Un “Por Ahora” se convirtió en un para siempre…

Hoy se conmemora los 27 años de aquel 04 de Febrero de 1992, en el que se había llevado a cabo la primera asonada dirigida por el Comandante Eterno Hugo Chávez, quien mediante un mensaje corto marcó el preámbulo de la Revolución Bolivariana con su frase “Por ahora”.

Un movimiento de la juventud militar cuyos soldados portaban brazaletes con los colores patrios, alzó su voz contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez, que se decía democrático pero que tres años antes había ordenado atentar contra los Derechos Humanos de los venezolanos durante la masacre que la historia bautizó como el “Caracazo”.

Para ese momento, el Teniente Coronel Hugo Chávez Frías, con 38 años de edad, dio la cara ante Venezuela y el mundo para asumir la responsabilidad de esa rebelión militar y expresó “Compañeros: lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad capital”. Con estas palabras el comandante eterno recibió la admiración del pueblo venezolano.

Ese día, no solo fue la estocada mortal del puntofijismo, también fue la estocada mortal al neoliberalismo salvaje que casi acaba con los pueblos de ese continente…  Durante el décimo aniversario de la rebelión cívico-militar del 4F,  manifestó que: “El cuatro de febrero detuvo en seco el plan neoliberal de entregar a Venezuela al gran capital transnacional, esa es una de las glorias de aquel día memorable”.

Esta fecha, es conmemorada en Venezuela como el día en que se dividió la historia del país, donde se produjo una conmoción política nacional que abrió la conciencia de la patria y estremeció la democracia representativa  basada en el excluyente Pacto de Punto Fijo del bipartidismo político AD-COPEI que prevaleció durante 40 años.

A partir de allí el pueblo venezolano comenzaría a despertar su conciencia ante las carencias que le produjo una “democracia representativa” que llevó a la población a sufrir los peores indicadores sociales del continente.

En la carta, que fue reseñada en la página web del Psuv, Chávez expresó: “El 4 de febrero fue un día que generó fuerzas que todavía están en expansión, el 4 de febrero no ha terminado, su espíritu insumiso debe acompañarnos cada día porque los poderes que enfrentamos desde hace más de dos décadas persisten aún en su intento de detener el curso de la historia en Venezuela, en nuestra América y en el mundo, son los poderes que amenazan con destruir a la humanidad y el planeta”.

LEALES SIEMPRE, TRAIDORES NUNCA.