Fidel Castro ícono mundial del socialismo internacional

El 13 de agosto de 1926, nació el comandante Fidel Alejandro Castro Ruz en Birán, antigua provincia cubana de Oriente. Icono revolucionario que en 1959  trajo la Guerra Fría al hemisferio occidental y desafió a Estados Unidos. Reconocido como el líder más significativo de América Latina desde las guerras de independencia de principios del siglo XIX, quien más autoridad asumió en la historia cubana desde José Martí.

Sus padres, eran Ángel Castro Argiz, (hijo de campesinos pobres de Galicia), reconocido como terrateniente y colono cañero, y Lina Ruz González, (provenía de una familia campesina de la provincia de Pinar del Río). El comandante Fidel durante su infancia, aprendió a leer y escribir en la escuela pública rural de Birán continuando su enseñanza primaria en los colegios católicos privados de La Salle y Dolores, en la ciudad de Santiago de Cuba. Los estudios de Bachillerato los inicio, en el propio Colegio de Dolores y los concluyó en el Colegio de Belén, de la Compañía de Jesús, en La Habana, donde se graduó como Bachiller en Letras en junio de 1945.

El líder invicto, egreso de la Escuela de Derecho de la Universidad de La Habana en 1950, convirtiéndose de ese modo, referencia nacional en el Partido del Pueblo Cubano Ortodoxo, dirigido por el popular político Eduardo Chibás, cuyo fallecimiento en pleno programa de radio sorprendió considerablemente al joven Fidel.

Fidel Castro: creador del primer estado socialista en América

El compañero Fidel”, como a  le gustaba  ser llamado durante su adolescencia se caracterizo por ser una persona apasionada, irreverente y amante a los deportes. Logro conmover al mundo por manifestar los discursos más largos e impresionante de los últimos tiempos siendo considerado un personaje mundial, lo que lo enfilo a ser el creador del primer estado socialista en América.

La Revolución Cubana: un modelo de sociedad humanista

Durante una década lideró la guerrilla revolucionaria para lo cual, el 1 de enero de 1959 gano la Revolución en Cuba, lo que dio paso a nuevas relaciones de producción y de ejemplos sociales, en la nación caribeña y el mundo.

La Revolución Cubana impulsada por el comandante Fidel, origino un nuevo inicio para el Mundo Occidental, exponiendo lo que puede alcanzar un país pequeño con un pueblo épico que regía su destino para edificar un modelo de sociedad humanista. Una población que expresó gran ímpetu durante la crisis de octubre, cuando el mundo estaba expuesto a presenciar una guerra nuclear entre dos potencias mundiales, la URSS y los EE.UU, fue un fiel ejemplo de estimación y respaldo entre los pueblos, “Fidel y Cuba”, “Cuba y Fidel”, inadmisible separarlos.

De igual manera, teniendo conocimiento de la catástrofe que simbolizó la caída del Este Europeo y de la URSS, Fidel se conservó ileso alzando las banderas del socialismo, la independencia y la dignidad, cuando exponían el final de la historia. Fidel en su heroica lucha social, guió a su pueblo en la memorable resistencia en los años del Período Especial, cuando la isla perdió de la noche a la mañana 85% de su comercio exterior, añadida al aumento del cruel y antisemita bloqueo comercial, económico y financiero imperial, sin tener que renunciar a sus ideales.

Fidel fue ese excelente amigo que tuvo el pueblo de Bolívar.

¡Fidel Vive, La Patria Sigue!

Prensa Inpsasel