MADURO LIDERÓ ENCUENTRO INTERNACIONAL DE TRABAJADORAS Y TRABAJADORES

El presidente Constitucional, Nicolás Maduro, encabezó la jornada del Primer Encuentro Internacional de Trabajadores en solidaridad con la Revolución Bolivariana, que se desarrolló en Caracas. El mandatario venezolano agradeció la solidaridad de las delegaciones de más de 25 países que formaron parte del evento internacional.

Este encuentro es el primero de los acordados en el Foro de Sao Pablo, que sesionó en Caracas en el mes de julio pasado.

Maduro inició su intervención agradeciendo la presencia de las delegaciones de los países que llegaron desde Europa, Rusia, China, África, NuestraAmérica y el Caribe hicieron parte del evento.

En este marco, explicó las dificultades que ha atravesado el país este año 2019 en medio de la arremetida imperialista estadounidense que incluyó fallidos intentos de golpes de Estado, imposición de medidas coercitivas, robo de activos y acciones de sabotaje en los servicios públicos, entre otros ataques en una agresión multidimensional para desestabilizar al Gobierno revolucionario.

Asimismo, el jefe de Estado resaltó la fuerza del pueblo venezolano que ha resistido la agresión de Washington. “Nuestro pueblo es un hueso duro de roer, se mantiene de pie, digno y victorioso”, enfatizó.

“Nunca pensó que se iba a encontrar a un hueso tan duro de roer como la Revolución Bolivariana y aquí estamos de pie, dignos y victoriosos”, ha dicho Maduro durante su alocución en el Primer Encuentro Internacional de Trabajadores y Trabajadoras.

Al mismo respecto, el mandatario ha asegurado que Venezuela “saldría airosa” ante un posible bloqueo naval de Estados Unidos, al tiempo que ha vislumbrado “crecimiento y prosperidad” para el país Bolivariano.

Maduro, de este modo, ha aludido a los informes recién difundidos que indican que el presidente estadounidense, Donald Trump, ha ideado imponer un bloqueo naval contra el país por un periodo de al menos un año y medio.

Al realizar un análisis de la geopolítica mundial, Maduro destacó también las agresiones comerciales y políticas que la “supremacía racista” de la Casa Blanca ha emprendido contra los Gobiernos de China y Rusia.

Esa posible medida se sumaría a otras tácticas de la Administración de Trump —entre ellas las sanciones y las amenazas de una invasión— para forzar una salida del poder de Maduro.

En sus declaraciones, el Jefe de Estado ha lamentado que el 2019 se haya convertido en un año de “asedio y agresión contra Venezuela”, a causa del bloqueo económico.

Para Maduro, las autoridades de EEUU no gobiernan a favor del bienestar de su pueblo, sino para adquirir dominio y amenazar a otras naciones del mundo.

En este sentido, ha denunciado que el imperio estadounidense busca gobernar el mundo, recurriendo a la política de sanciones y amenazas contra países como Venezuela, China, Rusia e Irán.

Asimismo, precisó el presidente Constitucional que “Donald Trump ha retirado a EEUU de los acuerdos que regulaban junto a Rusia la carrera armamentista nuclear y ha iniciado una nueva carrera armamentista con armas nucleares, una nueva escalada que ahora anuncia, como se ha conocido en medios internacionales, la van a llevar al espacio”.

“En Estados Unidos gobierna una facción extremista de derecha que tomó el poder de la Casa Blanca. Amenazan como si fueran el gobierno del mundo, como si alguien hubiera elegido a Donald Trump como presidente y gobernara con amenazas, sanciones y bloqueo”, aseveró.

También, resaltó la importancia del rol de la clase obrera internacional para enfrentar la crisis del capitalismo, donde el movimiento sindical está llamado a cumplir un papel histórico, dijo.

En ese sentido, instó a convocar un Congreso Mundial de Fuerzas Obreras y Sindicales para un mundo alternativo al neoliberalismo.

“Se los dejo como propuesta, tengo fe en la humanidad, en el futuro y por eso daremos nuestra vida”, dijo el Presidente Constitucional durante su discurso pronunciado ante trabajadores y trabajadoras provenientes de más de 25 países.

El presidente obrero, Nicolás Maduro exhortó a crear un grupo que coordine las acciones para levantar las banderas de lucha y llevar el mensaje de socialismo a la clase obrera del siglo XXI.

“Debemos sembrar la semilla de este tiempo histórico –subrayó- tengamos fe de que todas las luchas, hasta en las peores derrotas, llevan a un saldo positivo”.

A juicio del Jefe de Estado la humanidad ha recobrado fuerzas y ya no es la misma que responde a los preceptos de Washington, “estamos en otro mundo, un mundo multipolar y multicéntrico”, destacó.

 

INPSASEL formó parte de las delegaciones del país

Geovanni Peña, presidente del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (INPSASEL), durante su intervención en la mesas de trabajo número tres la cual le correspondió presidir, agradeció la presencia de los delegados y delegadas a este encuentro con el objetivo de debatir estrategias para enfrentar las embestidas de EEUU en el mundo.

Señalo que la clase obrera se ha convertido en pilar fundamental para hacerle frente al bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por EEUU contra Venezuela, encrudecido por el reciente decreto ejecutivo del presidente Donald Trump, que ordena congelar bienes y activos de la nación.

“Estoy seguro que los trabajadores con su fuerza van a enfrentar cualquier batalla del gobierno de EEUU” expresó.

“Podemos decir que tenemos una clase obrera unida apoyando a la Revolución Bolivariana y al Presidente Nicolás Maduro”, señaló.

 

Prensa: INPSASEL

Alberto Vargas