VENEZUELA DENUNCIA EN CONVENCIÓN DE LA ONU ROBO DE CITGO

El bloqueo económico y financiero que enfrenta Venezuela impacta sobre los programas sociales que impulsa el Gobierno Constitucional del presidente obrero Nicolás Maduro. Los fondos del país están retenidos, congelados o confiscados por 50 instituciones bancarias en 26 países, dijo el Contralor General de la República Bolivariana de Venezuela, Elvis Amoroso.

El Gobierno de Venezuela denunció en el noveno periodo de la Convención Anticorrupción y Recuperación de Activos en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que se realiza en Viena, las estrategias de la administración de Estados Unidos para apropiarse de manera ilegal de las empresas y activos venezolanos.

“Hemos realizado una denuncia ante el mundo en este importante foro internacional, de la modalidad que tienen algunos países del mundo como EEUU, de apropiarse de nuestras riquezas para cometer hechos de corrupción”, expresó Amoroso, en la sesión del organismo multilateral.

Además, el funcionario reveló los fondos que tiene Venezuela retenidos, congelados o confiscados por 50 instituciones bancarias en 26 países, obstaculizando el libre comercio de la nación venezolana.

“Denunciamos a EEUU por los millones de dólares que nos han retenido y por el robo de nuestra empresa Citgo, para después repartírselos entre terceras personas”, dijo Amoroso.

El Contralor aclaró que con esta acusación formal se busca recuperar los activos pertenecientes al Estado venezolano para defender la soberanía y frenar la situación económica impuesta por el Gobierno de EEUU.

En días pasados, Venezuela denunció y exigió a Portugal la devolución de más de 1.500 millones de dólares bloqueados ilegalmente, necesarios para medicinas y comida. Asimismo, entre enero y febrero de este año, la compra de vacunas contra la Meningitis, el Rotavirus, y la Influenza; así como lotes de inmunoglobulina, reactivos de sangre, hemoderivados; medicamentos para enfermedades crónicas, antibióticos hospitalarios y anestésicos; fue bloqueada y rechazada por distintas entidades financieras que temen ser objeto de las medidas ilegales y extraterritoriales de Washington.

Las sanciones y el bloqueo que ejerce EEUU sobre el Venezuela retiene centenares de millones de dólares que permitirían el pago y compra de medicinas y alimentos. Además, con las sanciones, el sistema financiero internacional limitó el accionar de múltiples instituciones nacionales (públicas y privadas) para ejecutar pagos a proveedores, recibir pagos, y esencialmente cumplir con obligaciones financieras como la cancelación de títulos y bonos de la deuda pública, así como acceder a fuentes de financiamientos internacionales.

Prensa: INPSASEL

Alberto Vargas