Hoy son 200 años del recordado Congreso de Angostura

Todos  los 15 de febrero de cada año, las fuerzas Bolivarianas y Revolucionarias celebramos el Congreso de Angostura, como un acto de estudio y reflexión hacia nuestros valores patrios y lucha independentista por la paz, como el respeto a la soberanía.

Cabe destacar, este congreso fue instaurado en el año 1819 en la ciudad de Santo Tomé de Angostura (hoy ciudad Bolívar), y su objetivo fue la independencia de la Patria Grande. Tan importante sigue siendo este hecho histórico en el actual siglo XXI y seguimos luchando ante el Imperialismo, al derecho a la Soberanía, y de los pueblos libres sin injerencia colonialistas, llegando a un Bicentenario de su instauración.

Este acto fue el segundo Congreso Constituyente de Venezuela, en el cual surgió una nueva Carta Magna; luego de la de 1811. En el acontecimiento el Libertador Simón Bolívar pronunció unos de su más importante discurso para la gesta de independencia concretando la conformación de una República Libre e independiente.

Por ese motivo, Bolívar expuso en 1818 ante el Consejo de Estado, la necesidad de convocar a elecciones para celebrar un Congreso Nacional que diera una salida constitucional a la inestable situación política del país donde pudo propiciar los caminos para el Congreso de Angostura.

La solución que planteaba Bolívar era darle carácter constitucional al movimiento emancipador, donde el Libertador confiaba en que al poner en marcha el Poder Legislativo, se lograría el respeto internacional, así como brindar una sensación de seguridad a quienes seguían la causa republicana.

Razón importante, llegamos al siglo XXI conmemorando, estudiando y reflexionando, el Congreso de Angostura, que aparte de  promulgar la segunda Constitución de Venezuela el 15 de agosto de 1819 (…) también aprobó, el 17 de diciembre de ese mismo año, la Ley Fundamental de la República de Colombia, o Gran Colombia, que consagra la unión de Venezuela, la Nueva Granada y Ecuador, dividiéndose el nuevo Estado en tres departamentos: Venezuela, Cundinamarca y Quito como una nación fuerte capaz de contener los intereses doctrinarios de dominación colonial europea.

En esa época, en su primera y muy significativa intervención en el Congreso de Angostura, Bolívar resaltó; la necesidad de instaurar un gobierno republicano que tuviese como principio fundamental la educación del pueblo, abogando por el respeto a la soberanía popular, la división de los poderes, la libertad civil, la abolición de la esclavitud y la instalación de un cuarto poder: el Poder Moral, sentenciando el Libertador; “Moral y Luces son nuestras primeras necesidades”.

Por ende, la importancia de este discurso; es que Bolívar reflejo la profundidad que tenía hacia el pensamiento político, trayendo al país estabilidad y sigue preexistiendo  con la Revolución Bolivariana Chavista y antiimperialista vislumbrado en el Plan de la Patria no solo en lo teórico sino en hechos tangibles, políticos, sociales, educativos, entre otros continuado por el presidente Constitucional Nicolás Maduro Moros.

Prensa Inpsasel

http://www.inpsasel.gob.ve/index.php/galeria/