Gobierno Bolivariano
Gobierno Bolivariano

Las trabajadoras y trabajadores revolucionarias del Inpsasel rechazamos las agresiones de la esposa del presidente de la Asamblea Nacional


::  

Nosotras, todas las mujeres trabajadoras, combatientes, chavistas, maduristas y revolucionarias del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (INPSASEL), médicas ocupacionales, enfermeras, abogadas, sociólogas, facilitadoras, científicas, obreras, técnicas y profesionales especializadas en el área de la seguridad y salud en el trabajo, expresamos nuestro absoluto rechazo en contra de las lamentables declaraciones de Diana D’Agostino, esposa del presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, y las cuales resultaron un intento fallido para agredir la dignidad, fortaleza, moral y espíritu de las heroicas y hermosas mujeres revolucionarias de la Patria soberana que heredamos del Libertador Simón Bolívar y de nuestro querido Gigante Eterno Hugo Chávez Frías.

Las deplorables palabras de D’Agostino, ofrecidas el sábado 4 de junio de 2016 en un programa del canal opositor Globovisión y en las cuales calificó de “desarregladas, sucias y sin maquillaje” a las mujeres revolucionarias, reflejan el profundo odio y desprecio que siempre ha sentido la oligarquía adeco-copeyana y la burguesía por las luchas históricas y nobles del pueblo para construir la Patria socialista, con una justa distribución de la riqueza petrolera, de inclusión social y felicidad social, sueño que durante 40 años fue combatido por el puntofijismo a través de una cruenta represión, persecución y asesinato de hombres y mujeres que sacrificaron su vida por la soberanía e independencia que hoy tenemos gracias al Comandante Chávez y al Presidente Obrero Nicolás Maduro Moros.

D’Agostino intenta sin éxito ofender a las mujeres trabajadoras con expresiones que, en el fondo, solo desenmascara su paupérrima vida espiritual que muy bien Erich From la incluiría en su libro " La Soledad del Hombre" y señalamientos marcados por un profundo racismo y etnoracismo que se expresan en los antivalores de vanidad, egocentrismo, superficialidad, exhibicionismo que rayan en el más vulgar colonialismo estético promovidos por los medios de comunicación social y el sistema capitalista.

Las mujeres revolucionarias creemos en la belleza que mueve al mundo y hace resplandecer la esperanza en nuestros corazones para seguir batallando por la Patria, que engrandecen el alma y las palabras, convirtiendolas en amor todos los días, en el beso que damos a nuestros hijos, esa belleza que nos impulsa a seguir luchando por el futuro que nos enseñó el Comandante Chávez “El amor que alberga el corazón de una Mujer es fuerza sublime para salvar la Causa Humana. ¡Son ustedes la Vanguardia de esta Batalla!”

Somos fuerza, somos creadoras de vida, somos madres, hijas, esposas, trabajadoras y combatientes que no se rendirán jamás ante la guerra económica y el plan golpista que adelanta el Imperio norteamericano a través de la derecha venezolana, derrotaremos cualquier intento de desestabilizar la tranquilidad y paz de nuestros hijos y de la República, combatiremos el odio irracional con el amor que nos trasmitió el Comandante Chávez y profundizaremos nuestro compromiso para seguir impulsando la construcción del Socialismo Bolivariano.

Para la mujer todos los días son de lucha en las fábricas, en las comunidades, en los hogares, así como nuestras combatientes que ejercen funciones en las distintas ramas de los poderes públicos, batallando permanentemente para defender el legado socialista de Clara Zetkin, Rosa luxemburgo, Miriam Makeba, Berta Cáceres, Nora Castañeda, Eumelia Hernandez, Maria Alejandra Bolivar, Laura Castillo.

Hugo Chávez Frías primer presidente feminista que promovió leyes e instituciones que protegen derechos tales como la vida y la seguridad laboral. Seguirá recibiendo mucho amor por parte de las mujeres del Inpsasel y de todas las mujeres venezolanas, y continuaremos respaldando al Presidente Obrero Nicolás Maduro Moros en su objetivo histórico de llevar adelante este proceso político hermoso que sigue creciendo junto a los jóvenes, adultos mayores, niñas y niños, profesionales y mujeres de nuestra Patria.

¡Viva la paz!, ¡viva la vida!, ¡viva las mujeres trabajadoras!, y las hijas e hijos de la Patria ¡viva el Comandante Chávez!, ¡Viva el Presidente Maduro!


8/6/2016