para Latinoamérica) una ficción dirigida a arremeter contra  el perfil, la vida y lo político del  Indestructible Hugo Rafael Chávez Frías. Detrás de esta trama con un contenido teledirigido (de manipulación criminal) a la audiencia,  están factores del sindicato del fascismo neoliberal, los canales de televisión de entretenimiento más grandes del mundo y las principales redes del poder mediático de la clase dominante colombiana (que a contrapelo viene agrediendo a Venezuela). Esta embestida cultural contra la memoria del Gigante Chávez y al pueblo de Venezuela, está engranada en la guerra asimétrica imperialista.

El creador

Es Moisés Naím, venezolano, ministro de los gobiernos neoliberales previos a Chávez. Fue quien diseñó el "paquete económico" (el VIII Plan de la Nación) del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial en febrero de 1989, siendo ministro de Fomento, Industria y Comercio del segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez. Estas medidas desencadenaron "El Caracazo", del que tres años más tarde desembocó en la rebelión militar dirigida por el entonces teniente coronel Hugo Rafael Chávez Frías.

Hay una línea casi directa en el mapa de relaciones entre Naím y la CIA. En toda su carrera hizo parte de medios y empresas financiadas por la maquinaria de esa agencia y del Congreso de  Estados Unidos (EEUU), todas máquinas de intervención extranjera. Su prédica como "periodista" se inserta a la perfección en las líneas centrales de la CIA en su estrategia de injerencia e influencia en el ámbito global y en particular en los países latinoamericanos. Además, fue "halcón" de George Bush durante la "guerra contra el terrorismo", integrante del Banco Mundial, de la Fundación Rockefeller y del grupo Prisa, este último dueño de más de 1 mil 200 emisoras, periódicos y canales de televisión en América Latina que se dedican día tras día a evaporar odio contra los procesos socialistas y dirigentes revolucionarios.

Su programa de televisión, "El efecto Naím", lo transmiten CNN (la quinta esencia de Dios), NTN24 y Globovisión, donde interpreta a total fidelidad los designios y líneas políticas de la élite global. Sus últimos 20 años de vida los ha dedicado a sostener y promover una campaña sucia y manipulativa contra el Gigante Chávez y el proyecto político que encarnó que está en pleno proceso, a pesar de la injerencia de imperialista y el ataque criminal de sus lacayos.

Bastantes demostrativas son sus declaraciones, además, sobre la creación de la serie en las que afirmó que: "Venía investigando la vida del líder de la revolución bolivariana desde hace una década. Motivado, me senté y comencé a escribir una historia de 120 páginas. Sony la compró y a partir de ese primer manuscrito se desarrollaron los libretos y los personajes". Esta mentira mediática no se la cree ni un bebé de pecho. Su historia de vida es un fiel testimonio de la canalla de este apátrida.

Los Medios sumados a esta farsa

Esta invención es realizada por Sony Pictures Televisión, una de las más grandes empresas de cine y televisión en el planeta. La cual forma parte de Sony Corps y tiene de accionistas a grandes bancos como Bank Of América, Morgan Stanley y Goldman Sachs.

TNT de Time Warner, está encargada de su difusión en América Latina, quien entre sus accionistas tiene a JP Morgan Chase, Vanguard Group y State Street Corporation. Y la señal responsable de su emisión en EEUU, Telemundo de Comcast, propiedad de estos dos últimos bancos, junto al fondo de inversiones Black Rock, entre otras multimillonarias corporaciones. Así como los otros canales repetidores de la serie como Telefé de la multinacional española Telefónica y Blim del magnate mexicano Emilio Ázcarraga.


La insidia de Colombia

El caso colombiano termina de mostrar el grado de profundidad desde donde parte esta agresión cultural contra el chavismo.  Por eso, quien asume la figura de Chávez es de Colombia. Andrés Parra ha sido elegido para el papel del Comandante Chávez. Trabajó  como Pablo Escobar en la serie El Patrón del Mal. Se trata de jugar con el imaginario de la audiencia para que asocie inevitablemente a los dos personajes. Escobar fue uno de los personajes más nefastos de la historia de Colombia. Y para los turiferarios que están detrás de esta serie, el Gigante Chávez fue lo mismo para Venezuela.

Según Parra, Sony Pictures le impartió un adoctrinamiento con periodistas e historiadores venezolanos para que "lo empaparan sobre el fenómeno de Venezuela, la guerra de la independencia y el culto a Bolívar". Si Moisés Naím es el creador de la serie, está en la lógica la línea antichavista y antibolivariana con la que Parra se identificará en su papel, desdibujando absolutamente la figura inmortal del Eterno Chávez.

Esta macabra conspiración ahistórica se va al traste cuando se observa quién es el amo del canal RCN, a cargo del “estreno mundial”, el grupo de Carlos Ardila Lulle, propietario de gran parte del mercado de bebidas y fútbol del país colombiano. Su patrimonio era para el año 2016 de 5 mil millones de dólares‚ posicionándose como uno de los más ricos e influyentes de Colombia. Ardila Lulle es uno de los principales financistas del partido de Álvaro Uribe Vélez y  paramilitares.

El pueblo venezolano debe estar atento ante este nuevo ataque del poder mediático que busca resquebrajar la epopeya Bolivariana, Zamorana y Chavista, debilitar la fuerza moral y ética de las mujeres y de los hombres de nuestra Patria, que no se dejarán doblegar ante la infamante serie televisiva que ataca flagrantemente la memoria del Eterno Chávez al margen de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, por lo que las instancias internacionales deben pronunciarse para evitar la difusión de este disparatada serie con una gigantesca carga de vilipendio, difamación e injuria avalado por la criminal derecha fascistas en conchupancia con el imperialismo.


(Alberto Vargas)


14/02/2017