Gobierno Bolivariano
Gobierno Bolivariano

Inpsasel realizó foro para analizar
decreto injerencista de Obama


: Clase trabajadora, la comunidad y servidores públicos del Inpsasel participaron en la actividad
: El foro se realizó en la sede principal del Inpsasel, en la parroquia La Candelaria
: "Nuestras armas contra el poderío militar del Imperio son la unión y la conciencia revolucionaria", afirmó Ludmila Peña, abogada y jueza superior de Caracas.

Prensa Inpsasel (10.04.15) Este jueves 9 de abril se realizó en la parroquia La Candelaria, Caracas, el foro “Posición jurídica del Estado venezolano frente a las injerencias de Estados Unidos (EEUU)” para analizar el decreto sancionatorio del Presidente Barack Obama y la política agresora del Imperialismo yanqui que atentan contra la soberanía y paz de Venezuela.

La actividad se efectuó en la sede del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel) y contó con la ponencia de Ludmila Peña, abogada y jueza superior del Área Metropolitana, quien destacó la importancia de la sentencia de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que se publicó el 20 de febrero.

“Este documento es histórico porque es la primera vez en el mundo que un máximo tribunal rechaza mediante argumentos jurídicos la injerencia del Imperio estadounidense”, aseveró. “Jueces comprometidos con la defensa de la soberanía y la Patria estamos recorriendo las comunidades y las instituciones para difundir el contenido de esta sentencia”, agregó.

Explicó que dicho fallo está sustentando en los Artículos 1, 5 y 322 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; en el Artículo 1 de la Carta de las Naciones Unidas (ONU) de 1945; la Declaración Universal de los Derechos Humanos; la Carta de la Organización de los Estados Americanos (de 1948) y en las resoluciones de la ONU que protegen el principio de no intervención a los países.

Por su parte, indicó que el decreto se basó en supuestas violaciones de los derechos humanos y otros argumentos infundados tales como persecución a dirigente de la oposición, restricción a la libertad de expresión y detención de Leopoldo López. “Durante los cuarenta años de Pérez, Lusinchi, Leoni, Betancourt, Herrera Campins y Caldera sí reprimieron, detuvieron, torturaron y masacraron”, dijo.

“También es sabido cómo EEUU viola los derechos humanos en Guantánamo y en los países que ha invadido a lo largo de la historia. Son constantes los casos de violencia policial en contra de las comunidades afroamericanas; en España, por ejemplo, la policía actúa con violencia para desalojar a los ancianos de sus casas; y en México y Colombia cada día descubren fosas comunes”, destacó.

Peña indicó, además, que el decreto sancionatorio se basó en la Ley para la Defensa de los Derechos Humanos y la Sociedad Civil en Venezuela, aprobada el 10 de diciembre de 2014 por el Congreso estadounidense por iniciativa de varios senadores del Partido Republicano y la cual establece sanciones de bloqueo de activos en territorio estadounidense y revocación de visas. “Esta ley se fundamentó en informes sesgados que han publicado Organizaciones No Gubernamentales que son financiadas por Estados Unidos”, destacó.

“Obama pretendió vulnerar nuestra soberanía y autodeterminación como pueblo libre, soberano e independiente y se encontró con la solidaridad de muchos países con Venezuela. Estamos en su mira pero no podrán torcernos el brazo. Nuestras armas contra el poderío militar del Imperio son la unión y la conciencia revolucionaria”, dijo.

La ponente destacó que detrás del decreto ejecutivo existe el interés de EEUU por apoderarse de nuestras inmensas riquezas naturales en petróleo, gas, agua, minerales preciosos y biodiversidad. “No dejaremos que nos quiten nuestras riquezas ni tampoco la Patria”, afirmó.

“La potencia no se quedará tranquilo mientras seamos libres y soberanos. No nos perdonan que China, Rusia e Irán sean nuestros hermanos y que ya no seamos su patio trasero. La lucha histórica del Comandante Supremo evitó que el Imperio nos invadiera. Somos un pueblo de paz y no dejaremos que nos quiten la Patria”, señaló.

Aseguró que la conciencia popular marcó el rumbo de la jornada de recolección de las diez millones de firmas para exigir la derogación del decreto injerencista (y que continuará hasta finales de abril según anunció el Presidente de la República, Nicolás Maduro el jueves 9 de abril en cadena nacional de radio y televisión). “Aquí hay conciencia. Fue emocionante ver el entusiasmo con el cual participaron la juventud, ancianos y discapacitados en todo el país”, concluyó Peña.

(Richard Becerra)

TSJ: “EEUU
no tiene jurisdicción en Venezuela”

A continuación presentamos los principios fundamentales establecidos en la sentencia de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y los cuales fueron leídos al pueblo por la presidenta del TSJ, magistrada Gladys Gutiérrez, el 20 de febrero de 2015, en la sede del máximo tribunal del país.

“Estas acciones injerencistas generan un repudio internacional, por lo cual el Máximo Juzgado del país exige el cese de esta conducta ilícita”.
“Exhortamos a los demás países de la comunidad internacional para que coadyuden a tutelar en sus derechos en virtud, entre otros de los principios de solidaridad y reciprocidad, justicia y paz internacional”.

“Los Estados Unidos de Norteamérica no tienen jurisdicción  alguna, de ninguna forma, intensidad o atributo para sancionar y promulgar actos con aplicación en la República Bolivariana de Venezuela”.

“El documento identificado como Ley para la defensa de los Derechos Humanos y la Sociedad Civil en Venezuela 2014 carece de validez y efectividad, y es absolutamente nula su ubicación o existencia en el plano jurídico para la República Bolivariana de Venezuela”. “La ley aprobada por Estados Unidos así como otras acciones emprendidas en contra de Venezuela, no solo vulneran los derechos internacionales, principios, costumbres, tratados y otros instrumentos internacionales, sino que atenta contra los más emblemáticos criterios jurídicos y éticos de la humanidad”.

¿Qué establece
la Constitución Bolivariana?

Artículo 1.  La República Bolivariana de Venezuela es irrevocablemente libre e independiente y fundamenta su patrimonio moral y sus valores de libertad, igualdad, justicia y paz internacional en la doctrina de Simón Bolívar, el Libertador. Son derechos irrenunciables de la Nación la independencia, la libertad, la soberanía, la inmunidad, la integridad territorial y la autodeterminación nacional. 

Artículo 5.  La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público. Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos. 

Artículo 322. La seguridad de la Nación es competencia esencial y responsabilidad del Estado, fundamentada en el desarrollo integral de ésta y su defensa es responsabilidad de los venezolanos y venezolanas; también de las personas naturales y jurídicas, tanto de derecho público como de derecho privado, que se encuentren en el espacio geográfico nacional. 

Artículo 1 de la Carta
de las Naciones Unidas

“Los propósitos de la ONU son fomentar entre las naciones relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinación de los pueblos, y tomar otros medidas adecuadas para fortalecer la paz universal”.


10/04/2015