Gobierno Bolivariano
Gobierno Bolivariano

Inpsasel Distrito Capital y Vargas
realizó foro para analizar la guerra económica


: En la actividad participaron servidoras y servidores públicos del Inpsasel Distrito Capital y Vargas
: Organizan ciclo de foros para elevar la conciencia revolucionaria y fomentar la organización popular
: La clase trabajadora y la comunidad organizaron foros a escala nacional

Prensa Inpsasel (20.02.15) Trabajadores del Distrito Capital y Vargas, la comunidad y servidores públicos del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel) participaron en un conversatorio para analizar la guerra económica que desarrolla el Imperialismo norteamericano contra la Revolución Bolivariana, clase obrera y el pueblo venezolano.

La actividad se efectuó el viernes 20 de febrero en la sede regional del organismo, ubicada en la parroquia El Paraíso, en Caracas, y forma parte de las jornadas que están organizando los servidores públicos junto a los trabajadores a escala nacional para elevar la conciencia revolucionaria y defender el Gobierno Bolivariano del Presidente Nicolás Maduro.

“La guerra económica forma parte de la ofensiva de cuarta generación creada por el Imperio y la derecha. Mediante estrategias y el bombardeo mediático son atacados los sectores más sensibles de la población, por ejemplo, los alimentos, medicamentos y productos de aseo personal”, afirmó Luis Cedeño, gerente del Inpsasel Capital y Vargas.

Agregó que se trata de un método elaborado por el Departamento de Estado de Estados Unidos en alianza con la Unión Europea que se basa en el fascismo y está dirigido a intervenir sobre Venezuela y de esta manera controlar las reservas de petróleo más grandes del planeta. “Estados Unidos quiere adueñarse de nuestras riquezas naturales”, resaltó.

Al respecto, indicó que la institución continuará profundizando su lucha para garantizar los derechos de los trabajadores en materia de seguridad y salud en el trabajo. “El objetivo fundamental es reducir las causas de los accidentes de trabajo y las enfermedades ocupacionales mediante el fortalecimiento de la cultura preventiva”, apuntó.

Informó que las gerencias sustantivas del Inpsasel diseñan un plan estratégico que será aplicado en las inspecciones integrales –en materia de salud ocupacional- realizadas en todo el país con la finalidad de verificar los procesos de producción, distribución y comercialización de alimentos, medicinas y demás productos de primera necesidad.

Guillermo Santana, servidor público, expresó que el instituto constituye herramienta fundamental del Gobierno Bolivariano para combatir la guerra económica. “Los servidores públicos nos debemos al pueblo y a la clase trabajadora, por tanto, participaremos y defenderemos sus derechos en esta coyuntura que enfrentamos. Podemos derrotar la guerra económica y el pueblo unido lo logrará”, destacó.

José Arellano, servidor público, leyó algunos fragmentos de la novela “La casa de los espíritus” (publicada en 1982), de la autora Isabel Allende, en donde se retrata el sufrimiento del pueblo chileno para acceder a los alimentos y productos de primera necesidad durante los meses previos al golpe de Estado contra el presidente socialista Salvador Allende. “La oposición venezolana cree que repetirá el mismo esquema golpista pero no lo lograrán”, destacó Arellano.

A continuación transcribimos dos extractos del libro “La casa de los espíritus”, específicamente algunas líneas del Capítulo XII “La conspiración”, los cuales guardan estrechas similitudes con la realidad que enfrenta actualmente el pueblo venezolano a causa de las pretensiones golpistas y desestabilizadoras del imperialismo y la derecha:

“…Las mujeres se levantaban al amanecer para pararse en las interminables colas donde podían adquirir un escuálido pollo, media docena de pañales o papel higiénico … Se produjo la angustia de la escasez, el país estaba sacudido por oleadas de rumores contradictorios que alertaban a la población sobre los productos que iban a faltar y la gente compraba lo que hubiera, sin medida, para prevenir el futuro. Se paraban en las colas sin saber lo que se estaba vendiendo, sólo para no dejar pasar la oportunidad de comprar algo, aunque no lo necesitaran”.

“Surgieron profesionales de las colas, que por una suma razonable guardaban el puesto a otros, los vendedores de golosinas que aprovechaban el tumulto para colocar sus chucherías y los que alquilaban mantas para las largas colas nocturnas. Se desató el mercado negro. En la premura por acaparar productos, se producían confusiones y los que nunca habían fumado terminaban pagando cualquier precio por una cajetilla de cigarros, y los que no tenían niños se peleaban por un tarro de alimento para lactantes…”.

(Richard Becerra)

: Se leyeron fragmentos de la novela "La casa de los espíritus", de la autora chilena Isabel Allende
: Luis Cedeño, gerente del Inpsasel Distrito Capital y Vargas
: Guillermo Santana, servidor público del Inpsasel Distrito Capital y Vargas

20/02/2015