Gobierno Bolivariano
Gobierno Bolivariano
Médico psiquiatra Ángel Riera analizó operación psicológica del imperio contra Venezuela

“Pueblo y clase trabajadora tienen el poder para desmontar la guerra mediática”


: En la actividad participaron servidores públicos del Inpsasel y clase trabajadora del Distrito Capital
: El ponente señaló que los medios de comunicación conducen a la opinión pública hacia el miedo
: Las balas son las palabras y el objetivo son las emociones de la población, se resaltó durante el foro

Prensa Inpsasel (26.03.15) El miércoles 25 de marzo se realizó en Caracas el foro “Guerra de cuarta generación y operaciones psicológicas” donde los trabajadores y servidores públicos analizaron las estrategias mediáticas empleadas por la derecha y el imperio para atacar a la Revolución Bolivariana y el pueblo venezolano.

La actividad se efectuó en el auditorio del Instituto Nacional de Capacitación y Recreación de los Trabajadores, en la parroquia El Paraíso, y contó con la ponencia de Ángel Riera, médico psiquiatra egresado de la Universidad de Carabobo y especialista en comunicación política y opinión pública.

Explicó que la guerra de cuarta generación pertenece a la doctrina militar estadounidense y fue acuñado en 1989 por William Lind, exfuncionario del Pentágono. Contempla las guerras de guerrillas, asimétrica, de baja intensidad y la sucia, indicó. “Es una guerra invisible que no usa soldados ni ocasiona derramamiento de sangre (aunque sí en los países considerados enemigos). Su objetivo es atacar a la población civil”, señaló.

“La guerra sucia es aplicada por el imperio para desprestigiar a Venezuela a escala internacional. Asimismo, otra ejecución se ha observado en el marco de la guerra económica y más recientemente con la difusión masiva de una falsa información del secuestro de niños en varios estados del país”, agregó.

El Departamento de Estado, la CIA (Agencia Central de Inteligencia) y la USAID (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional) han creado una oficina para diseñar y dirigir estrategias de ciberguerra. “Las armas son la computadora e Internet, las balas son las palabras y el objetivo son las emociones de la población. Además, cuentan con hackers para violar cuentas de correo electrónico y páginas web”, indicó.

Asimismo, definió que la operación psicológica consiste en la recolección de información y datos sobre cómo piensa el pueblo, cuáles son sus patrones de conducta y las palabras que más dice en las redes sociales y medios de comunicación. “De esta manera se conocen las susceptibilidades o emociones primarias de la población y así provocar sus principales temores a través de los medios”, precisó.

Al respecto, señaló que los medios de comunicación impresos conducen a la opinión pública hacia el miedo, incertidumbre y desasosiego; los radiofónicos repiten constantemente aquellas palabras que generan miedo y la publicidad es utilizada para emitir mensajes disociados contra del Gobierno Bolivariano”, explicó.

Agregó que la guerra mediática ha dirigido grandes recursos y esfuerzos hacia las redes sociales con el propósito de propagar textos, informaciones y fotografías con el objetivo de exacerbar la rabia, depresión y temor en las personas. “El objetivo es disminuir la crítica activa, desactivar el análisis de la información y reducir la opinión pública a los intereses de quienes dirigen la ofensiva”, enfatizó.

“El rumor es una técnica poderosa que se propaga rápidamente y resulta difícil de desmontar”, añadió.
Riera señaló que el gobierno de Estados Unidos, a través del decreto injerencista firmado por el presidente Barack Obama, intentó sin éxito aplicar las técnicas de la guerra psicológica contra Venezuela. “El decreto tuvo un efecto boomerang porque unificó al pueblo venezolano frente a la agresión imperialista y logró la solidaridad de muchas naciones”, afirmó.

Pedro Martínez, servidor público del Inpsasel, afirmó que el foro permitió analizar cómo trabaja la guerra mediática para alterar la realidad sobre temas sensibles tales como el desabastecimiento de alimentos y la inseguridad personal. “El rumor del secuestro de niños, por ejemplo, causó miedo e inquietud. El médico psiquiatra Riera recomendó que ante el miedo es necesario pensar y buscar el razonamiento adecuado”, aseveró.

El médico psiquiatra Ángel Riera indicó que el perfil psicológico de Obama se caracteriza por elementos tales como la ambigüedad, la perversidad y el narcisismo. “El mandatario estadounidense seguramente continuará con las operaciones psicológicas aunque sabe que es una guerra que estamos ganando nosotros”, añadió.

Finalmente, destacó el ponente que la clase trabajadora y el pueblo deben profundizar la movilización, el debate y la discusión para desmontar los rumores y temores que el imperio yanqui y la derecha venezolana intentan sembrar en el pueblo. “El desafío es incrementar nuestra participación y la crítica activa para conocer a fondo cómo operan los mecanismos que forman parte de la guerra de cuarta generación”, dijo.

(Richard Becerra)


: Pedro Martínez, servidor público del Inpsasel, afirmó que el foro permitió analizar cómo trabaja la guerra mediática : El médico psiquiatra Ángel Riera indicó que el decreto injerencista de Obama unificó al pueblo venezolano frente a la agresión imperialista

26/03/2015