Activan Gestión en Seguridad y Salud en el Trabajo

El Inpsasel inspeccionó
al Ministerio de Ciencia y Tecnología

Cuarto de Baterías sin empotramiento de cables

Pisos dañados por la humedad

El Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel), a través de la Diresat Capital y estado Vargas, realizó una inspección a los sótanos del Ministerio del Poder Popular para la Ciencia y Tecnología, en la esquina El Chorro, en donde el pasado 11 de septiembre se produjo un derrame de líquido en el Cuarto de Baterías que obligó la evacuación de los trabajadores.

Dicha evaluación fue dirigida por el Inspector en Seguridad y Salud en el Trabajo, Robinson Toro, quien realizó un recorrido en el archivo del Fondo Nacional de Ciencia y Tecnología (Fonacit) y demás áreas que resultaron afectadas por el accidente.

Según explica el funcionario, una de las trescientas sesenta baterías que suministran energía eléctrica al edificio en caso de apagones, se cayó y derribó otras.

El Cuarto de Baterías no tiene las condiciones adecuadas para la acumulación de tantas unidades, expresó. Se verificó el estado de dicho espacio y aunque las mismas ya fueron retiradas se observó que el cableado no está, debidamente, empotrado ni cuenta con la respectiva señalización.
Se constataron las condiciones laborales de Archivo, departamento que fue directamente afectado por el derrame, en donde el funcionario del Inpsasel advirtió los siguientes aspectos: poco espacio para transitar, la puerta de emergencia cerrada, gran cantidad de cajas, una mesa que obstaculiza por completo la entrada de una oficina, falta de señalización, entre otros.

En el Depósito de Aire Acondicionado se percibieron olores fuertes a disolventes y combustible, asimismo, se constató falta de iluminación y recipientes de diversas sustancias colocados cerca del comedor. De igual manera, se advirtió sobre un envase al lado del sistema que suministra aire acondicionado al Ministerio.
“Durante el recorrido se encontraron problemas tales como la falta de señalización a lo largo del sótano 4, de un sistema de extinción de incendios, de canalización de cableado, ni de extractores”, indicó el Inspector Robinson Toro.

Posteriormente, la inspección se trasladó a la Coordinación de Servicios Generales, en donde los trabajadores señalaron que están expuestos a la humedad, la cual ha deteriorado los pisos, y al ruido de los vagones del Metro.
“Se observó falta de notificación de riesgo tal y como lo establece el Artículo 62 de la Lopcymat (Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo)”, indicó el Inspector en Seguridad y Salud en el Trabajo.

No se encontraron Delegados de Prevención, por lo tanto, tampoco está activada la Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, no hay Programa de Seguridad y Salud, ni Programa de Capacitación en Seguridad y Salud para los trabajadores, ni Comité de Seguridad y Salud en el Trabajo y se destacó que trabajadores de las empresas contratistas no están inscritos en el Seguro Social.

HEDORES AFECTAN A LOS TRABAJADORE



Antonio Núñez, quien labora en el área de mantenimiento en el Sótano 5, señaló que los trabajadores deben hacer uso de un espacio para vestuario y comedor. El hedor a basura y monóxido de carbono, a causa de una compactadora de basura y un estacionamiento a pocos metros, se hacen evidentes durante la realización de la entrevista.

“Convivimos a diario con esta falta de espacio y, además, en medio del calor que generan los carros del estacionamiento. El olor a basura, que proviene del sótano 2, es más desagradable los días miércoles, jueves y viernes”, dijo.

Asimismo, advirtió que no son óptimas las condiciones en las cuales deben laborar porque, entre otros aspectos, existen riesgos de enfermarse: “Aquí, mensualmente, hay dos o tres trabajadores que se enferman de la garganta, les da fiebre, por ejemplo, el jefe de coordinación tiene laberintitis a causa de la contaminación sónica. La verdad es que estamos bastante preocupados, queremos que nos reubiquen a otro espacio con mejores condiciones de trabajo”.

Por su parte, Isaura Gil, secretaria de la Oficina de Administración y Servicios y secretaria general del sindicato Sintrafonacit, recordó el derrame de líquido que obligó dicha evacuación: “Como a las dos de la tarde estábamos realizando una reunión cuando, de repente, funcionarios del archivo advierten sobre el derrame de un líquido y de olores muy fuertes. Dijeron que ese era el cuarto de baterías. El olor generó una picazón en los trabajadores”.
“No sabemos qué tipo de líquido era y es algo que nos preocupa porque hay trabajadores que sufren de alergias muy severas. También está el ruido del Metro y la humedad, que es constante, sobre todo en los pisos porque estas oficinas están encima de unos tanques de agua”, agregó.

Por su parte, Zulay Parra, Directora General de Recursos Humanos del Ministerio del Poder Popular para la Ciencia y Tecnología, afirmó que su despacho está a disposición de tomar todas las medidas necesarias para asegurar el bienestar de los trabajadores. “Estamos conscientes de la importancia de optimizar las condiciones laborales en función del bienestar del trabajador”, dijo.

Sustancias químicas colocadas al lado del sistema de aire

Líquido de baterías afectó el área de archivos

Puerta de emergencia fue encontrada cerrada

Robinson Toro, Inspector en Seguridad y Salud en el Trabajo

Zulay Parra, Directora de Recursos Humanos

Isaura Gil, trabajadora

Antonio Núñez,trabajador en área de mantenimiento

Se encontró gran cantidad de cajas sin orden

Un escritorio obstaculiza entrada de una oficina


01/10/2008

eslogan