Presidente de INPSASEL tras declararse antiimperialista rechazó al criminal saboteo de la derecha fascista en alianza con el imperio estadounidense

Geovanni Peña, presidente del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (INPSASEL), reiteró que las trabajadoras y trabajadores que lidera son antiimperialistas, y del mismo modo actúa con apego a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y demás leyes del Estado Venezolano y en consecuencia bajo los lineamientos del presidente obrero Nicolás Maduro.

Peña, al solidarizarse al pueblo venezolano, denunció que el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) del país recibe ataques de virus desde EEUU e igualmente alertó sobre elementos infiltrados en el SEN, a los que el presidente Maduro calificó “topos”, que se han  introducido en la red eléctrica.

El SEN está siendo objeto de ataques terroristas criminales y constantes desde el pasado 7 de marzo con el fin de destruir al Gobierno Revolucionario que preside el Presidente Constitucional, Nicolás Maduro, a quien el pueblo le depositó su confianza, en fecha 20 de mayo de 2018, a través del voto popular, cuyo triunfo fue abrumadora al alcanzar cerca del 68% de los votos, victoria que la administración estadounidense se niegan en reconocer, así como sus gobierno satélites, sin dejar afuera la criminalidad que viene ejerciendo la delincuencia organizada que alienta el fantoche autoproclamado contra las venezolanas y venezolanos, argumentó Peña.

Del mismo modo, en consonancia con las directrices del  Gobierno, precisó el presidente de INPSASEL, Geovanni Peña, que para combatir la guerra eléctrica ejecutada en contra de la población venezolana e intensificada en los últimos días—29 y 30 de marzo—, el presidente Maduro ordenó que se pusiera en marcha los pertinentes trabajos de recuperación con científicos, ingenieros y la clase trabajadora para liberar el cerebro del SEN que fue penetrado por virus desde Estados Unidos, en concreto, agregó, desde Houston y Chicago.

Peña acusó a “la oposición golpista” de estar detrás de estos sabotajes eléctricos para “generar violencia y caos” en la Patria Bolivariana. De hecho, recordó que ya en su día cuando una vez restablecido el correcto suministro de electricidad tras los primeros ataques cibernéticos, la derecha fascista aviso del plan para desestabilizar a Venezuela, y anunció que esto se agravará hasta que Nicolás Maduro saliera de Miraflores.

Por otra parte, recalcó Peña que el presidente Maduro señaló que los ataques efectuados contra las líneas de transmisión fueron una combinación de “elementos electromagnéticos y elementos posiblemente infiltrados en el SEN”.

El militante del chavismo indicó que el Ejecutivo Nacional aprobó un plan de administración de carga para los próximos 30 días y llamó a todas las cuadrillas de paz a resguardar las calles de Venezuela.

Tras recalcar que las líneas de transmisión del servicio eléctrico sufren ataques cibernéticos, el dirigente socialista advirtió que los cuerpos de seguridad del Estado venezolano están investigando elementos de infiltración dentro del servicio eléctrico que pueden estar sirviendo de topos para dañar desde adentro, como lo refirió el presidente Maduro.

Las declaraciones del presidente de INPSASEL se producen en el marco del pronunciamiento del presidente obrero Nicolás Maduro, sobre la arremetida criminal contra el pueblo de Venezuela y luego de que el para el Poder Popular para la Información y la Comunicación, Jorge Rodríguez, culpara del apagón que se registró el sábado en toda Venezuela como del que se produjo el viernes, a dos nuevos ataques terroristas programados y sincronizados en una semana, durante la cual el país no ha podido recuperar el suministro normal de energía.

Para comparar la macabra estrategia criminal que orquesta el imperio estadounidense contra el pueblo venezolano, Peña, ejemplificó:

“Uno de los ejemplos más consistentes de la estrategia de Washington actualmente es la oscura guerra y el genocidio en Yemen donde se experimenta armas biológicas, se negocia armamento, se elimina la niñez y se somete a un pueblo al hambre, todo con el objeto de establecer un terreno fértil para el terrorismo”.

Si Venezuela sólo produjera hortalizas no tendría ningún conflicto político. Lo contrario, al tener riquezas minerales destacadas (petróleo, oro, diamantes, coltán, etc.), utilizables en la carrera nuclear incluso, se ha convertido en un punto de interés y destrucción con el fin de apoderarse de dichas riquezas. Sin embargo, todo parece indicar que la soberanía se mantendrá incólume, esto es lo que ha demostrado su pueblo Bolivariano, pese a los inmensos odios que se engendra en los medios occidentales, precisó Peña.

Finalmente recalcó que desde INPSASEL se desarrolla un plan para coadyuvar esfuerzo con el Ejecutivo Nacional acerca del plan operativo de trabajo con los mayores márgenes de seguridad e higiene laboral, tras resaltar que la felicidad y dignidad del pueblo es la causa que mueve a esta Institución.

 

Prensa: INPSASEL

Alberto Vargas