PRESIDENTE DE INPSASEL: LA SEGURIDAD SOCIAL NO ES UNA BANDERA ES UNA NORMA DEL GOBIERNO DE NICOLÁS MADURO

A propósito del 1º Congreso Nacional de la Seguridad Social, Geovanni Peña presidente del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (INPSASEL), trajo a colación que hablar de más de cuatro millones de pensionados no es poca cosa, decir que en Venezuela hay una política de unificación para favorecer al pueblo venezolano. Existen para todos los jóvenes programas educativos, de cultura, deporte, entre otros elementos de carácter social, es decir políticas recreacionales, al igual que para nuestras abuelitas y abuelitos, todo estos programas que incluyen también a la clase trabajadora, nos permiten decir que en la República Bolivariana de Venezuela las políticas de seguridad social no es una bandera, sino que es una norma y más allá de una norma es una tarea, una acción permanente del Gobierno Bolivariano para su pueblo.

Igualmente indicó Peña que “nosotros tenemos en el presidente obrero Nicolás Maduro garantizada la mayor cobertura en la seguridad social. Con nuestro presidente Maduro se está construyendo el Socialismo Bolivariano del siglo XXI en Venezuela, como alternativa al modelo salvaje del capitalismo y con ello asegurar, como lo dijo el Libertador Simón Bolívar la mayor suma de seguridad social, mayor suma de estabilidad política y la mayor suma de felicidad, para nuestro pueblo”.

Estamos propulsando la transformación del sistema económico, para la transición al Socialismo Bolivariano, trascendiendo el modelo rentista petrolero capitalista hacia el modelo económico productivo socialista, basado en el desarrollo de las fuerzas productivas. Es decir, estamos Impulsando nuevas formas de organización de la producción que pongan al servicio de la sociedad los medios de producción e impulsen la generación de tejido productivo bajo un nuevo metabolismo para la transición al socialismo.

En ese sentido, el Gobierno Constitucional que preside nuestro presidente obrero Nicolás Maduro, está insertando nuevos esquemas productivos tendentes al socialismo que irradien en su entorno relaciones de producción e intercambio complementarias y solidarias, al tiempo que constituyan tejidos productivos de sostén de un nuevo metabolismo. Estos injertos productivos tendrán políticas de asociación entre sí bajo formas de conglomerados para multiplicar su escala.

Por tanto, nuestra tarea está en propiciar la democratización de los medios de producción e impulsar nuevas formas de articulación de formas de propiedad, colocándolas al servicio de la sociedad.

Estamos generando un sistema de integración de las redes productivas, que permita articular la cadena de valor de las materias primas, diversificando la producción para la satisfacción de las necesidades sociales de la población. Porque debemos potenciar el aparato productivo nacional, actualizándolo tecnológicamente para proveer la base material articulándolo al nuevo modelo, para la construcción del socialismo.

Asimismo, seguir transformando y reorganizando de manera integral la Administración Pública, para dignificar a los servidores públicos y hacerla cada vez más útil para el pueblo. Establecer políticas de estímulo y reconocimiento a los servidores públicos y líderes populares y sociales que desarrollen el ejercicio de sus funciones en el marco de los valores que comportan la ética socialista, abordajes que estamos haciendo desde INPSASEL, subrayó Peña.

“Forjar una cultura revolucionaria de servicio público, en todos los ámbitos, fortaleciendo el criterio de que los funcionarios de la Administración Pública son ante todo servidores públicos y están allí para servir al pueblo de forma expedita y honesta”.

Finalmente, recordó el presidente de INPSASEL, Geovanni Peña, que durante el periodo que imperó durante más de cuarenta años denominado la Cuarta República lo que hoy denominamos inversión social, para ellos eran gastos, pues se ceñían a los lineamientos del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, el Banco de Desarrollo Interamericano, etc., esto es el “puntofijismo operaba bajo la lógica del capitalismo salvaje.

Y en el caso del Socialismo Bolivariano, desde la llegada del Comandante Eterno Hugo Chávez, se alejó de esos grandes opresores de la economía y la finanza, dando inició a la construcción desde la categoría de nación libre, independiente y soberana, un nuevo modelo para darle un carácter social a los recursos ordinarios y extraordinarios que la República Bolivariana produce y se comienza un nuevo método para la distribución del dinero y esa distribución categoriza a la seguridad social y los recursos, todos, son definidos como inversión, es decir, para la salud, trabajo, educación, vivienda, cultura, deporte, etc., la inversión trasciende más allá de la categorización materialista para buscar una categorización espiritual, mayor dignidad, mayor estabilidad emocional, mayor bienestar para la familia, mayor felicidad y mayor amor en la mujer y el hombre, precisó Peña.

Prensa: INPSASEL

Alberto Vargas