¡FELIZ DÍA DEL PADRE!

El Día del Padre nos recuerda la figura paterna de ese hombre maravilloso que es parte de la existencia de nuestras vidas. Hoy aunque en el mundo ya prevalece la igualdad de género, el Padre continúa siendo un digno representante de la familia. El Padre históricamente fue un símbolo en la antigüedad, categorizado como el pater familias, es decir, la pieza clave de la familia. Allí está la familia romana que fue una institución de la antigua Roma que estaba liderada bajo la autoridad del pater familias. No abrigamos dudas en cuanto a que el Padre representa el equilibrio necesario para educar a los hijos y las hijas que crecen y se desarrollan dentro de un hogar estable y amoroso para que lleguen a ser en un futuro hombres y mujeres integrales y felices. Igualmente, sostenemos que el Padre juega un papel fundamental dentro del grupo familiar, especialmente dentro de la crianza de los hijos y las hijas donde Él funge como protector y guía, mientras que la Madre como cobijo y ternura personifica al amor. El Día del Padre es para que los hijos y las hijas tengan la oportunidad de agradecer a Dios y a la vida por el Papá que tienen. Por eso, en este Día del Padre lo más importante no es obsequiarle un presente sino agradecerle todo lo que se esfuerza, consagra y forja cada día por el bienestar de sus hijos e hijas, es una gran ocasión para hacerle sentir todo el amor que se merece ese abnegado hombre en el sacrificio espontáneo que hace en favor de los suyos que lo identifica como el Padre.

¡Feliz Día del Padre!

 

Geovanni Peña

Presidente del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales

http://www.inpsasel.gob.ve/index.php/galeria/