Gobierno Bolivariano
Gobierno Bolivariano

El 23 de Enero sintetizó el fin
de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez


::  

Sobre el del 23 de enero se ha cortado mucha tela, fecha en que el pueblo lleno de gran esperanza se lanzó a la calle para ponerle fin a la terrible dictadura que por 10 años ejerció el general Marcos Pérez Jiménez en la Patria de Bolívar. Ese mismo día, en horas de la madrugada, el dictador abordó la "Vaca Sagrada", el avión presidencial, para dirigirse a la República Dominicana, donde permaneció hasta trasladarse a Estados Unidos (EU).

Han transcurrido 59 años de la madrugada del 23 de enero, cuando el pueblo decidió dar el golpe conclusivo para conquistar su libertad. El primero de enero de ese mismo año se produjo el primer intento liderado por el coronel Hugo Trejo para liberar al pueblo venezolano del yugo dictatorial. Esta intentona, apoyada por numerosos oficiales de las guarniciones de Caracas y Maracay, fue abortada y el coronel Trejo fue apresado.

Pero, el 23 de enero el pueblo salió a la calle para manifestar su alegría por la libertad y la rabia contra los esbirros, como llamaban a los policías de la Seguridad Nacional. Muchos de esos esbirros fueron linchados por la furia de un colectivo que vengó la muerte, desaparición o detención de los suyos.

Fue una dictadura terrible que marcó la historia de América Latina y del mundo en que EU consideraba que los países de la región requerían gobiernos represivos, dictatoriales a fin de impedir o contener cualquier incursión soviética y para defender sus dominios sobre la industria petrolera y sus intereses económicos, políticos y sociales.

Qué significa el 23 de Enero en el colectivo venezolano

Al revisar la historia encontramos un sentimiento común: el amor de los venezolanos y las venezolanas por su libertad y por la democracia, exigiendo de ella la mayor atención y respuestas adecuadas a los problemas sociales en los que está inmersa la población. Para el pueblo venezolano, esta importante fecha es sinónimo de democracia, la cual ha sido mantenida con celo por los venezolanos y las  venezolanas sin dejar de ocupar su rol protagónico.

Este fue un movimiento poderoso, una rebelión del pueblo que impuso su voluntad de derrocar a una feroz dictadura. Esta gesta ha sobrevivido en la memoria de nuestro pueblo como una hazaña histórica que demuestra la combatividad del pueblo venezolano y la fuerza que tiene cuando, unido, trabaja en pos del logro de nobles fines.

Cuando el Eterno Hugo Chávez asciende al poder, luego de un contundente triunfo en las elecciones de 1998, lo hizo consciente de los cambios que se avecinaban. Comenzamos el tránsito de una seudo democracia representativa hacia una democracia participativa y protagónica asociada a la justicia social sin exclusiones.

(Alberto Vargas)


20/01/2017