Presidente de INPSASEL advierte sobre el golpe de Estado

Contra el Gobierno Constitucional Revolucionario, Bolivariano y Chavista que preside el presidente obrero Nicolás Maduro, está en marcha un golpe de Estado orquestado desde Washington en alianza con la ultraderecha oligarca venezolana y los gobierno satélites del hemisferio latinoamericano, dijo el presidente del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (INPSASEL), Geovanni Peña, tras avalar la declaraciones del presidente Maduro.

En esta macabra acción criminal aparecen bien visibilizados los gobiernos de extrema derecha de Colombia, Argentina, Brasil, Perú, Panamá, Canadá, Guatemala, Paraguay, Chile, Honduras y Costa Rica.

Sobre esta conjura golpista, explicó Peña que diversos documentos revelan que la existencia de este plan sugiere un intento de desestabilizar al Estado venezolano de forma encubierta y promovida desde EEUU.

Allí está el autoproclamado quien anunció recientemente las “acciones tácticas” a realizar por sus seguidores como parte de la “Operación Libertad”, un supuesto esfuerzo de la base organizativa para derrocar al presidente constitucional Nicolás Maduro, con anuencia del Gobierno de EEUU.

El fantoche, psicópata, autoproclamado ha manifestado que está operación estará encabezada por los “Comités de Libertad y Ayuda”, que a su vez crearán “células de libertad” en todo el país, que se activarán y precederán al inicio de protestas locales a gran escala. “Como si tuviera pueblo”, puntualizó Peña.

Este plan –insistió el presidente de INPSASEL– estaría respaldado por el gobierno estadounidense, según reveló un documento publicado en febrero por la Agencia de los EEUU para el Desarrollo Internacional (Usaid), que detallaba la creación de redes de pequeños equipos, que funcionarían de una manera muy similar a la que el usurpador describe en su plan para la “Operación Libertad”.

Según el informe de la Usaid, el plan implica la creación de Equipos de Desarrollo de Expedición Rápida (RED), que se “desplegarán como equipos de dos personas y se asignarán a socios ‘no tradicionales’ de Usaid que ejecutarán una combinación de operaciones ofensivas-defensivas y de estabilidad en condiciones extremas”.

Estos socios “no tradicionales” son las Fuerzas Especiales de Estados Unidos (SF) y la CIA, que servirán como factores catalizadores, para causar estragos en la nación.

Luego, con la ascensión de Jair Bolsonaro al poder como mandatario de Brasil desde el pasado mes de enero, se ha producido un acercamiento entre esta nación y Washington, con quienes mantienen una buena relación.

De esta manera, el gobierno brasileño se ha aliado con los intereses de la derecha venezolana y ha evidenciado su respaldo al accionar intervencionista de EE.UU. Pese a negar que los equipos RED vayan a funcionar en territorio brasileño, fuentes de peso como el hijo del mandatario han mostrado su apoyo al “uso de la fuerza en Venezuela”.

También está el Frontier Design Group (FDG), que es una contratista de seguridad nacional de EEUU, que afirma que su misión es centrarse “en los problemas perversos y, a veces, superpuestos, de fragilidad, extremismo violento, terrorismo, guerra civil e insurgencia”.

FDG fue la “única contratista” empleada por Usaid para crear una “nueva doctrina de contrainsurgencia para la administración de Trump” y el fruto de ese esfuerzo es el documento del “Equipo RED” descrito anteriormente.

Alexa Courtney, fundadora de FDG y ex oficial de enlace de USAID con el Departamento de Defensa, declaró que el contenido del informe había sido “recibido muy favorablemente” por “muy altos” e “influyentes” funcionarios gubernamentales, anteriores y actuales, a quienes había entrevistado durante la creación del documento.

Fuentes cercanas a la organización son conscientes de que, dado el rechazo de los aliados de EEUU a una intervención militar en Venezuela, la opción más factible para el gobierno que encabeza Donald Trump sería el desarrollo de esta operación.

Peña haciendo alusión al adagio popular que advierte “amanecerá y veremos”, igualmente alertó sobre el plan del poder mediático que busca desarticular la psiquis del pueblo venezolano, tras rechazar las agresiones imperialistas, toda vez, que el pueblo “esta de este lado, y ello están sin pueblo”.

Prensa: INPSASEL

Alberto Vargas

http://www.inpsasel.gob.ve/index.php/galeria/