Gobierno Bolivariano
Gobierno Bolivariano

Sabotaje petrolero 2002
fue derrotado por la Revolución


:: La actividad se realizó en el Centro de Encuentro para la Educación y el Trabajo del Inpsasel
:: A la actividad asistió un numeroso grupo de trabajadores de la institución
:: Eric Omaña, Ingeniero Mecánico con Maestría en Ingeniería Ambiental, Ex Gerente de Higiene Ocupacional de PDVSA y responsable de la actividad

Prensa Inpsasel (06.02.2017). En el marco de la Cátedra “Comandante Hugo Chávez Frías”, que realiza el Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel), se desarrolló un encuentro para discutir las consecuencias del sabotaje petrolero perpetrado por los grandes grupos empresariales y la derecha fascista, lacayos del imperialismo estadounidense, durante los años 2002 y 2003, a fin de crear conciencia para combatir la guerra económica implementada actualmente por la extrema derecha, que pretende generar una confrontación interna nacional para destituir al Presidente electo democráticamente, Nicolás Maduro.

Eric Omaña, Ingeniero Mecánico con Maestría en Ingeniería Ambiental, Ex Gerente de Higiene Ocupacional de PDVSA y responsable de la actividad, precisó: “Lo que la gente perseguía en el 2002 – 2003, lo sigue persiguiendo, que el presidente renunciara, que hubiese una conmoción nacional y que intervinieran tropas extranjeras, es decir, el mismo discurso se sigue manteniendo hoy, en el 2017”.

Durante la presentación, el vocero explicó que los venezolanos y las venezolanas deben mantener una formación activa para no olvidar los hechos de corrupción, desconocimiento de la autoridad del Estado, el impedimento del flujo interno y la exportación petrolera, entre otros actos de sabotaje elaborados por la elite empresarial que intentó devolver al país a la oligarquía.

“Este es un proceso que no podemos dejar en el aire, desde diciembre debemos estar hablando de esto, en enero, ahora en febrero, porque fue un proceso que se parece mucho a lo que esta pasando ahorita, nos dejaron sin gasolina, sin comida, sin servicios médicos, nos dejaron sin nada y sin embargo el pueblo lo aguantó”, dijo.

De igual manera, reiteró que a raíz de la avanzada revolucionaria dirigida para entonces, por el Eterno Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, en la que se recuperó la empresa Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (PDVSA), el pueblo logró percibir los ingresos provenientes de la renta petrolera. De esta manera, el Ejecutivo Nacional destinó gran parte del capital a la inversión social, materializado en las Misiones que coadyuvaron a la recuperación económica del país, labores que ahora mantiene firme el Presidente obrero, Nicolás Maduro.

En este sentido, Omaña hizo un llamado a los empresarios a reflexionar y no cometer los mismos atentados que desembocaron en la desestabilización política y económica del país, para garantizarles el acceso al capital nacional.

“No hay posibilidad de repetir lo que ha estado pasando, el llamado es a que reflexionen y de verdad hagan su rol como tal de empresarios que de verdad quieran contribuir en este proceso, porque ya la derrota del sabotaje petrolero les enseñó, que la clase obrera le puede manejar sus empresas, que son de ellos hasta ahora porque son un medio de propiedad privada, pero pueden ser también, un medio de propiedad social”, sostuvo.

El sabotaje petrolero del 2002, inició con la paralización de un tanquero de PDV Marina, en el Lago de Maracaibo, el Pilín León, situación que denominaron “paro cívico nacional”, pensada como estrategia de presión para obligar la renuncia del Gigante Chávez, lo que a su vez, devino en la suspensión de distintas plantas de combustible, estaciones de servicios, la disminución de producción del crudo, la paralización de otros tanqueros y refinerías en todo el territorio nacional, ocacionando un fuerte impacto negativo en la economía de Venezuela, sin embargo, el primer mandatario para la fecha, consiguió solventar la situación y mantuvo a raya los intentos de establecer un ambiente de caos en el país.


07/02/2017